Agárrense que vienen curvas

Las mujeres con tallas superiores a una 42 se han convertido en las protagonistas de la industria de la moda este último año

 

Año 2014, uno de los eventos más importantes para el mundo de la moda se está celebrando en la ciudad que nunca duerme. La Fashion Week de Nueva York ya está en marcha, y toda la atención se centra en ella. La modelo Denise Bidot es la encargada de abrir el desfile de la marca de lencería Chomar. Comienza una nueva etapa para el mundo de la moda, llegan las modelos curvy.

Acostumbrados a ver a  modelos con piernas kilométricas, pero con las que la mayoría de mujeres no se sienten identificadas. Llegan pisando fuerte las modelos con una talla superior a una 42, conocidas como chicas curvy o ‘mujeres reales’. Muchas son las marcas que en este último año han decidido apostar por modelos con las que miles de mujeres de la calle se ven reflejadas, pero ¿Se mantendrá este boom en la pasarela? ¿Dejarán de lado los diseñadores los cánones de belleza tradicionales?

Miles de personas sufren a diario marginación en tiendas de ropa al no encontrar su talla

FOTO2

Las tiendas más cotizadas siguen utilizando los cánones de belleza tradicional /María Sales

En las pasarelas siempre destacan las chicas altas, pero sobre todo delgadas. Y es que una modelo que mide 185 centímetros, pesa 54 kilos y presenta un IMC (Índice de Masa Corporal) de 15.78 situándose en una delgadez extrema, no debería ser un icono ni un referente de cuerpo perfecto. Pero es algo que miles de marcas quieren, mujeres extremadamente delgadas que en muchos casos acaba siendo un riesgo para la salud de estas. Julia Plasencia es una mujer afectada por estos cánones de belleza y afirma que “las marcas tienen parte de culpa de que muchas chicas caigan en problemas de salud como los trastornos alimenticios”

Estos cánones de belleza los vemos habitualmente tanto en revistas como desfiles, pero que poco a poco están cambiando, y ya son muchas las marcas de ropa que deciden apostar por mujeres más reales, y no por tener una talla superior a una 42 debes esconderte bajo una prenda de ropa. Porque “todas las tallas son bellas y tener una talla grande no implica que te tengas que esconder debajo de una prenda”, tal y como afirma Patricia Guillén, diseñadora de moda XXL.

Son miles las personas a las que este tema les afecta y forma parte de su vida diaria, el ir a una tienda de ropa y no encontrar talla, puede suponer un gran problema. Las tallas grandes siempre han estado excluidas en el mundo de la moda e incluso en pleno siglo XXI dónde este tipo de problemas deberían haber desaparecido, las chicas que tienen una talla XXL son excluidas en muchas tiendas. Julia Plasencia, tiene 41 años, y es una de las muchas mujeres a las que estos cánones todavía les afectan. “Me cuesta mucho encontrar ropa, ya que muchas tiendas no tienen mi talla, y una XL no es una talla extremadamente grande para que cueste encontrarla”, afirma Julia.

En la industria de la moda no hay término medio. Si gastas una 36 formas parte del bando ángel de victoria’s secret, pero si pasas esa fina línea de dos tallas y utilizas una 40-42 ya eres del bando plus size

¿Discriminación por usar una talla superior a la 42?

FOTO1

misma talla, diferentes medidas / María Sales

Aunque muchos diseñadores sigan mostrándose contrarios a esta nueva etapa que marcará un antes y un después en el mundo de la moda, las chicas con curvas se están consolidando en las pasarelas, y cada vez son más los diseñadores que deciden apostar por ellas, pero ¿es esto una táctica para conseguir más seguidores y ganar la confianza de las mujeres? Patricia Guillén es diseñadora de moda, pero también ve su negocio como una forma para ayudar a las mujeres a las que les afectan estos estereotipos. Cree que muchas marcas no lo ven igual, y aunque espera que las modelos curvy sigan formando una parte fundamental en las pasarelas, el futuro en el mundo del diseño es impredecible, y puede cambiar de un día para otro, pero mientras tanto, las mujeres con curvas deben aprovechar cada minuto en la pasarela, que cada vez sean más los diseñadores que apuesten por una mujer real y no por lo que estéticamente “queda bien”.

En la industria de la moda no hay término medio, o eres de un bando o de otro. Si gastas una 36 formas parte del bando ángel de victoria’s secret, pero si pasas esa fina línea de dos tallas y utilizas una 40-42 ya eres del bando plus size. Por ello las críticas a las marcas ha aumentado durante los años y las campañas en contra de estos cánones también. Un caso relevante fue el que sucedió con la marca de lencería Lane Bryant bajo el lema “im not an angel”, esta campaña surgió como reivindicación a la empresa de lencería más importante del mundo, Victoria’s Secret y la publicidad lanzada bajo el lema “el cuerpo perfecto” en el que aparecía la Top Alessandra Ambrosio, y nueve modelos más que poseían una extrema delgadez, y la marca lo vendía como el cuerpo ideal.

¿Será el fin de la modelo tradicional?

La llegada de las curvy podría suponer un punto y aparte para aquellas modelos que poco tienen que ver con el cuerpo de la mujer de a pie. Y es que cada vez son más los diseñadores que crean nuevas líneas aumentando sus tallas y apostando por modelos con curvas o incluso las nuevas promesas del diseño deciden centrar su marca en tallas grandes. Pero el fin de la modelo esbelta, acompañada de sus piernas kilométricas todavía está y estará presente durante mucho tiempo. Sara García, de 20 años y amante del mundo de la moda aprovecha el tirón de las redes sociales para hacer lo que le gusta; miles de fotos sin tener que exponerse a las exigencias de un diseñador, y afirma que las modelos curvy  tendrán un lugar en la pasarela, y harán sombra a las modelos actuales, ya que las mujeres se sienten más identificadas con estas modelos que con las que vemos habitualmente en un desfile.

Pero el futuro de la moda cambia por segundos y es impredecible, y aunque cada día vemos como las curvas cobran más protagonismo tanto dentro como fuera de la pasarela no sabemos si los diseñadores decidirán apostar por estas modelos como Zara lo hace con los básicos cada temporada. Mientras tanto, solo nos queda agarrarnos a nuestro asiento y disfrutar, porque las curvas vienen pisando fuerte.

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *