Bigastro triunfa con la organización de su IV Joaquinesca

La carrera comenzó a las 10, con casi 500 participantes / E. MOYA

La carrera comenzó a las 10, con casi 500 participantes / Foto cedida por Palabra de Runner

Este domingo se celebró en la localidad alicantina de Bigastro la IV Joaquinesca, una carrera que en pocos años se ha convertido en una de las más populares de la comarca. Tanto es así, que la prueba, organizada por la Peña Deportiva San Joaquín, está consolidada dentro del calendario atlético de la provincia.

Los corredores fueron citados a las diez de la mañana para dar comienzo a las diferentes pruebas. Con la incertidumbre atmosférica, que pronosticaba posibles lluvias, y el suelo mojado por el temporal del día anterior, la carrera dio comienzo a la hora marcada. En primer lugar, se llevó a cabo la etapa de 5 km, en la que el valenciano Julio Tébar salió victorioso con un tiempo total de 16 minutos en la categoría Senior masculina.

El finlandés Jarkko Javenpa, logró nuevamente la victoria en la prueba de 10 km con una extraordinaria marca de 31 minutos y 40 segundos

Tras esta prueba, empezó el plato fuerte del día: la carrera de 10 km. Ésta generaba bastante expectación entre los asistentes, entre otras cosas, porque, al igual que en las tres ediciones anteriores, el corredor Jarkko Javenpa había confirmado su presencia. Precisamente, fue el finlandés el que se hizo nuevamente con la victoria, con una extraordinaria marca de 31 minutos y 40 segundos. Un gran triunfo para un gran atleta que, además, se está preparando para finalizar este año la Mitja Marató de Santa Pola en 1 hora y 5 minutos.

En el ámbito local, los campeones fueron David Gómez Sánchez, en la prueba de 10 km, e Imame Taibi Lamcalache, en la de 5 km. Este último destacó por su gran dedicación, a pesar de su juventud, ya que Imame, con tan sólo 21 años, lleva ya cuatro dedicándose al atletismo y participando en carreras de esta índole a nivel nacional. “Ha sido una carrera rápida y con un nivel muy alto”, comentaba Taibi.

Una de las cosas más características de este acto es, sin duda, su gran avituallamiento final, en el que se ofrece el famoso caldo con “pelotas” de la zona, frutas y bebidas. Además, se otorga a los participantes una bolsa que contiene varios obsequios por cortesía de algunos de los patrocinadores del evento, de la Peña Deportiva local y del Ayuntamiento de Bigastro.

La ‘MiniJoaquinesca’ se ha convertido en un imprescindible anual, elevando así en esta ocasión el numero de participantes de 280 a 340

Pero esta no es la única particularidad de la carrera. Los asistentes esperaron de buena gana hasta las 12:30 de la mañana para presenciar uno de los actos más singulares del día: la ‘MiniJoaquinesca’, una prueba infantil que constaba de diferentes etapas integradas con niños desde los 0 hasta los 12 años. Una vez más, quedó patente la calidad de los pequeños campeones de la comarca, no sólo a nivel atlético, sino también a nivel de esfuerzo, superación y, sobre todo, de actitud. “Me ha gustado mucho la experiencia. El año que viene repetiré, sin duda”, contaba Lucía de 10 años, para la cual ésta era su primera carrera. Además, estos ‘mini-participantes’ contaron también con una medalla y una mochila llena de obsequios (un estuche, un zumo, una camiseta y ‘chuches’). Esta prueba se ha convertido en un imprescindible anual, elevando así en esta ocasión el número de participantes de 280 a 340.

El evento acabó llegado el mediodía, con un sorteo por cortesía de los patrocinadores locales de la carrera y con la entrega de trofeos, en la que además de premiar a los ganadores se reconoció la labor de Míwel Vath, el famoso “corredor heavy”, que participa en el reto solidario Neuronas X Kilómetros con el fin derecaudar fondos para la asociación de familiares y enfermos de Alzhéimer Acuérdate de mí de Bigastro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *