“Actualmente hay muchas zonas urbanizadas en Elche que están situadas en zonas de riesgo de inundación”

Vicente Bordonado muestra los cambios climatológicos desde sus monitores

Vicente Bordonado Meteorólogo de TeleElx

Hace unos años la burbuja inmobiliaria estaba en todo su esplendor. Los empresarios del sector de la construcción no tenían reparos a la hora de edificar en zonas consideradas no urbanizables con el objetivo de seguir lucrándose. A raíz de esta demanda de viviendas que parecía no tener fin, muchas personas adquirieron su hogar en zonas pedáneas de Elche que se han ocupado urbanísticamente en zonas con peligro de inundación si se produjera un episodio de fuerte intensidad del fenómeno del Niño. Una consecuencia que Vicente Bordonado (Elche, 1962), meteorólogo de TeleElx, considera que se produce porque la gente no tiene constancia de las interconexiones planetarias que existen entre este fenómeno del Pacífico y las lluvias torrenciales de gota fría que se pueden producir en el Levante español.

Pregunta. ¿Qué consecuencias tiene el fenómeno del Niño?

Respuesta. El Niño es un fenómeno atmosférico que se registra en el Océano Pacífico. En concreto, se trata de una corriente de aire cálido que llega desde el norte del Pacífico hasta la costa sudamericana de Perú. Cada 3 ó 5 años sucede este fenómeno que se caracteriza por unas precipitaciones de fuerte intensidad horaria y una reducción de la pesca en la costa americana debido a que el Niño tare consigo aguas cálidas en una zona de aguas frías.

Pregunta. ¿Este fenómeno incrementa las posibilidades de riesgo de gota fría en el Levante español? ¿Por qué?

Respuesta. Sí, efectivamente. Existe una interconexión planetaria entre los episodios del fenómeno del Niño con el riesgo de gota fría típica del Levante mediterráneo. Prueba de ello es que en el año 1982 tuvimos riadas y en 1997 se recogieron en Alicante unas precipitaciones de 300 litros por metro cuadrado, que incluyeron víctimas mortales, coincidiendo con dos episodios fuertes del Niño. Por lo tanto, hay una relativa correlación entre el Niño y las lluvias torrenciales que se producen en la fachada mediterránea.

P. ¿Por qué la zona del Levante español es tan propicia a la gota fría?

R. En el Levante español nos llegan masas de aire de todo tipo: tanto masas de aire cálido del continente africano, como masas de aire frío del interior del continente europeo. Este hecho provoca que haya mucha variabilidad climática en la fachada mediterránea del sureste ibérico, por lo que hay probabilidad de precipitaciones de fuerte intensidad horaria durante la segunda quincena de septiembre y la primera del mes de octubre. A pesar de estas características geográficas, para que se produzcan fuertes precipitaciones se tienen que dar tres factores fundamentales: un embolsamiento de aire frío en los niveles medios y altos de la troposfera (DANA, Depresión Aislada de los Niveles Altos) que se tiene que situar en el sur de la península a 5.500 metros de altitud; vientos de componente este con humedad de largo recorrido sobre la superficie marina mediterránea; y un mar Mediterráneo tremendamente cálido durante los meses estivales de junio, julio y agosto, y que desemboca en que a principios de septiembre haya una temperatura de la superficie marina de más de 27 grados.

P. Además de estos tres fenómenos, ¿qué otros factores influyen para que haya riesgo de gota fría?

R. Existe un cuarto factor que sería el orográfico. Hay zonas clásicas donde se producen fuertes precipitaciones como en el litoral norte de la provincia (Pego o Gandía), donde la nubosidad queda anclada durante muchas horas, por lo que se registran precipitaciones de record con más de 800 litros metros cuadrados. Cuando se dan estos factores es más propicio que se den precipitaciones de fuerte intensidad en el Levante español.

P. ¿Este año las lluvias torrenciales pueden ser más dañinas que otros años? Si es así, ¿a qué se debe?

R. Este año no se incrementa más el riesgo, si no que cada año se ha ido incrementando un poco más. Si ahora mismo tuviéramos un episodio de precipitaciones de fuerte intensidad horaria los daños serían mucho más elevados que en otras lluvias torrenciales históricas como la de 1982 o 1853. Esto se debe a que hoy en día hay más superficie impermeabilizada, han desaparecido muchos de los abancalamientos que se encontraban en la cuenca vertiente del río Vinalopó y existe un mayor coeficiente de escorrentía. Además, actualmente hay muchas zonas en Elche que se han ocupado de forma indebida urbanísticamente, tanto poblamiento disperso como pequeñas urbanizaciones, que están situadas en zonas con peligro de inundación.

P. Según un estudio del Patricova hay un 10% de suelo residencial que se encuentra en zonas inundables. ¿Se va a adoptar alguna medida para paliar esta situación?

R. Estudios de esta índole llevan haciéndose desde hace una década. Estas investigaciones hacen un análisis del riesgo de inundación que tenemos en la Comunidad Valenciana. Este estudio de inundabilidad se desarrolla con una cartografía temática que establece en qué zonas puede llegar el agua a partir de la altura de calados, precipitaciones de diseño, etc. Esto se hace a una escala 1:50.000, pero se recomienda que cada municipio haga estudios de detalle de sus zonas inundables. Por ejemplo, en Elche hay 5 zonas conflictivas: el río Vinalopó y los barrancos que rodean la ciudad. En primer lugar, el Vinalopó tiene riesgo porque no tiene desembocadura en el mar, sino en un colector de riego que se encuentra en una zona ocupada de forma indebida por muchas viviendas y que tiene el mayor riesgo de inundación de la Comunidad Valenciana. En segundo lugar, en el este encontramos los barrancos del Grifo y de san Antón, y en la parte oeste de la ciudad el de los Arcos y el de Barbasena. Estos cuatro barrancos desembocaban antiguamente en campos de cultivo, pero ahora desembocan en zonas edificadas con chalets y viviendas que tienen un alto riesgo de inundación.

P. ¿Sabe si el Ayuntamiento de Elche está tomando medidas de prevención ante la posibilidad de lluvia torrencial?

R. La Associació per al desenvolupament rural del Camp d’Elx, asociaciones de vecinos y alcaldes pedáneos de la zona rural de Elche mantuvieron una reunión para adoptar medidas, y establecieron que se debía limpiar el río Vinalopó y pedir el encauzamiento del río desde el puente de Barrachina hasta dotarlo de una desembocadura al mar. Las administraciones tiene que actuar antes de que hayan víctimas mortales en Elche, no como pasó en Alicante, porque hay mucha superficie de terreno ocupado de forma indebida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *