Alberto Montoya: “El software modifica temporalmente las emisiones de gases para poder aprobar las pruebas”

Entrevista a Alberto Montoya Gómez. Gerente del taller “Neymar”, empresa asociada a la reparación de vehículos de la compañía Volkswagen. Alberto a sus 42 años de edad reconoce que le sorprende la preparación y meticulosidad del software. Capaz de eludir cualquier tipo de prueba de emisión de gases. El gerente admite que los coches no sufren anomalías adversas que afecten al motor pero sí al consumo de los propios vehículos. La casa Volkswagen vendía sus productos a un precio más elevado, precisamente, porque su emisión de gases se había reducido, y al ser ecológico, su precio aumenta proporcionalmente.

PREGUNTA. ¿Cree que la venta de Volkswagen se verá afectada?

RESPUESTA. No, no creo que afecte mucho a la venta porque ésta anomalía no afecta al funcionamiento del vehículo sino al consumo.

P. ¿Son más problemáticos estos vehículos que han sufrido modificaciones?

R. No afecta para nada, suelen tener las mismas averías que los demás coches de esa misma marca, el hecho de que hayan sufrido una modificación, no repercute.

P. Exactamente ¿Cuál es la ilegalidad que comete el software?

R. Es un software que detecta cuando el vehículo está siendo sometido a una revisión, donde se le realiza un examen de las emisiones de CO2 del coche. El software modifica temporalmente esas emisiones para poder aprobar las pruebas.

P. ¿Cómo se descubrió el engaño?

R. Parte de un estudio de la Universidad de Virginia (EEUU), donde comparaban las emisiones de varios vehículos, y entre ellos vehículos Volkswagen “modificados”. Los expertos observaron que la emisión de gases de los vehículos de la compañía afectada, se excedía de lo permitido. A partir de ahí, el asunto se derivó a la EPA (Agencia de Protección Ambiental).

P. ¿Piensa que los afectados querrán deshacerse de sus vehículos?

R. Hombre pues no creo, este software no afecta al funcionamiento del vehículo, únicamente al consumo. El coche funciona perfectamente.

P. Desde el año 2009, se fabrican coches con estas modificaciones. ¿Cómo es posible que no se haya detectado antes esta anomalía?

R. Realmente por el propio diseño del software que estaba preparado para no ser detectado y burlar cualquier tipo de prueba que sufriera el vehículo.

P.¿Confían los afectados en ser indemnizados o compensados de alguna manera?

R. Yo creo que no, no obstante, no quita que la marca se haga cargo y subsane los defectos existentes en sus productos.

20151005_163101

Foto con el entrevistado, Alberto Montoya Gómez en “Talleres Neymar”

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *