“Si no hubiéramos erradicado la legionela, los muertos en las instalaciones públicas de Albatera estarían presentes”

Carmelo Rocamora, funcionario del Ayuntamiento de Albatera encargado de la erradicación de la legionela/ (Audio)

Carmelo Rocamora, encargado de la erradicación de la legionela en Albatera / Manuel Ricarte

Carmelo Rocamora, encargado de la erradicación de la legionela en Albatera / Manuel Ricarte

Carmelo Rocamora (Albatera, 1984) es el hombre multiusos en el Ayuntamiento de Albatera, tanto en años anteriores con el PP como ahora con el PSOE, ya sea para hacer unas fotocopias, recoger al pregonero de las fiestas municipales o ser el responsable del equipo encargado de la erradicación de la legionela

 

Pregunta. Siendo el responsable para la erradicación de la legionela, ¿cree que con una depuradora más potente se habría evitado el brote?

Respuesta. No, las depuradoras sirven para aguas residuales. Para las aguas de piscinas se necesita una potabilizadora. Primero se hace la potabilización y, una vez eliminada la materia residual, se lleva a cabo la depuración del agua.  Además, la cantidad de cloro de la piscina era tan bajo que no tenía ningún efecto para los parásitos. A esto se suman, además, las altas temperaturas, lo que facilita la aparición de la legionela.

P. Además de las altas temperaturas que hay en las duchas de la piscina municipal, ¿qué otras factores provocan la aparición de la legionela?

R. Ha habido otras muchas cosas que se han dejado desde hace mucho tiempo, como son el mantenimiento de grifos y duchas. El problema es que en los grifos se acumula precipitaciones de bicarbonato, entonces cuando se habré alguno de ellos, como la legionela vive ahí, hace que se propague con suma facilidad.

P.¿Cuánto de perjudicial es para la salud la legionela?

R. La legionela es problemática en el aire y en torres  de refrigeración, dado que eso puede afectar pulmonarmente y las vías respiratorias, pudiendo incluso provocar la muerte.

P. ¿Tan grave que puede provocar la muerte?

R. Sí, pero hay que dejar claro que en nuestro caso no había torres de refrigeración. Además para poder provocar la muerte tiene que haber una cantidad superior a 2.000 y en Albatera en ningún momento superó los 1.000, con esta cantidad los que se pueden ver afectados son las personas mayores, ya que pueden sentir fatiga, cansancio muscular y una leve diarrea.

P. ¿Qué medidas a tomado el equipo que usted dirige para la erradicación del brote?

R. Se hizo un protocolo de choque, que se debería hacer una vez al año. Es una cloración muy fuerte, y por eso se hace en periodos donde las instalaciones están cerradas. A pesar de esto y debido al mal mantenimiento, todavía quedaron tres fosas sin erradicar. Después se volvió a hacer otro doble choque contra estos tres focos para erradicarlos por completo.

P. ¿Y para que no vuelva a suceder?

R. Vamos a poner en marcha un protocolo de actuación, donde se va a controlar diariamente el agua caliente, el agua fría, depósitos, aspersores y fuentes, cosa que además nos obliga la normativa vigente.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *