Bodas de diamante en el Sixto Marco

 

fotografia de archivo

Alumnos del Instituto Laboral en un taller de carpintería. / Archivo Sixto Marco

Cronología del Sixto Marco desde 1975 hasta 1996

Cronología del Sixto Marco desde 1975 hasta 1997 / I. Ul Alam

Domingo por la tarde. Mi casa, mi perro, la procrastinación y yo. Me dispongo a comprobar las prestaciones del nuevo portátil que adquirí en las vísperas del Black Friday. Tras cinco minutos de exploración y postureo informático, abro el navegador predeterminado de internet y procedo a revisar mi bandeja de entrada. Entre las recomendaciones de Amazon para que compre una tostadora y las notificaciones de Facebook por el día de mi cumpleaños, se vislumbra un correo con un clarificador “Exposición 60 aniversario: del Laboral al Sixto Marco” por asunto. Bien, corroboro que es una invitación para asistir al acto conmemorativo de la condición sexagenaria del instituto y me fijo en el remitente corporativo del mensaje. Inmediatamente después me pongo a pensar en qué momento como alumno de 2º de Bachillerato en el año 2013 pude haber facilitado mi dirección personal electrónica. “La bibliotecaria”, sospeché. Una vez superado el bache mental, confirmé con mucho gusto la asistencia al evento, que se celebraría el viernes 27 de noviembre a las 19:00 horas.

Llegó el día. La avenida de Santa Pola lucía intransitada, como siempre. Con puntualidad me acerco a la entrada del IES Sixto Marco y observo, con cierta añoranza, el tinglado que había montado. Una gran pancarta avisaba, por si acaso, que se iba a celebrar el 60 aniversario. La multitud conformada por profesores, ex profesores, alumnos,  ex alumnos, niños y ex niños se agolpó en el edificio para visionar la exposición fotográfica que mostraba, de forma secuencial, diversos momentos de la historia del Sixto Marco. Los asistentes plasmaron su emoción por recordar pasadas etapas estudiantiles estampando sus huellas dactilares en las plastificadas imágenes. Aquellos que reconocían a sus “yo del pasado” en una instantánea sonreían y lagrimeaban. Casi por acto reflejo.

La ceremonia siguió su curso. A continuación de los saludos de rigor a alguno de mis antiguos docentes me interesé por leer un cartel que narraba los inicios del centro. Todo empezó en 1955. Si me preguntan; un año marcado por efemérides como el nacimiento del cofundador de Microsoft, Bill Gates, las defunciones del físico Albert Einstein y del descubridor de la penicilina, Alexandre Fleming, o el ingreso de España en la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Pero, volviendo a Elche y a lo que me atañía: una antigua fábrica de zapatillas situada en la actual avenida Juan Carlos I fue habilitada para albergar el Centro de Enseñanza Media y Profesional (también conocido, por los más longevos, como Instituto Laboral). En 1967, poco después de ser trasladado a la avenida de Santa Pola, cambió su nombre a Instituto Técnico de Enseñanza Meda (ITEM). Tras haber pasado por sus aulas un millar de alumnos desde su creación, en la década de los 70 fue convertido en Centro de Formación Profesional de Primer y Segundo Grado. El nuevo contexto político de la época supuso una serie de reformas culminadas en 1997 con la denominación final de Instituto de Educación Secundaria Sixto Marco en homenaje al artista ilicitano.

Vicent Soler, autor del libro ‘Institut Laboral i Tècnic d’Elx (1955-1975)’: “la posibilidad de escolarizar a la totalidad de la población gratuitamente ha sido un logro increíble”

La lectura fue interrumpida por unos aplausos. Y no, no eran para mí. En un aula se estaba presentando el libro ‘Institut Laboral i Tècnic d’Elx (1955-1975)’, del autor y ex profesor Vicent Soler. La obra recoge, de forma detallada, datos, historias y anécdotas de la primera etapa de vida de lo que ahora es el Sixto Marco. Durante su intervención destacó que la posibilidad de escolarizar a la totalidad de la población de un tiempo a esta parte gratuitamente ha sido un logro “increíble”. Asimismo, aseguró que cuando los alumnos empezaban el Bachillerato elemental público en el Laboral con 10 años, solo llegaba a quinto curso el 31% de todos ellos. “La inmensa mayoría se incorporaba al mundo del trabajo por necesidad”, sentenció. No obstante, aquellos que finalizaban esa modalidad de estudios tenían las puertas abiertas a la “cúspide” del mercado laboral.

Solo el 31% de los alumnos que empezaban el Bachillerato elemental público con 10 años en el Instituto Laboral llegaba a quinto curso

El acto del 60 aniversario fue culminado con las palabras de Alfred García, el director. Mientras escuchaba lo que decía me vino a la cabeza lo entretenidos que eran los exámenes de Geografía, asignatura que él impartía. Visualicé mi mano izquierda manchada de una amalgama de colores en un intento de pintar mapas de la Península a contrarreloj. Es lo que tiene la zurdera.

García apeló en el discurso por recuperar el valor del respeto hacia el docente. A su juicio, “una figura clave en el desarrollo de un país”. A las 21:30 horas se dio por finalizada la celebración. O eso parecía. Muchos de los allí presentes la continuaron en el restaurante Dátil de Oro del Parque Municipal con la Cena de la Hermandad (bautizada así por la comitiva del Sixto Marco).

Alfred García, director del IES Sixto Marco: “Hay que recuperar el valor del respeto hacia el docente, una figura clave en el desarrollo de un país”

De vuelta a mi hogar pude ver el jaleo que había en las redes sociales con la apertura del Black Friday. Mi bandeja de entrada había sucumbido contra la publicidad masiva y me invitaba a comprar el portátil que ya tenía a un precio más caro que el de hace dos semanas. “Ya está bien de internet por hoy”, dije.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *