“Los excesos nunca son buenos porque los niños al final están cansados o aborrecen las actividades”

Carla Garrido Giner/maestra de primaria   (AUDIO)

DSC_0345

Carla Garrido/ por: Juliana Arroyave Salazar

Carla Garrido Giner, graduada en Magisterio Primaria por la Universidad Católica de Valencia con mención en inglés, nació el 15 de octubre de 1992 y actualmente cursa un Máster en Atención a la Diversidad e Inclusión en el aula, Carla suele trabajar con niños de 6 a 12 años en colegios valencianos y en escuelas de verano. Según sus estudios y experiencia las actividades extra-escolares a temprana edad son positivas, siempre y cuando no se practiquen en exceso y se compaginen con las tareas del colegio.

Pregunta: ¿A qué edad es recomendable que los niños se dediquen a aprender idiomas y a qué edad al deporte?

Respuesta: A los idiomas desde muy pequeños porque son más receptivos y aprenden mucho más rápido, ya que absorben la información sin apenas darse cuenta. Aproximadamente con cuatro años se les debe empezar a enseñar, no con el estudio del idioma, pero sí por ejemplo viendo en inglés las series de la televisión o dibujos que les guste, hacer juegos con ellos o leerles cuentos en inglés. Se deben introducir el idioma poco a poco

En los deportes depende del interés del niño por algún deporte específico, si no es así, lo recomendable es que comience a partir de sexto de primaria que es cuando ya se puede practicar algún deporte bien.

Pregunta: Hay padres que llevan a sus hijos desde pequeños practicar diversos deportes al mismo tiempo ¿eso es bueno para su desarrollo?

Respuesta: Los excesos nunca son buenos, no puedes tener a un chiquillo un día haciendo una cosa y al otro día otra, porque al final están cansados o aborrecen las actividades. Se deben centrar en algo que les guste porque así mejoran en ello y los disfrutan más.

P: Aproximadamente ¿Cuantas actividades extra-escolares deben realizar los niños y cuánto tiempo deben dedicar a ellas?

R: Depende del tipo de actividades de las cuales estemos hablando. Se deben compaginar las extra-escolares con las tareas que tienen en el colegio, es decir, repaso de inglés, de matemáticas o incluso hacer los deberes con una profesora particular, se puede compaginar con hacer algún deporte o tener algunas aficiones. Lo importante es siempre mezclar y alternar la parte lúdica con la parte educativa.

Es recomendable que hagan deporte dos o tres días a la semana, una hora cada día. Lo ideal sería dos horas al repaso y dos horas al deporte que le guste, pero más de tres sería demasiado.

P: Si el repaso no es todos los días ¿cuánto tiempo deben estudiar en casa como refuerzo a lo aprendido en la escuela y cómo se logra tener una disciplina para ello?

R: Depende mucho de las circunstancias porque no es lo mismos que los niños estén haciendo deberes a que estén estudiando para un examen, pero en general deben dedicar lo mismo que a repaso, una hora al día ya que dos o más es demasiado tiempo. Lo importante es que se dediquen y se concentren porque hay muchos niños que en la hora de estudio comienzan a decir que tienen sed o quieren ir al baño, por lo tanto, al final pierden el tiempo para hacer los deberes. Al elegir una hora, debe ser una hora integra para estudiar. Si son pequeños se les debe acompañar pero si están mayores se debe intentar que ellos solos hagan los deberes, sin embargo si tienen exámenes es recomendable hacerles preguntas del temario.

P: En vacaciones los niños van a las escuelas de verano ¿Por qué recomienda inscribir a los niños en estas escuelas en lugar de aprovechar todo el tiempo para compartir con la familia?

R: Es importante apuntarlos a estas escuelas porque así siguen una rutina, levantarse, ir a hacer los deberes, jugar con los amigos, un horario para ir a comer. Todo esto es bueno para los niños y es muy importante que se mantenga en el verano, ya que facilita la adaptación en el momento de regresar a clase

P: ¿Qué tipo de actividades son las adecuadas para que no se saturen en esta época?

R: Depende mucho de las actividades que se propongan en cada escuela pero yo recomiendo que en las mañanas se esté una hora haciendo los deberes porque así tienen un hábito y una constancia, ya el resto de actividades son las que se planifiquen para cada día, yo por ejemplo siempre he hecho un día de talleres de manualidades, otro de cocina, coreografías de bailes y juegos tradicionales, depende de sus gustos e intereses. Lo importante es hacer cosas que les motive y les apetezca, así como abarcar todos los campos, salir al aire libre, ir a natación, trabajar todo de distintas maneras.

P: ¿Cómo hacer para que exista una disciplina en esta época del año y que los niños obedezcan y cumplan?

R: El objetivo es que los niños disfruten y para conseguir eso, hay que partir de sus motivaciones y de sus gustos, nosotros lo que hacemos por ejemplo es que si vamos a hacer un taller de cocina, les preguntamos qué quieren cocinar, así en el momento de realizar las tareas siempre van a tener más interés. Lo mismo hacemos con las canciones y el resto de actividades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *