El turismo y el deporte se unen para liderar la Costa Blanca

La provincia de Alicante cuenta con un gran número de playas que han sido nombradas de las mejores de toda España. Es por ello que gracias a sus buenas condiciones meteorológicas y al gran impacto del turismo, la Costa Blanca encabeza la lista de los lugares más visitados para la práctica del deporte. Muchos turistas escogen esta localización porque combinar deporte y ocio nunca había sido tan fácil. Gracias a esto, el turismo deportivo ha aumentado en calidad y número. El Congreso Universal Sport Tourism Summit Costa Blanca 2017 se crea con el objetivo de unir turismo y deporte en la provincia de Alicante. Profesionales del deporte nacional e internacional y el sector de la hostelería son los encargados de llevar a cabo la conferencia.

Realizado por:

Yolanda Blaya Navarro

Gemma Costa Barber

El turismo y el deporte en la Costa Blanca

Elche tiende la mano a los refugiados

La interminable guerra y la situación de terror e incertidumbre que se vive en Siria ha llevado a muchos de sus ciudadanos a la huida del país. Europa es el destino, ya sea por tierra, mar o aire. Los países del continente europeo abordan de distinta manera esta cuestión: mientras algunos abogan por la acogida, otros se muestran más reacios. En España, y concretamente en Elche, han surgido plataformas de ayuda a los refugiados y el Ayuntamiento coordina con ellas acciones y programas para ayudar a este colectivo y sensibilizar a la población sobre este problema.

Autores: Felipe Canals y Jorge Bernabé

El acoso que no descansa

No parece real. No comprendemos el daño que pueden causar unas palabras plasmadas en la pantalla de nuestro móvil u ordenador. Pero uno de cada cuatro jóvenes lo sufre a diario. Las redes sociales se han convertido en la guarida del ciberacoso, ya que el 81% de los casos de acoso en Internet se da a través de aplicaciones como Whatsapp o Twitter y aunque más de la mitad de las agresiones queden impunes, el cyberacoso pasa factura. Sus víctimas, en su mayoría menores de edad, no saben cómo defenderse y, en muchos casos, las secuelas que sufren son de por vida. Ansiedad, estrés, depresión… son algunos de los síntomas, muchos de ellos, irremediables y crónicos. Los acosadores, anónimos, sin rostro ni piedad, atacan a sus víctimas con comentarios denigrantes hasta destruir por completo su autoestima.

Podcast realizado por: Javier Aguado, Leire Bernabeu y Cristian Barrionuevo.

El efímero regreso del talento

La emigración no es algo nuevo. Generaciones de jóvenes se han marchado de su país a lo largo de la historia y todos ellos con algo en común: encontrar su camino. La crisis económica de 2008 azotó España y una de sus consecuencias más graves fue el inicio del éxodo juvenil. Durante estas fiestas navideñas, el Ayuntamiento de Elche ha querido brindar su apoyo a los jóvenes emigrantes ilicitanos. El Consistorio ofrece una ayuda de 100€ a los trabajadores menores de 35 años que deseen regresar a casa por Navidad. Algunas voces de esta generación cuentan su experiencia y su opinión respecto a la iniciativa.

 

Podcast Reporterismo

Autoras: Rocío Fernández, Sonia Faura y Luisa Bernal

El valor de un buen videojuego

Fidel Castro y el Che Guevara implantan su régimen en Cuba; un avión espía norteamericano U2 es abatido; se desarrolla el movimiento hippie; nacen grandes grupos de  música como The Beatles y de The Rolling Stones. Todo esto ocurre en la época de los sesenta; pero no nos podemos olvidar del desarrollo de los primeros videojuegos. Uncharted, Call of Duty, Grand Theft Auto… son nombres de los videojuegos más demandados por la sociedad, juegos que rondan los 70 y los 80 euros. ¿Estamos ante un precio justo, o por el contrario resulta muy descabellado?,  ¿qué factores influyen a la hora de fijar ese precio?, ¿el precio es compatible con la calidad que se supone que deben tener?; todo esto y mucho más es lo que desarrollamos en este nuevo podcast de “Ocio tras los micros.”

https://drive.google.com/open?id=0B81PCtaEmDOtbHVSYXBLeThXeEk

Aitor Aguirre, Cristina Aznar y Jose Francisco Erades

Las ‘sex robots’ cambiarán las rutinas matutinas

Londres será la primera ciudad europea que abrirá un ‘blowjob café’, es decir, un bar en el que una escort realiza felaciones a sus clientes al mismo tiempo que se toman un café. El creador de este establecimiento es el empresario Bradley Charvet, quien ha asegurado que llevará a cabo este proyecto basándose en la idea de los ‘blowjob bars’ tailandeses. En este caso, las escorts serán robots sexuales, muñecas totalmente inspiradas en el cuerpo de una mujer con inteligencia artificial capaces de mantener conversaciones con sus clientes. 

Autoras: Alexandra Blanquer y Marina Ballester

L’escola de frikis

La connotación de la palabra friki ha cambiado estos últimos años. Lo que antes era un niño con gafas jugando con sus cartas de Yu-Gi-Oh y siendo calificado como “rarito” o “antisocial” se ha convertido en todo lo contrario. Es más, ahora ser friki está de moda. ¿Pero qué es ser friki? El concepto lo relacionamos con el gran saber de un tema concreto, puede ser un friki de series al haber visto desde Big Bang Theory hasta Mujeres Desesperadas, un friki de la cocina con una termomix en marcha las 24 horas al día, o un friki de los videojuegos, o “las maquinitas” como dicen nuestros padres.

Los milenials hemos nacido ya con las nuevas tecnologías: móviles, tabletas y videoconsolas. Lo importante es que muchos no se conforman solo con consumir contenidos, sino que optan por descubrir qué hay detrás de la pantalla. La programación y la interactividad están abriéndose paso y qué mejor manera de hacerlo que a través de las aulas.

El Centro de Investigación Operativa UMH es consciente de la importancia de la programación y su fomento en cortas edades y por eso ha creado “L’ESCOLA DE FRIKIS” para los niños de 7 y 12 años. Se trata de un proyecto innovador que pretende hacer llegar la tecnología  a los más pequeños y enseñarles a programar.

 

 

 

María Durán Ruiz, Patricia de Paco Gambín y Noelia Espinosa Baeza.

Cuando el amor esconde la violencia

“El amor es el baluarte de la opresión de las mujeres en la actualidad”, defendió Shulamith Firestone, una de las figuras más importantes del feminismo canadiense, en 1976. Cuarenta años después, el amor continúa siendo el lugar donde se origina el resultado más grave de la relación de desigualdad entre hombres y mujeres: la Violencia de Género.

II Jornadas Municipales contra la Violencia de Género / Luisa Bernal

II Jornadas Municipales contra la Violencia de Género / Luisa Bernal

El pasado viernes 18 de noviembre, la Concejalía de Igualdad del Ayuntamiento de Elche organizó las II Jornadas Municipales contra la Violencia de Género de Elche, que tuvieron lugar en el Centro Cultural de las Clarisas. En esta segunda edición, el objetivo de la Casa de la Dona era arrojar un poco de luz sobre la violencia machista entre adolescentes.

La primera de las ponentes fue Carmen Ruiz Repullo, doctora en Sociología, que presentó su investigación ‘Voces tras los datos’, un estudio que va más allá del análisis cuantitativo de la violencia machista entre los jóvenes y que se adentra en el trasfondo de esta problemática desde una mirada cualitativa. Marisa Bartolomé, jefa del Negociado de Juventud y Cooperación de la Casa de la Dona, manifiesta que la intervención de Ruiz Repullo fue crucial para el desarrollo de las jornadas pues introdujo las claves de la violencia machista en la adolescencia.

El 21% de las mujeres menores de 25 años que han tenido pareja han sido víctimas de violencia de género, según la Macroencuesta española de Violencia Contra la Mujer de 2015

Cuando apenas había comenzado su intervención, la experta sorprendió con un dato estremecedor: el 21% de las mujeres menores de 25 años que han tenido pareja han sido víctimas de violencia de género, frente al 9% de las mujeres en general, según la Macroencuesta española de Violencia Contra la Mujer de 2015. La pregunta que surge es obvia: ¿Qué motiva que en las generaciones jóvenes, nacidas en una sociedad con igualdad de derechos, se den tantos casos de la violencia de género?

La socióloga mantiene que, para entender esta problemática, el primer paso es analizar la etapa evolutiva en la que se encuentran. La adolescencia es un periodo marcado por factores como la educación, la vulnerabilidad propia de esta etapa, el surgimiento de los primeros amores, la presión del entorno e incluso la influencia de los medios de comunicación.

Es evidente el gran poder que ejerce la comunicación como agente socializador y, por este motivo, es necesario reflexionar sobre los valores que se transmiten a las nuevas generaciones. Lorena Escandell, periodista social y activista feminista, asegura que todos los medios de comunicación tienen un sesgo sexista y que continúan reproduciendo un modelo social patriarcal. “La comunicación, desde la prensa hasta las series de ficción, transmite valores machistas que los jóvenes asimilan e integran como parte de su identidad personal y su forma de ver el mundo”, manifiesta Escandell.

Buen ejemplo de esta influencia negativa es el resultado modelo de atracción masculina de las adolescentes del estudio de Ruiz Repullo. Durante la charla, la experta preguntó al público: “¿Cuál creéis que es el famoso que más triunfa entre las chicas?”. No había lugar para dudas: Mario Casas.

El actor, conocido por sus actuaciones en producciones adolescentes como la serie “El Barco” o la película “A tres metros sobre el cielo”, representa en sus papeles al típico joven seductor, gracioso y atrevido. Pero en sus personajes también podemos encontrar un perfil de un hombre machista, con problemas de agresividad y que no acepta un ‘no’ por respuesta.

De esta manera, la comunicación es capaz de convertir a un hombre violento y controlador en el chico perfecto para las adolescentes y en el referente del éxito para los chicos.

Más allá de esto, lo más grave de esta influencia recae en la reproducción de ideal del amor romántico. Ruiz Repullo explica que la construcción social del amor, ya desde finales del siglo XVIII, se fundamenta en una serie de “mitos”. Los jóvenes tienden a asimilar ciertas creencias culturales como que existe una “media naranja”, que quien te quiere te puede hacer sufrir, que los celos y el control son una señal de amor o que “el amor lo cambia todo” y es “para siempre”.

La violencia de género se normaliza y legitima en los medios de comunicación

Este modelo de amor-sufrimiento es el que más triunfa en medios de comunicación como la televisión, especialmente en las series orientadas a un público adolescente. En nuestra memoria queda el recuerdo de ficciones tan polémicas como ‘Física o Química,’ en la que dos de sus protagonistas mantienen una relación tóxica en la que el joven humilla y maltrata psicológicamente a su pareja. De esta forma, la violencia de género se normaliza y legitima en los medios de comunicación.

Las primeras señales de violencia de género están camufladas bajo la falsa idea del amor

El desarrollo de la violencia de género en la adolescencia es como una escalera en la que, conforme se suben los peldaños, el maltrato se hace más grave y evidente, según señala Ruiz Repullo. Sin embargo, el mayor problema se da cuando los adolescentes no reconocen las primeras conductas de violencia, pues están camufladas bajo la falsa idea del amor; el mismo que se fomenta desde los medios de comunicación. Así, los jóvenes entran en la espiral de la violencia de género sin ser conscientes de ello.

Ruiz Repullo insistió en la gravedad de la normalización de la violencia de género entre los jóvenes.  Por este motivo, recalca la gran importancia de la prevención a través de la educación. “Tenemos que cambiar esa concepción perversa que tienen los adolescentes sobre el amor. Debemos enseñarles a cambiar de ese ‘sin ti, yo no’ al ‘sin ti, soy yo'”, sentenció.

El duatlón deja de ser minoritario

Ciclismo y atletismo unidos en un deporte que cada vez gana más adeptos. Se trata del duatlón, la disciplina que combina ambas modalidades y que quiere empezar a ser reconocido en el panorama nacional. Precisamente con esa intención se realiza el I Duatlón-cross Ciudad de Elche, con el que se pretenden dos cosas: extender la pasión por este deporte y promocionar el patrimonio histórico y cultural de la ciudad ilicitana al mismo tiempo que se fomenta la práctica deportiva.

Es domingo, son las 09:00 y en el Paseo de la Estación se respira un ambiente festivo. En una hora arranca el I duatlón-cross de la ciudad de Elche. En la zona cercana a la línea desde dónde dará comienzo el evento, muchos de los participantes comienzan a llegar y a prepararse de cara a la prueba. Es una mañana fría de noviembre y los deportistas realizan sus ejercicios para no sufrir ningún percance durante el transcurso del recorrido. Los aficionados a este deporte y que van a disfrutar de este duatlón también llegan al Paseo de la Estación para coger sitio y no perderse nada.

En los alrededores a  la zona desde donde dará comienzo la prueba está todo preparado. Vallas publicitarias, bebidas isotónicas listas para los participantes y mucha vigilancia para prevenir cualquier tipo de incidente. Varias ambulancias custodian la zona. La Policía Local también está presente para poner orden en la organización.

La Policía Local custodió la carrera en todo momento / Felipe Canals

La Policía Local custodió la carrera en todo momento / Felipe Canals

Son las 9:45, queda un cuarto de hora para que empiece el duatlón y comienzan a notarse los nervios en el ambiente. Los deportistas se sitúan tras la línea de salida, donde realizan los últimos ejercicios de calentamiento y se ponen a punto para la carrera. En el público cada vez hay más gente dispuesta a disfrutar y a conocer un poco más sobre este deporte.

A las 10 de la mañana se da el pistoletazo de salida. El primer tramo consta de 5 km que se han de recorrer a pie. Tras la salida, un grupo se distancia de los demás rápidamente. En el público la gente jalea y graba con sus móviles los movimientos de los corredores. Según los datos de los organizadores, son 296 los corredores inscritos que recogieron su pegatina con el número identificador. Un dato que para Manu Baeza, el organizador de este duatlón-cross, es un “éxito”.

foto-15

Los corredores, tras la salida desde el Paseo de la Estación / Felipe Canals

La carrera a pie continúa por una de las principales arterias de la ciudad ilicitana, la Avenida de la Libertad, que luce sin vehículos y cortada al tráfico para que todo transcurra con normalidad. La Policía Local sigue de cerca la evolución de los participantes en la prueba para que no suceda nada extraño y poder intervenir ante cualquier incidencia que se produzca. Manu Baeza agradece la labor de la Policía, que “colabora activamente en el desarrollo del evento”.

En la Avenida de la Libertad también hay curiosos que disfrutan de la carrera. Éstos aplauden a los corredores a la vez que aprovechan para hacer fotos y tomar vídeos de este duatlón. Un gran aficionado a este deporte, y que además lo practica a nivel amateur, Andrés Sánchez, explica que disfruta mucho con este evento. Además, pide más reconocimiento para el duatlón, un deporte que, según él, “no está extendido en España y es una pena porque es muy bonito”.

Este aficionado destaca la diversión que genera este deporte, el cual combina las disciplinas de ciclismo y atletismo. “Mucha gente lo confunde con el triatlón, que es muy parecido. La diferencia es que en el triatlón, además de ciclismo y running, también se añade la natación”.

La carrera continúa su recorrido a pie por la zona de la Ciudad Deportiva y la ladera del río, y tras terminar con los 5 kilómetros, se pasa a la siguiente etapa: 20 kilómetros de bicicleta por la zona del Pantano y del Racó de la Morera. Los participantes cambian los deportivos “running” por las bicicletas de montaña y se embarcan en el tramo más duro de este duatlón. “Quizá la modalidad de la bicicleta sea la más complicada de este deporte”, dice el aficionado al duatlón y practicante del mismo, Andrés Sánchez.

El organizador de la prueba, Manu Baeza, explica que “el hecho de que el recorrido en bicicleta transcurra por el Pantano es para dar visibilidad al gran patrimonio histórico y cultural que tiene Elche”. Además, añade que “es un paisaje único y espectacular para la práctica deportiva”.

Tras los 20 kilómetros en bicicleta es momento de afrontar el final de la prueba y, por consiguiente, el cambio de calzado: vuelta a los deportivos “running” y a por los 3 kilómetros a pie que restan para finalizar el duatlón. Los corredores, aparentemente agotados por el esfuerzo, recorren las calles del centro urbano de la ciudad, para posteriormente llegar a la meta, situada justamente dónde se inició la prueba. Poco a poco, los duatletas se van acercando al Paseo de la Estación.

Alrededor de las 11:15, llega el ganador a la línea de meta. Es Quique Gutiérrez, un profesional de este deporte, y que ha marcado un tiempo de una hora y 14 minutos. Tras él, llegan muchos de los participantes, cansados por el esfuerzo, pero orgullosos por haber completado la dura prueba.

Finalmente, todos los duatletas llegan sin problemas al Paseo de la Estación. Allí se hidratan tras todo el trabajo de la prueba y saludan a sus competidores. Además, se empiezan a reunir con sus familiares y aficionados que han visto el espectáculo desde fuera. Ahora toca almorzar con todos los presentes y esperar a los reconocimientos y entrega de premios. Los deportistas y aficionados disfrutan todos unidos tras un duatlón que, como dice el aficionado Sánchez, “ojalá sirva para que la gente se implique con este deporte y por fin obtenga el reconocimiento que merece”.

El dolor hecho danza

El agua, su veneno. Los espejos, su perdición. Las peceras, su aislamiento. El deporte, su vía de escape. Es sábado 12 y en el Teatro Serrano de Gandía se mueven cuerpos que desencajan su centro de gravedad para evocar las situaciones de las personas con trastornos alimentarios. La danza bolera, contemporánea y flamenca borran sus fronteras y se unen en un perfecto equilibrio, conmovedor y vibrante, de lo que estas pérfidas enfermedades provocan en la mente y cuerpo de cada vez más jóvenes. Princesas o comerse la vida se carga de poesía visual, energía y emocionantes sentimientos provocadores.

La anorexia y la bulimia se manifiesta entre los 12 y los 25 años, con comportamientos como comer cada vez menos, realizar ejercicio físico intenso, vomitar a propósito o usar laxantes y otros fármacos con la única idea de adelgazar. “Estos problemas son cada vez más frecuentes y exponenciales”, según Quique Barberá, psicólogo de la Asociación Valenciana de Familiares y Pacientes con Trastornos de la Conducta Alimentaria (AVALCAB). La danza refleja algunas de las causas de estos trastornos. Apariencia. Aparentar lo que la gente dice que seamos; una mujer delgada, de revista, siempre provocativa que llama la atención. O un hombre fuerte, popular y ‘ligón’. De algún modo,  pretender ser lo que los demás quieren que seamos. 

14980638_1118616061527726_3333071514165646855_n

Vicente Ferragud, Sandra Ruiz y Mireia Fuster en plena actuación / A.Blanquer

La presión que la sociedad ejerce sobre nosotros desemboca en los problemas y la ira que los personajes de Princesas o comerse la vida representan. A lo largo de las casi dos horas que dura el espectáculo les rodean botellas de agua, como una prolongación de ellos. “El agua actúa como símbolo de la necesidad de adelgazar, es una forma de engañar al hambre utilizada en las dietas. Se apoyan en eso, viven en eso, es su cobijo y su veneno a la vez”, espetó tras la obra Eva Moreno, coreógrafa del espectáculo. A su vez, el plástico que contiene el agua se convierte en la basura que produce el mundo occidental, tanto física como ideológica y cultural. El consumo desmesurado que acaba embadurnando de mugre a cualquier humano. Quique Barberá expresa: “Se sienten tan mal, tienen tanta insatisfacción que necesitan llenar el vacío al que están sometidos continuamente de cosas externas. Pero nunca hay satisfacción”.

Representación del sufrimiento en las jaulas / A.Blanquer

Representación del sufrimiento en las jaulas / A.Blanquer

Quique Barberá: “Se sienten tan mal, tienen tanta insatisfacción que necesitan llenar el vacío al que están sometidos continuamente de cosas externas. Pero nunca hay satisfacción”

La función combina los elementos necesarios que conforman una escenografía escasa pero esencial para describir el sufrimiento y el dolor de estas personas de una manera muy cercana. Los espejos actúan como distorsión de la imagen. Sirven en varias ocasiones para empoderar su belleza inicial. Una sensación agradable ante su reflejo que acaba transformándose en desprecio, en odio a lo que tienen ante sus ojos, a lo que no quieren ver. Pero, también, a los que los miran, a los que los repudian y aborrecen su imagen. Las desagradables enfermedades que deforman la realidad se exhiben y denuncian de una manera hermosa. La pena y el aislamiento de estas personas es mostrada a través de unas peceras, unas jaulas en las que los protagonistas balancean sus cuerpos flotando entre la soledad y la amargura. A través de una iluminación que realza una realidad cruda se retuercen, agotando sus fuerzas hasta desplomarse en el suelo, mientras, en el centro del escenario, se muestra un taconeo flamenco de una de las artistas. El instinto rabioso del estado en el que se encuentra se apodera de sus movimientos y agota a la joven, otra vez más, hasta cesar en el suelo, cansada de luchar contra su ira.

Vicente Ferragud: “Ha sido realmente duro dejar a la persona que somos fuera para convertirnos en uno más de ellos”

Ese ha sido el enorme reto de estos artistas, ejercer total control sobre los movimientos de su cuerpo, sumar una gran interpretación y dar como resultado denuncia. Una toma de conciencia que hace saltar las lágrimas a los espectadores y a Vicente Ferragud, bailarín de la obra, que entre sus palabras quiebra en llanto: “Es difícil bailar otro estilo completamente distinto al mio, mezclar cuerpo e interpretación. Además de mostrar historias reales de personas que llevan a cuestas problemas que no podemos ni imaginar. Hay mucho detrás de todo ello. Ha sido realmente duro dejar a la persona que somos fuera para convertirnos en uno más de ellos”.

La expresión y el sentimiento que expresan los bailarines acaban pintando en el escenario unos jóvenes exhaustos repletos de elementos que describen la mugre en la que se ven envueltos a causa del consumo desmesurado de la sociedad. Una sociedad parcialmente podrida en la que mucho importan las ideas de los demás, dictadoras de nuestros próximos movimientos y redactoras de nuestro diario de vida. Situaciones contemporáneas de un mundo caótico. Y así termina. Como una planta que muere. Mustios caen al suelo. Cuerpos huesudos y consumidos por el maltrato y el dolor.

Audio de las fuentes