El juego limpio, la clave para la final

IMG-20151214-WA0008

Los equipos de la IV edición de la Fair Play Cup preparados para un “juego limpio”/ Ana Ramos

La Ciudad Deportiva de Elche se llena poco a poco. Ya era hora de que llegara el viernes. Con el pase de prensa colgado en el cuello, entro al estadio José Díez Iborra y voy preparando la cámara para grabar. En media hora comienza la IV edición de la Play Fair Cup, el torneo mundial de fútbol que se realiza en la ciudad de las palmeras. Un torneo que dura 3 días y que participan niños comprendidos entre 8 y 12 años que llegan de todos los lugares de España, incluso de Corea y Portugal. Pequeños jugadores de fútbol de las categorías Benjamin y Alevín con la misma ilusión, llegar a la final. Pero esta vez de una forma diferente donde “el juego limpio” es la clave fundamental.

“En 5 minutos empezamos, preparar todo para grabar”, escucho que dice Andrés Orts, el organizador del evento. La cámara se queda pequeña entre la multitud de personas que llenan las gradas del campo de fútbol. Miro a la gente recordando que el año pasado era yo la que estaba sentada entre el público esperando a que salieran todos los equipos y ahora estoy dentro del campo. Se encienden las luces y empieza a sonar la música. Los equipos Alevines y Benjamines comienzan a salir en fila. Barça, Sevilla, Benfica, Juventus, Elche, Atlético de Madrid, Valencia, Hércules, etc., todos se colocan bajo la grada, acalorados por los aplausos de un público lleno de sentimiento. Me acerco a cada uno de los niños, grabando cada gesto y mirada. El periodista ilicitano Cristian Egea comienza el discurso de la gala inaugural explicando los valores del fútbol y se da por iniciado los 3 días de torneo donde respetar al adversario es el principal objetivo.

Miro el reloj, son las 7 de la mañana. Es sábado, 5 de diciembre y queda mucho fin de semana por delante. Hoy empieza el torneo de fútbol, hay que preparar todo el material. Ya he montado el trípode y he conectado el micrófono, solo falta la cámara. Salen los jugadores al Díez Iborra, el arbitro pita y comienza el primer partido: Hércules contra Benfica. Todos los niños tienen la esperanza de que ganaran pero saben que solamente los dos mejores equipos llegaran a la final. Sigo con la cámara a cada pequeño jugador que lleva el balón. Están demostrando que jugar limpio, sin patadas ni insultos se puede conseguir. Se escuchan los aplausos del público. Primer gol del Benfica. Observó como corren todos a abrazarse. Todavía queda mucho partido, pero la primera parte ha acabado. La primera media hora del partido ha transcurrido sin ninguna falta ni incidencia, cada equipo habla con su entrenador formando un corrillo. El arbitro vuelve a pitar. Comienza la segunda parte. Observó como un jugador del Hércules quiere hacerse de notar, es el número cinco, Carlos Martínez. Se adelanta hacía la portería y chuta el balón, pero falla. Acaba de perder la oportunidad de empatar. Le sigo con la cámara. El entrenador comienza a gritarle y pide un cambio, Carlos se sienta en el banquillo y bebe agua con las lágrimas en los ojos. Comienza a llorar. Sigue el partido, otra oportunidad para el Hércules. El número tres lleva el balón y marca gol. Empate. El arbitro pita el final del partido. No recojo la cámara, todavía quedan más partidos que grabar.

La principal característica de este torneo de fútbol es el juego limpio donde equipos nacionales e internacionales lo demuestran en cada partido.

IMG-20151214-WA0007

A la hora de la comida, todos los equipos han comido juntos demostrando el compañerismo / Ana Ramos

Ya ha oscurecido. El primer día ha sido duro para todos aquellos equipos que han perdido. El más destacado ha sido el del Barcelona, tanto en la categoría Alevín como en la de Benjamín. Todos han demostrado que a pesar de las derrotas o victorias, la amistad y la convivencia es lo más importante y han comido juntos después de la jornada. Ahora tienen que dormir y reponer fuerzas para mañana.

Amanece. Vuelvo a entrar al Díez Iborra, pero esta vez colocó la cámara arriba de las gradas. Durante toda la mañana diferentes equipos van jugando los partidos. El Céltic, Sevilla, Korea, Hércules o Benidorm son algunos de los que han sido descalificados en este segundo día. “Vamos a repetir seguro, aunque hayamos perdido, nos lo hemos pasado muy bien”, se escucha decir a los jugadores del Sevilla Benjamín. Con lágrimas en los ojos pero a la vez felices de haber disfrutado de este torneo, varios equipos eliminados recogen sus mochilas y se van metiendo en el bus para regresar a sus ciudades.

Dos días llenos de deporte, de amistad y sobre todo de aprendizaje. “Lo importante es participar, ganar es lo de menos aunque nos esforcemos para ello”, explican los jugadores del Celtic Elche C.F tras ser eliminados en los cuartos de finales. Ya se han jugado todos los partidos, Barcelona y Atlético de Madrid de la categoría Benjamín; y Elche y Barcelona en la categoría Alevín son los que disputaran la final en el Estadio Martínez Valero.

“Lo importante es participar, ganar es lo de menos aunque nos esforcemos para ello”, afirman los jugadores del Alevín Céltic Elche C.F

IMG-20151206-WA0024

Los jugadores del Celtic C.F. ilusionados por haber llegado a los cuartos de final / A. Alberola

Ahora sí que es el último día del torneo. A los niños se les ve un poco cansados pero con fuerza para esta gran final. El estadio comienza a llenarse de aficionados, familias y algunos equipos eliminados del torneo. Ha llegado el momento, los partidos empiezan. Y el ganador de la final es el Barcelona por partida doble, tanto en Benjamín como en Alevín. En esta edición ha habido muy buen nivel de fútbol, entre ellos, cabe destacar al Elche C.F. que en todo momento ha plasmado la gran deportividad, dejando en muy buen lugar a la ciudad. Pero como en todo juego, hay un ganador y el Barcelona ha sido quien con el doblete finaliza esta edición de la Fair Play Cup.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *