“Bicorp paga los mismos impuestos y cada vez tiene menos servicios”

 

Fernando Ruano| alcalde de Bicorp  Audio

Fernando Ruano Alcalde de Bicorp Autor: Carla Vila Pérez

Fernando Ruano Alcalde de Bicorp Autor: Carla Vila Pérez

Galería

Fernando Ruano (1963, Bicorp) como Alcalde de Bicorp considera injusto  que reduzcan servicios de las zonas rurales: “Dicen que no son viables, pero sí nos los cobran”, denuncia. Opina que la eliminación del servicio de educación sería el “principio del fin” para Bicorp, por lo que está dispuesto a tomar las medidas necesarias para mantenerlo sin tener que agruparse con otros colegios rurales: “Si hay que traer gente, la traeremos; si tenemos que pagarle nosotros, se le pagará.”, afirma.

¿Qué supone la Reforma de la Administración Pública?

Si nos quitan un servicio esencial sin haber dejado de cumplir con nuestras obligaciones el pueblo se vería seriamente afectado. Aquí pagamos impuestos igual que en Valencia o en Madrid. Sin embargo, cada vez tenemos menos servicios públicos. Nos dicen que no son viables, pero sí nos los cobran.

Este año nos han suprimido el servicio de pedagogía terapéutica destinado a los niños que tienen dificultades para el aprendizaje o en la socialización. Tenemos dos casos desde hace años. ¿Y qué pasa? ¿Nos quitan ese servicio porque ya no hay casos?

Además si llamo para intentar buscar una solución solo me dan largas.

¿El cierre de colegio sería entendido como la gota que colma el vaso?

Sería el principio del fin. Pero no vamos a hacer como otros pueblos que han perdido el servicio de educación, antes de eso, lucharíamos y tomaríamos todas las medidas necesarias: si hay que traer gente, la traeremos; si tenemos que pagarle nosotros, se le pagará… Como hacen pueblos  del interior de Castilla la Mancha o de Teruel.

¿Se ha llegado a plantear o se plantearía en un futuro la formación de un colegio rural?

De ninguna manera. En el momento en que decidan hacer eso que nos digan el motivo. ¿Falta gente? Pues que la traigan. Aquí hay trabajo de sobra en el campo, aunque parece que no a todos les gusta esa idea.

El problema deriva del mismo planteamiento del Gobierno, no del nuestro. Si quieren que España sea un país diversificado, y que no ocurra como en los países donde se vive únicamente en dos ciudades y el resto del territorio permanece desértico, este no es el camino.

Para poder mantener un colegio abierto ha de haber un mínimo de cinco a seis alumnos  y para el próximo curso académico no ingresa ningún alumno nuevo…

Estamos haciendo presión y mucha publicidad del pueblo para que venga gente a vivir aquí, y que los que habitan tengan más familia. Pero la economía no favorece y el país está lleno de “chorizos”. La culpa no es nuestra pero lo estamos pagando nosotros.

Ahora estamos intentando hacer una fábrica que aproveche los recursos de la zona y cree empleo.

Como propietario, ¿Cuál su vuestro papel?

Pagamos la luz y el agua, además de todas las reparaciones del colegio. Desde hace tres años hemos intentado ponernos en contacto con la Consellería de Educación, sin éxito ninguno, para mejorar las instalaciones del Colegio. Ni si quiera se han dignado a contestar el procedimiento que realizamos para arreglar el tejado del colegio. Por lo que tuvimos que arreglarlo nosotros poco a poco. Sin embargo,  no podemos hacer frente al elevado coste de la reforma de las ventanas.

¿Ha intentado plantearle una solución a la Generalitat?

No he podido comunicarme con ellos porque para eso ha de ser posible que me hagan caso. Hemos pedido audiencia desde que entré como alcalde hace ya tres años largos y, ni han contestado. Llamo al gabinete y siempre se pone una chica, luego otra, pero nunca he podido llegar al nivel alto. Incluso, afirman que es una cosa muy importante pero solo lo dicen para darnos largas. Al final habrá que tomar medidas mayores y sacar a la luz las injusticias.

Lo único que conseguimos a base de mucho esfuerzo es montar un comedor escolar. Ahora resulta que, entre los que están en paro y los que trabajan pero que reciben unos ingresos escasos, no podemos mantener el comedor, por lo que el AMPA ha decidido cerrarlo.

Afortunadamente, gracias a que pude hablar con el inspector de área, llegamos al acuerdo de que en lugar de eliminarlo lo tenemos pendiente. No se usará hasta que las condiciones económicas lo permitan.

Cuestionario previo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *