“La intolerancia al sufrimiento es donde encuentran caldo de cultivo los mensajes de las dietas milagro”

Realizado por Alejandro Águeda, Naiara tomás Hernández y Lorena Granero

El psicólogo clínico Alberto Moragriega considera que la sociedad actual está desacostumbrada a convivir con inseguridades y acude a las dietas milagro para deshacerse de sus complejos

Alberto Moragriega, psicológo clínico

Alberto Moragriega, psicológo clínico 

Adelgazar excesivamente y en un corto período de tiempo es lo que promete toda dieta milagro. Seguir este régimen alimentario perjudica la salud, pero las causas que arrastran a determinados sujetos a seguir estos hábitos dietéticos se hallan en la mente. Alberto Moragriega, director del Centro de Rehabilitación en Orihuela desde 1998 y psicoterapeuta en un centro de psicología clínica en Elche, otorga una explicación sobre por qué la gente recurre a estas dietas dañinas.

Los anuncios sobre dietas milagro garantizan que el individuo adelgace muy rápido y con poco esfuerzo.

¿Cómo puede influir psicológicamente el seguimiento de una dieta milagro en que la persona termine por desarrollar un trastorno como la anorexia o la bulimia?

 

Yo creo que la anorexia y la bulimia se van a desarrollar más debido a otros rasgos de personalidad. No es que haya una predisposición como tal para desarrollar ese tipo de problemas, pero sí existen unos rasgos de personalidad comunes.

 

¿Rasgos como la inseguridad podrían ser los más frecuentes en las personas que siguen estas dietas?

El riesgo de iniciar algunos trastornos suele ser mayor en las personas inseguras. Las personas que sienten carencias o baja autoestima en otras facetas de su vida, como en la faceta intelectual, se comparan con otras personas y, al no poder alcanzar esas exigencias que ellos quieren cumplir, quieren compensarlo consiguiendo la perfección a nivel físico.

 

¿Podrían recurrir a las dietas milagro como método de desesperación?

Podría ser. En definitiva, yo creo que lo de las dietas milagro tiene una clara explicación. En la sociedad actual nos transmiten, mediante la publicidad e incluso dentro de la psicología con libros de autoayuda, que si te sientes mal es porque quieres. Nos están vendiendo el concepto de que el pasarlo mal, tener inseguridades, tener que convivir con dificultades personales o con un mal físico no es posible. Esto provoca que algunas personas piensen que no tienen que tolerar  ningún tipo de inseguridad, que no es lo normal y que tienen que cambiarse. La intolerancia al sufrimiento consustancial de la vida es donde encuentran el caldo de cultivo todo este tipo de mensajes de las dietas milagro, donde la gente quiere resultados rápidos.

 

De hecho, el método principal para conseguir adeptos a las dietas milagro es la persuasión. ¿La desinformación sobre una correcta alimentación fomenta que el individuo sea persuadido en estos casos?

Por supuesto. Sobre todo si los mensajes son por parte de determinados medios de comunicación o de personajes reconocidos. Esto hace que la gente dé más credibilidad a determinada información. Objetivamente, la desinformación sí que puede favorecer que la gente se crea que pueden funcionar determinadas pautas alimentarias que son perjudiciales.

 

Si alguien detecta que su familiar está perjudicando su salud mediante una dieta milagro, ¿cuál cree que sería la manera más eficaz de convencerle de que la deje?

Obtener información objetiva e intentar comprometerse con esa persona. Por supuesto debería acudir a un nutricionista para que le ayude. No obstante, si la persona cree ciegamente en que esa dieta va a funcionar, al final cada uno toma sus propias decisiones…

 

¿Recomendaría también la ayuda de un psicológo?

Si esa dieta afecta su salud, condiciona su comportamiento y la persona está obsesionada con dicha dieta, sí sería recomendable.

 

¿Piensa que esa persona podría recuperar la confianza en una dieta que sí sea saludable?

Si una persona corrige esos malos hábitos y comienza a apreciar su salud alimentaria, yo creo que podrá recuperarla.

Audio de la fuente

Artículo de opinión del absentismo escolar

Un clima escolar inadaptado 

¿Está el sistema bien adaptado para todos los alumnos? ¿Los centros escolares hacen lo suficiente para frenar el absentismo?, estas son algunas de las preguntas que cualquier persona involucrada en el sistema educativo debería hacerse y  sobre todo saber responder.

El absentismo escolar es un problema de enormes dimensiones que afecta tanto a nivel de aprendizaje como social. Aquellos alumnos que por las causas que sean desaparecen del sistema educativo además de no tener los conocimientos óptimos para avanzar en un futuro laboral, aumentan las posibilidades de que acaben en situaciones marginales o con problemas de delincuencia. El sistema está planteado para aquellos estudiantes que no muestren dificultades de ningún tipo: económicos, familiares, psicológicos, sociales o de entendimiento. Pero ¿y el resto? La realidad no está exenta de problemas y de nada sirve enfocar los centros solo hacia aquellos que quieran aprender sin responsabilizarse en absoluto de los que no tienen las mismas facilidades que la mayoría.

Es imprescindible que se conozcan los problemas de los alumnos sin dar por hecho que por tener ciertas dificultades no merece la pena prestarles una atención que ellos reclaman de todas las formas posibles (aunque a veces no sean las adecuadas). Que los centros se impliquen en su totalidad y que se ofrezcan respuestas educativas que a día de hoy son insuficientes, debería ser una de sus prioridades a corto plazo.

Si en el mejor de los casos estos problemas se solucionaran todavía quedaría la gran asignatura pendiente: la prioridad educativa en el seno familiar. En muchas ocasiones para los padres el aprendizaje no es el punto de partida en la vida de sus hijos y eso hay que cambiarlo en el 100% de los casos. De nada sirve que se modifique el sistema educativo si la unidad familiar es incapaz de motivar a los menores que la forman y de saber guiarles por el camino adecuado, a pesar de tener ciertas dificultades.

Mientras continúe existiendo un sistema educativo ineficiente como el actual y una excesiva cantidad de padres poco preocupados por el futuro de sus hijos, habrá cientos de niños que  dejarán sus estudios a medias y  sus sueños por el camino sin ser conscientes de que es su futuro lo que está en juego.

“Cualquier persona con mascota tiene más tacto con ella que un encargado de McDonald’s con su empleado”

Una de las empresas multinacionales que factura casi 8 millones de euros al mes ha permitido que en diferentes puntos de España, los dueños y franquiciadores de los locales propongan sus propias leyes de contratación y salario. Elche es una de las ciudades donde McDonald’s ha permitido que los tres restaurantes de la localidad pasen de franquicia a compañía. Alfredo Canales (Elche), quien ha trabajado en el gigante de la comida rápida durante 7 años, opina que la situación de los empleados se agravará aún más con las futuras condiciones de trabajo.

Pregunta: ¿El trato a los empleados es humano y correcto?

Respuesta: En mi opinión ni siquiera se le podría llamar trato. Cualquier persona que tenga una mascota tiene más tacto con ella que un encargado con su empleado. La consideración hacia los de abajo era mucho más que lamentable. Desde que entrábamos hasta que salíamos nos hablaban fatal, como si su objetivo principal fuese hundirnos. Si se daba el caso de que ya lo habían conseguido, te humillaban. Recuerdo que a menudo, cuando le pedía algo a una compañera como por ejemplo que me pasara las servilletas, automáticamente el encargado levantaba la voz y decía: “Alfredo, ¿ya estás ligando?”, y a continuación me echaba la bronca sin importar quien estuviese delante.

P: ¿Cree que el paso de franquicia a compañía, supondrá un cambio radical entre los empleados?

R: Si antes era así de duro, el nuevo convenio de la franquicia ya sobrepasa lo infrahumano. Un ejemplo está en el nuevo horario. Los responsables de este McDonald’s quieren que se trabaje dos horas con un intervalo de cinco entre ellas, con lo cual una persona iría a abrir, se volvería a casa y regresaría a McDonald’s para cerrar. Todo por 10 euros, restando la gasolina y el tiempo que empleas en hacer los viajes. Creo que cualquier persona entiende que el trabajador sale perdiendo.

P: ¿Qué tipo de condiciones escritas en su contrato eran las más chocantes?

R: En general casi todas. No había ninguna que fuese del todo adecuada. Eran condiciones de esclavitud absoluta, estábamos explotados. Entre nosotros siempre decíamos y seguimos diciendo, que parecía que fuésemos Kunta Kinte; el personaje de la novela Raíces de Alex Haley en la que fue llevado a Estados Unidos como esclavo y las pasó muy canutas. Como él, aunque no tan exagerado evidentemente, nosotros no podíamos casi comer; ya que al obligarnos a fichar antes de prepararnos la comida, todo el tiempo se nos iba en cocinar o hacer cola para calentarnos el tupper.

P: ¿Recuerda alguna situación laboral especialmente denigrante?

R: Son tantas que no sabría por dónde empezar. Nunca olvidaré cuando un encargado de área que me comentó que por orden de un primer asistente, de vez en cuando a los trabajadores había que tratarlos como perros. Literalmente. Había que hacerles currar y callar, nada de sonreír durante el trabajo salvo a los clientes.

P: ¿Es cierto que hubo un gerente que despidió de golpe a todos los extranjeros y homosexuales?

R: Cierto es poco. Y lo peor es que para que no se notara tanto, lo hizo gradualmente para así poder justificar que no era ni por su país de origen ni por su orientación sexual. En cuestión de tres o cuatro meses ya casi no quedaban ni homosexuales ni latinoamericanos. Y lo peor es que no sabemos por qué no se quejaron. También se ha despedido a varios compañeros porque entre ellos existía una relación sentimental. Como en el caso anterior, lo disfrazaban con un periodo de dos meses más o menos, entre un despido y otro.

P: ¿Su despido fue de forma correcta y atendiendo a la Ley?

R: No exactamente. En mi caso, el gerente se acercó y me comentó: “Como no tengo ni idea de cómo trabajas, no te puedo valorar, pero por órdenes de arriba tengo que tomar la decisión de despedirte. Así que firma estos papeles”. Me pidieron que firmase sin leer todos los documentos, y me presionaron para que lo hiciese. No fui el único en esta situación, ya que algunos de mis compañeros también fueron “obligados” a firmar la baja voluntaria. Con ellos lo consiguieron porque la presión les pudo, pero yo estaba tan harto de todos los responsables de McDonald’s Elche que les dije que antes hablaría con un abogado y leería los papeles.

P: ¿Volvería a trabajar allí aunque fuese por extrema necesidad?

R: Bajo ningún concepto. No solo no recomiendo a nadie que lo haga, sino que tampoco aconsejo ir allí a comer. Si el trato a las personas era como a “perros”, imagínate como es el trato a los animales de los que producen la carne… Y no solo eso, sino que desde el primer momento, la forma en la que vi como se elaboraban en McDonald’s los productos me quitaron las ganas de golpe.

Entrevista completa

“Nadie se descarga las apps de citas sin la finalidad de tener contacto sexual”

Sus áreas de interés son Sociología Económica, Sociología del Trabajo, Gestión del Conocimiento, Desarrollo económico local, Sociología de las instituciones, Sociología del Mar y las redes sociales. Rodrigo Figueroa es licenciado en sociología (Universidad de Chile, 1998) y docente en la Universidad de Alicante.  Momentos antes su última clase del cuatrimestre, el profesor de Técnicas Cualitativas aclara la situación del mundo de de las apps de citas

¿Cree que el uso de las aplicaciones de citas está configurando nuevos tipos de relaciones interpersonales?

Estas redes sociales lo que ofrecen es básicamente una nueva forma de acceder a otros iguales, potenciales parejas.  Pero no, no configuran nuevos tipos de parejas

¿Se están perdiendo costumbres o simplemente están mutando?

Están mutando. Aparecen nuevas formas de conseguir pareja, en este caso a través del modo online. Piensa por ejemplo en el caso del comercio, cuando tú quieres comprar algo. Tradicionalmente se ha ido a un espacio  físico, una tienda, ahora puedes hacer compras online porque existe éste mercado. Pues aquí pasa igual, la tecnología te permite poder hacer uso de espacios virtuales compartidos en los cuales puedes conseguir pareja.

¿El cambio a la hora de conocer a una persona altera de algún modo la sociedad?

A priori, lo que supone artificial es la hora de conocer o contactar con alguien porque se utiliza un medio virtual pero, al fin y al cabo, lo que hace querer contactar con alguien es un atractivo físico. Es decir, el estímulo es el mismo que se produce en el mundo real

Según una de las premisas de los psicólogos Scolt y Powers: “La comunicación no es solo una necesidad humana sino el medio de satisfacer a otras muchas” ¿Considera que las relaciones que se están estableciendo mediante las apps de citas son otra forma de comunicación necesaria?

Necesaria no, alternativa sí. Depende de para qué determinado tipo de perfiles puede que sea necesaria e incluso exclusiva pero, para la mayor parte de la población, es una forma alternativa de poder conocer a gente.

¿Cuál es el motivo de la superficialidad y las falsas identidades?

Hay que tener en cuenta que estas redes sociales virtuales dedicadas a  los contactos te dan la posibilidad de contactar con un número determinado de potenciales parejas que tienen unas características determinadas con unos gustos determinados y que te permiten cierta “privacidad” y “confidencialidad”. Esto hace que la posibilidad  de establecer contactos se multiplique. Bajo esta premisa cabe la posibilidad de que existan ciertas personalidades que exploten esta ventaja.

Según los datos de Google Trends el término apps para ligar” comenzó a buscarse en 2013. Sin embargo,  la búsqueda apps de sexo”  se inició en 2010 y con más del doble de visitas en el gran buscador. ¿Cree que existe una relación directa entre las personas que descargan las aplicaciones y la búsqueda del sexo?

Evidentemente, el que descarga estas aplicaciones es porque tiene necesidad de establecer contacto sexual. Nadie se descarga este tipo de apps con otra finalidad que no sea la de intentar este contacto.

Ashley Madison es una aplicación para personas que ya tienen pareja, ¿qué explicación tiene la existencia de una aplicación solo para ser infiel?

Esto es como la prostitución, ¿qué función cumple la prostitución? Pues la de ofrecer sexo a individuos que no están satisfechos o que tienen necesidad de  tener esa experiencia. Aquí ocurre lo mismo solo que el intercambio se produce entre iguales. Existe una necesidad compartida de mantener contacto sexual independientemente de cuál sea el status de ese individuo.

¿Por qué las descargas de estas apps va en aumento, es más sencillo y rápido o las personas tenemos menos habilidades sociales?

Una cosa no quita la otra. Es muy sencillo desde tu casa poder acceder a un listado de “potenciales parejas” que tienen gustos parecidos al tuyo, viven cerca de ti y tienen unas características sociodemográficas similares a las tuyas. Esto es así, no es que sea más fácil ni más difícil, aquí lo que mueve la búsqueda es la necesidad de establecer contacto, para ello se utilizará tanto los recursos online como los offline.

Ya para finalizar, teniendo en cuenta que con un par de clicks puedes encontrar a una persona que comparta gustos, ¿por qué el método tradicional o tendría que desaparecer?

Porque el hombre necesita  comunicarse y contactar, y va a utilizar todo lo que tenga a su disposición. Es la razón de ser de la humanidad: nacer, crecer y reproducirnos.

“Las aplicaciones de este tipo han venido para quedarse”

Miles de jóvenes las emplean con total normalidad a diario, las conocidas aplicaciones para ligar vienen utilizándose desde hace un par de años. Pero es ahora cuando están recibiendo un importante flujo de usuarios. Marina Salar responde a una serie de preguntas sobre estas aplicaciones y su funcionamiento.

-Pregunta: ¿Qué motiva al usuario a utilizar este tipo de aplicaciones?

Respuesta: Bueno, la motivación para emplear este tipo de aplicaciones va  hacia la satisfacción de unas necesidades básicas que no han cambiado, ni van a cambiar. Y estas necesidades son el amor, la compañía, la existencia de relaciones, la necesidad de intimidad. Las aplicaciones se van a convertir en este sentido en un medio para conseguir estos elementos a través de canales altamente accesibles. Además, otro elemento que juega un papel importante es que nos permiten encontrar a personas que comparten nuestros mismos gustos o ideales, así que, se plantea una búsqueda por afinidad más que por contactos en común por ejemplo.

 

-¿A qué se debe el éxito de estas aplicaciones?

Bueno, principalmente, a que actúan como facilitadores sociales, eliminando las barreras de la timidez y minimizando así el impacto que pudiera generar el rechazo de la otra persona. Hay un aspecto muy relevante que es la geolocalización porque esto nos permite encontrar a personas similares cerca de donde nos encontramos. Esto supone una mejora respecto de los tradicionales sistemas de chat o páginas de contactos. Además, creo que hay un elemento que juega un papel muy relevante, y es que estas aplicaciones tienen un funcionamiento que se corresponde en gran medida con nuestro sistema de vida actual, sobre todo con el de los jóvenes, que parece ser el público que las emplea con mayor asiduidad. Y bueno, ¿cómo es nuestro sistema de vida actual? Es rápido, es inmediato y es virtual, entonces las aplicaciones recogen estos elementos. Hay un último aspecto también muy interesante de análisis y es la facilidad de uso que tienen, cualquiera que se haya introducido en una de estas aplicaciones habrá podido comprobar que son muy muy intuitivas, que cualquiera puede utilizarlas, y creo que todos estos elementos en su conjunto van a estar explicando el éxito de estas aplicaciones.

 -¿Tiene algún tipo de relación el empleo de estas aplicaciones con la orientación sexual?

Es un hecho que las personas del colectivo LGTB habitualmente tienen mayores dificultades para conocer a personas de su misma orientación sexual en los círculos habituales de amigos, trabajo o estudios. En este sentido, el aspecto que previamente comentaba de la geolocalización ha supuesto un tremendo avance para este colectivo dentro de estas aplicaciones. Estas aplicaciones además ofrecen, a mi juicio, un ambiente con un nivel mucho menor de prejuicios y a la vez con mayores posibilidades de desinhibición, en el sentido de libertad para la expresión y de mostrarse uno como es. Además, hay otro aspecto, y es que ofrece posibilidades para aquellos miembros de este colectivo que quizá no se sienten identificados con el llamado ambiente, y que no son partidarios de buscar en él los contactos. Algunos apuntan también a que los homosexuales, representan un colectivo que se adapta a todo lo que es novedoso con mayor facilidad.

 -¿La existencia de estas aplicaciones motiva las infidelidades?

Personalmente no creo que las motive, diría más bien que estas aplicaciones lo que van a hacer es simplemente ofrecer un canal para que se comentan infidelidades con mucha mayor facilidad. Es decir, no van a  generar la voluntad de una persona de ser infiel a su pareja, sino que van a permitir que esta necesidad (volviendo al inicio), se materialice con mucha mayor facilidad.

En su opinión, ¿estas aplicaciones frivolizan las relaciones sexuales?

En cierto modo podríamos pensar que si, en tanto que favorecen la aparición de encuentros impersonales, ciertamente fríos, de relaciones sin continuidad. Sin embargo, en mi opinión es un tema muy complejo porque van a entrar en juego aspectos morales, de valores, ya que depende en gran medida de la concepción que cada persona tenga de un encuentro sexual.

¿Cree que la existencia de estas aplicaciones merma la importancia de los encuentros cara a cara? 

Bueno, creo que este tipo de aplicaciones solo suponen un problema, o una merma, de otro tipo de encuentros en tanto en cuanto no se emplean de un modo adecuado, pueden ser utilizadas para lograr ese primer contacto con otra persona, pero si no somos capaces de trasladar esa incipiente relación, en el caso de que sea una relación lo que buscamos, del marco virtual al que podemos denominar real se pueden generar una serie de conflictos, como por ejemplo la proyección idealizada de la persona que conocemos a través de la aplicación. Y estos conflictos a la larga pueden suponer un hándicap respecto a los encuentros cara a cara.

 -¿Qué aspectos positivos tienen estas aplicaciones?

Se fomenta claramente las relaciones sociales y así la interactuación entre usuarios, sobre todo aquellos que presentan mayores niveles de introversión. En este sentido, considero que las personas tímidas se ven muy beneficiadas de la existencia de estas aplicaciones. Y otro colectivo, que ya hemos mencionado antes y que emplea su uso es el LGTB. Y como aspecto positivo aquí todo lo que he mencionado, que facilita y permite, en definitiva, los encuentros de personas de este colectivo.

-¿Qué aspectos negativos?

Bueno, podríamos decir que frivolizan las relaciones en tanto que al no tener a la persona con la que hablamos a la que conocemos cara a cara, se pierde en cierto modo mucha, o gran parte, del componente emocional de la relación, del encuentro. Además, hay un problema que se puede dar, y que de hecho se da, y es el de la creación de expectativas no correspondidas, porque existe una tendencia y no es forzada o premeditada, a veces involuntaria, a la proyección de un Yo ideal cuando se conoce a alguien a través de este tipo de aplicaciones, generándose así ciertas expectativas en la persona que conocemos que puede que, cuando se traduzcan al entorno real, no se vean correspondidas.

¿Generan dependencia este tipo de aplicaciones?

Pues sí, pueden llegar a hacerlo. Y ¿por qué? Porque son fáciles de usar, en primer lugar, porque el intercambio de mensajes es rápido, es constante. Se generan además sensaciones de deseo, de atracción. Y bueno, todas estas sensaciones, ayudan a sentirse deseado, siempre queremos más. Tenemos muchas ganas de vivir experiencias nuevas, de no parar nunca. Se podría realizar cierto paralelismo, salvando mucho las distancias por supuesto, con el consumo de drogas. Y además hay otro aspecto, y es que puede que la persona se sienta muy cómoda, tan cómoda que no quiera salir de ahí, que no quiera dar ese paso del que hablábamos, de actuar en el mundo real. Que se quede en esa realidad virtual.

¿Cree que tienen utilidad estas aplicaciones?

-Creo que estas aplicaciones al final son como la mayoría de las cosas. Útiles en tanto en cuanto se utilicen de la forma adecuada, conociendo sus riesgos y limitando su empleo, para no caer en situaciones de aislamiento o de dependencia exclusiva de las mismas para relacionarnos. Son útiles porque fomentan las relaciones entre sus usuarios, los contactos entre personas que de otro modo puede que no se hubieran conocido nunca. Posibilitan que las personas se conozcan, eliminando la posibilidad, bueno eliminando o minimizando, la posibilidad del rechazo cara a cara. Pero me reitero, creo que pueden muy interesantes si hacemos un análisis crítico de las mismas antes de lanzarnos a emplearlas.

-¿Cree que el auge que han tenido estas aplicaciones es una moda pasajera?

Creo que no. Si lo pensamos bien, este tipo de aplicaciones, vuelvo a la misma idea de antes, responden a características de nuestra sociedad. Rápida, cambiante, con necesidad de nuevas emociones, sensaciones. Ciertamente impersonal. Me atrevería a decir que con dificultades para asumir sacrificios. Entonces, el diseño de estas aplicaciones, el funcionamiento, recoge todos estos elementos. Así que diría que las apps, las aplicaciones de este tipo, han venido para quedarse.

La esperada desaparición del Hellín Deportivo (Artículo de opinión)

Los principales motivos por los que el Baku Hellín ha desaparecido es algo que no está muy claro. Tras haber entrevistado a distintos perfiles de ciudadanos de Hellín, nos hemos dado cuenta de que uno de los problemas más significativos que ha tenido el equipo ha sido la falta de apoyo por parte de la afición. Sin embargo, los jugadores y el público opinan que la principal culpable de que el Hellín Deportivo haya tenido que desaparecer ha sido la directiva por no hacer frente a los impagos.

Bajo nuestro criterio, los problemas aparecieron cuando los empresarios azerbaianos se mostraron interesados en la compra del equipo. La administración confió en que se estaba pactando un trato que resultaría beneficioso para el Hellín, pero finalmente se trató de una estafa que ha provocado su desaparición. Creemos que si el equipo hubiese tenido un mayor apoyo por parte de la ciudad quizás no se habrían visto “obligados” en cierto modo a aceptar la oferta de los azerbaianos.

Otro problema importante que observamos es que el Hellín se encuentre en conflicto con el Ayuntamiento, ya que esto provocó que no recibiera ayudas económicas que le ayudasen a afrontar las deudas. Además, el hecho de fichar por jugadores de fuera en lugar de por los propios de la cantera, ha hecho que el equipo se gane muchos enemigos.

La forma en la que el equipo hará frente a las deudas es una incógnita, pero lo que está claro es que por el momento no dispone de presupuesto para poder mantenerse en la competición y le costará mucho volver a posicionarse donde se encontraba anteriormente.

Lara Catalán y Marta del Pueblo

La serendipia del amor

Los piscólogos aseguran que el rechazo, las decepciones o las carencias físicas o emocionales son los motivos por los que buscamos relaciones sentimentales a través de internet. Esperamos encontrar a la persona idílica en envoltorio de un 1,80 metros de altura, buena complexión física y rellena de cariño, buen humor y sinceridad. Cada clic nos adentra más en esa sensación de enamoramiento virtual. Sin darnos cuenta, caemos en la red.

En las relaciones por internet pasamos el tiempo esperando momentos que nos corten la respiración. Esperamos esos instantes, nos arriesgamos a no encontrar lo que esperábamos o a no ser lo esperado. Olvidamos los encuentros involuntarios en el metro o en el ascensor, un café con un buen amigo que acaba en un “mañana te llamo”, una noche de baile en la que acabas con un loco pero divertido número de teléfono. No damos lugar a la serendipia.

Aditi Paul, científico de la Universidad Estatal de Míchigan, ha observado que sólo el 32% de las parejas que se forman por internet desembocan en familia frente al 67% que surgen de forma tradicional. ¿Tanto nos aterra el mundo real? ¿Tanto nos despreciamos a nosotros mismos que no somos capaces de hacer frente a quiénes somos y a cómo somos? ¿Hemos pasado de la casualidad para buscar el amor de manera artificial? Roald Dahl dijo: “El que no cree en la magia nunca la encontrará.”

ELENA GALÁN, DESIREÉ MOYA, SARA GONZÁLEZ

 

 

La cultura del ruido

Fuente: ambientevina.wordpress.com

Fuente: ambientevina.wordpress.com

¿Es compatible el ocio con el descanso? Este es un interrogante que muchas ciudades del mundo aún no han podido responder. Según indican los expertos, cualquier exposición a un sonido por encima de ochenta decibelios es peligrosa para el oído. Una cifra que a priori parece difícil registrar pero que no lo es tanto si tenemos en cuenta que en una charla normal emitimos alrededor de cuarenta decibelios. Y todos sabemos en qué tono hablamos los españoles. El ser humano puede deshacerse con relativa facilidad de estímulos sensoriales desagradables, pero ante el problema del ruido es imposible ya que tiene efectos fisiológicos como psicológicos y que persisten en el momento de conciliar el sueño.

En España se ha ido extendiendo un principio donde la tolerancia al ruido prevalece sobre el ¿derecho? al descanso debido a que el sector del ocio es un gran foco de beneficios que conviene mantener. De este modo, estamos hablando de un problema de raíz cultural y que se potencia por la permisividad de los políticos, que no son capaces de tomar una medida que satisfaga a ambas partes. La contaminación acústica está regulada a nivel nacional, regional e incluso local. Pero la ley no puede normativizar nuestros hábitos y costumbres culturales. En Suiza, por ejemplo, cuentan que una persona no se puede duchar después de las 23.00 horas debido a que podría interferir en el sueño de su vecino. Mito o no, lo cierto es que en Suiza y en otros países del norte europeo el concepto de ruido es diferente. En nuestro país, el exceso de decibelios es un grave problema que los políticos intentan ‘silenciar’ pero que toda la sociedad grita.

 

Aranza Molina y Alberto López.

“Italia, Rusia e Israel han sufrido un desplome en cuanto a la adquisición de juguetes”

Carlos Bartual/Daniel Rodríguez/Julián Cardenas

Muchas personas creen que el mercado de los juguetes es estacional y que solo se produce y fabrica en los meses próximos a la Navidad, pero la realidad es otra. Patricia Berbegal, (Ibi, 1975), responsable de calidad de Injusa, considera fundamental la exportación de juguetes al extranjero, lo que hace que se fabrique juguetes durante todo el año,  ya que no solo “juegan” con el mercado nacional, y la cultura de algunos países europeos y de Ámerica de regalar juguetes durante todo el año hace que Injusa tenga la maquinaria siempre en marcha. Francia e Inglaterra son los destinos que más solicitan los juguetes que se producen en esta fábrica.

Berbegal cree que la crisis española obliga a los consumidores a comprar a última hora

Berbegal cree que la crisis española obliga a los consumidores a comprar a última hora

Audio

P: Respecto al procedimiento de calidad que pasan los juguetes, ¿que tipo de proceso de calidad se utiliza en Injusa?

R: En cada parte del proceso, desde el inicio de la fabricación de las piezas plásticas hasta las metálicas, hay unas comprobaciones en las que lo que hacemos es intentar encontrar si hay alguna desviación desde el primer momento y no encontrarlo al final del proceso. En los distintos subprocesos que hay, tenemos distintas comprobaciones. Al final del montaje hay una persona que se encarga de ensamblar todo el artículo y comprobar que el artículo final se encuentre en perfectas condiciones.

P: ¿Qué hace el resto del año una empresa de juguetes? ¿Sigue un proceso constante o tiene altibajos?

R: Realmente nuestro pico es en los meses de Navidad, pero eso también depende de los mercados. El español es muy de Navidad, pero en cambio hay otros mercados europeos que regalan juguetes durante todo el año. Y en América también tienen sus fechas. Hay una producción constante durante todo el año y un pico más elevado en Navidad.

P: Durante el resto del año, ¿cuáles son los destinos con más exportación de juguetes?

R: En Francia y en Inglaterra hay una venta constante. En México se tiene que cargar antes de verano, por lo que tenemos que comenzar a fabricar en abril y destinar los recursos para este tipo de mercado.

P: Pero no todos tienen el mismo nivel adquisitivo…

R: Para nada. Algunas de las principales potencias como Italia, Rusia o Israel han sufrido un importante desplome en cuanto a la adquisición de juguetes. Mientras algunos países bajan otros suben, así es el mercado.

P: ¿Cómo ha notado Injusa el desplome de estos mercados europeos?

R: Lo que hemos notado es que hay determinados mercados que han cambiado el artículo eléctrico por el no eléctrico. Nuestro producto es caro, y el artículo no eléctrico es el que más se está vendiendo este año.

P: ¿Y la crisis española?

R: En España se nota en que la venta es muy tardía y está muy parada hasta el último momento. Es España es brutal la manera en que se nota. En un mes lo tienes que hacer todo porque la gente se espera hasta última hora para comprar los juguetes.

P: ¿Qué piensa acerca de la calidad de los juguetes españoles?

R: La calidad de los juguetes españoles es buena. Nosotros miramos mucho los procesos para evitar las posibles variaciones. También es verdad que la calidad viene muy asociada con el precio y éste viene asociado con el mercado. En estos momentos nuestro producto ofrece la mayor calidad dentro de las limitaciones que tiene el producto pero éste ha cambiado mucho a lo largo de los años. El espesor que tienen nuestros artículos ahora no es el espesor que tenían antes porque hay que ajustar el artículo al precio de mercado.

P: ¿Cómo se encuentra actualmente la producción de cara a la campaña de Navidad?

R: La producción acabó aproximadamente el 15 de noviembre. Ahora estamos sirviendo los últimos pedidos. Nuestros meses más fuertes son julio, septiembre y octubre, donde empezamos a preparar la campaña de Navidad.

P: ¿Y los juguetes que se están fabricando ahora para que serían?

R: Los últimos pedidos que ha hecho Papa Noel (risas)… para los niños rezagados que no escriben las cartas a tiempo.

P: ¿Cuáles son los pedidos que más suele sacar de fábrica?

R: Aquí en Injusa sobre todo hacemos motos. Y lo que más se vende son los correpasillos que son los juguetes donde los niños tienen más autonomía. Depende también del año, los niños, los padres, la economía etc. También afecta que si hay problemas económicos los juguetes que más se venden son los de menor precio.

P: En cuanto a los trabajadores ¿cómo ha afrontado Injusa las contrataciones o los despidos?

R: Más o menos contamos con los mismos trabajadores aunque hemos tenido una leve mejora con respecto al año pasado, ya que en 2013 los despidos se produjeron a mediados de octubre y este año se han retrasado hasta el 5 de noviembre. Seguimos notando la crisis y consideramos que todavía seguiremos notándola.

 

Queda molt per parlar

Foto propia.

Foto propia.

 

El otro día al comprar el periódico vi una noticia, estaba a primera plana, en grande y en negrita para que no pasara inadvertida por nadie. Decía así: “En 2050 solo el 10% de los valencianos hablará valenciano”, toma titular, sin anestesia. Me puse a pensar si eso podría suceder de verdad, es que no queda tanto para llegar a esa fecha, menos de 40 años, me dije.  Y esas cifras, ¿no son muy bajas?, yo veo que mucha gente hoy en día utiliza el valenciano.

En mi casa hablo valenciano, con mis amigos hablo valenciano, lo mismo ocurre con mi familia o mis vecinos, siempre hay excepciones, está claro, pero mínimas. Pero esta situación cambió cuando llegué a la Universidad, ¿por qué? Me encontré con compañeros de todas partes, que si yo soy de Madrid, que si yo de la Mancha… y la frase por excelencia que saqué del curso fue: “Yo no hablo valenciano”.

En mis cursos anteriores me he encontrado a gente de todas partes de España, hasta de otros países. Ellos no conocían el valenciano, no sabían hablarlo pero tuvieron que hacerlo porque así lo dice la Ley de Uso y Enseñanza del Valenciano aprobada en 1983 por Josep Lluís Barceló. Había un mínimo de contenidos en la lengua cooficial de la Comunidad porque para eso estamos en ella. Doy fe de que todos ellos, mejor o peor, más rápido o más lento, renegando más o menos…aprendieron la lengua.

En la Universidad me topé con una gran diferencia, la culpa no era de mis compañeros sino de mis profesores. La gran mayoría no sabía hablar valenciano, pocos, muy pocos, los puedo contar en una sola mano, lo hablaban. ¿Cuál es la razón que aportaban?, que no eran de la Comunidad. Esa es su única excusa, lo que no saben es que están obligados por ley a dar un mínimo de créditos en valenciano y a dar la oportunidad a sus alumnos de poder presentar trabajos y realizar exámenes en valenciano. Es algo tremendo.

Pero fuera de la Universidad el panorama es desolador, los políticos nunca hablan en valenciano, es más, alguno valdría la pena que ni lo intentará algunas veces; las máximas representantes de las fiesta por excelencia: las fallas, se dirigen a los medios en castellano aunque el periodista se dirija en valenciano; actores; cantantes; futbolistas…que hablan en castellano. Este conjunto es muy importante porque los jóvenes se fijan en ellos, los imitan, son un “ejemplo a seguir” y eso sería una buena manera de dar continuidad a la lengua.

Cuando vuelvo a casa, ya puedo hablar en mi lengua: en valenciano. Con mi familia, mis amigos, mis vecinos… es realmente un alivio, una sensación estupenda el poder dirigirme en mi lengua. La única esperanza que me queda somos nosotros, los que nos gusta, los que nos comunicamos, los que disfrutamos con la lengua. Y como no, los profesores, los famosos que se atreven a utilizar nuestra lengua, ya sea porque así lo otorga la ley o porque nos gusta y estamos orgullosos. El estudio dice que solo seremos un 10% pero queda mucho por hablar y tenemos aún mucho que decir.

 

Artículo de : Carolina Cases Gelós y Florencia Ciganda Rodríguez