Con 18 y en la calle

Hoy en día existen asociaciones sin ánimo de lucro que dan respuesta al problema de la emancipación de los jóvenes en riesgo de exclusión social

DSC_0049

Cuadro de tareas Piso Don Bosco/ Begoña Lledó

La mayoría de los jóvenes de hoy en día desean cumplir la mayoría de edad para ser más independientes, sacarse su carné de conducir, ir a la universidad… Pero, también hay jóvenes que saben que cumplir 18 años les supondrá una realidad distinta a la que no sabrán si se podrán enfrentar, pues saben que no podrán continuar con la vida que llevaban y se verán prácticamente en la calle.

Hoy en día existen centros que dan solución a este problema, como es el caso del Piso Don Bosco de Alicante o la Casa Mamá Margarita de Elche, que gestionan los salesianos de estas localidades. Con estos proyectos lo que se pretende es asegurar la correcta emancipación  de los jóvenes.

En 2007, la casa salesiana de Elche inició un proyecto de inclusión social del que tomarían nota las demás casas salesianas. Este proyecto recibió el nombre de Casa Mamá Margarita.

Este proyecto, destinado a jóvenes mayores de edad que acababan su ciclo en las casas de acogida a las que pertenecían, se llevó a cabo gracias a la colaboración de los salesianos cooperadores del momento.

Rosendo Soler: “Hay una necesidad de plazas de emancipación”.

Ocho años después, la casa salesiana de Alicante decide emprender también un proyecto similar de inclusión social con el Piso Don Bosco. Como el director de la Presencia Salesiana en Alicante, Rosendo Soler, Comentó: “Hay una necesidad de plazas de emancipación”.

A pesar de que ya existen otras 6 asociaciones en la capital de la provincia que se encargan de dar respuesta a este problema, debido a la creciente demanda de plazas, los salesianos decidieron unirse también a esta iniciativa.

El proyecto tardó tan solo un año en elaborarse y ponerse en marcha tras ser aprobado por la Conselleria de Bienestar Social de la Generalitat Valenciana. “Fue respaldado por la Generalitat enseguida porque entraba dentro de la FISAT, que es muy reconocida ahí”, remarca Rosendo Soler, el director de la obra salesiana en Alicante y principal responsable del Piso Don Bosco.

Los protagonistas de esta obra social son los jóvenes a partir de 18 años que están en riesgo de exclusión social y se encuentran en una situación de desamparo. Según Rosendo Soler, los jóvenes que ocupan actualmente el piso Don Bosco provienen de realidades muy distintas: “Por una parte son chavales que salen de medidas penitenciales juveniles y, por otro lado, nos vienen también chavales que han estado en acogimiento”.

A través del proyecto de Autonomía personal, los jóvenes adquieren los conocimientos que les hace falta para su total autonomía en el futuro, además de recibir una formación y ayuda en la búsqueda de un empleo. “La comisión social se ha comprometido a colaborar en tareas como: enseñarles a cocinar, clases de apoyo en los estudios y  apoyo en el tema profesional”, afirma Rosendo Soler. A parte de este documento, los jóvenes también cuentan con un plan de apoyo individual, en el que ellos mismos se marcan objetivos propios a nivel personal, material o formativo, que deben conseguir en un tiempo determinado.

tucuman 7 bien

Piso Don Bosco/ Google

Proyectos como el del Piso Don Bosco funcionan gracias a la colaboración de diversos voluntarios que deciden involucrarse en él. En este caso, uno de los voluntarios que está a menudo con los jóvenes es una familia siria, que se encuentra refugiada en el mismo edificio en el que conviven . Esta familia se encarga de ayudarlos más en su día a día, ya que también se encuentran dentro de la comisión social que ha creado la casa salesiana para abordar esta labor.

Los problemas de convivencia, como en todas las familias, son comunes. Además, como es el caso de estos jóvenes, cada uno procede de un ambiente diferente o , incluso, de culturas distintas. “Convivir con una persona ya es complicado, si le añadimos otros elementos, hacen que la convivencia sea más complicada”, destaca Álvaro García Del Castillo, integrante del Departamento de Psicología de la Salud de la Universidad Miguel Hernández.

Aún así, para facilitar la convivencia entre ellos, existe una asamblea general en la que interaccionan entre ellos y se dicen todo lo que les molesta de los otros, siempre con un moderador, que suele ser la figura del educador. De este modo, los jóvenes liman asperezas entre ellos y se les facilita la convivencia.

Mario Bleda: “Los jóvenes tienen que tener voluntad de emanciparse, no de perpetuar una dependencia del sistema”.

En los pisos tutelados no solo les enseñan a hacer las tareas del hogar, sino que también se educa a los jóvenes en valores, como resalta Álvaro García Del Castillo: “Lo que intentan es enseñarles cómo se tienen que hacer determinadas cosas dentro de la casa y cómo convivir, educándoles en valores”. Pero en realidad, como muy bien remarca este psicólogo, lo importante es saber utilizar lo que se ha aprendido en la vida real, durante la emancipación: “Lo único importante es saber dar el paso siguiente, salir de ese paraguas protector a la sociedad o a la vida real”.

El proyecto del Piso Don Bosco de Alicante todavía es nuevo y ninguno de sus jóvenes se ha emancipado todavía, pero de la Casa Mamá Margarita muchos jóvenes han conseguido una emancipación segura, como afirma Mario Bleda: “Trabajan, por lo general, en fábricas porque los ciclos que hay en Elche son de mecanizado y de chapa, de formación profesional, y al fin y al cabo lo que a ellos les va a permitir emanciparse”.

Los jóvenes de hoy en día viven una situación complicada, no solo aquellos que provienen de centros de menores, sino también aquellos que viven en núcleos familiares desestructurados, como destaca Álvaro García Del Castillo: “A día de hoy tenemos , no solamente jóvenes que puedan estar en riesgo de exclusión social, sino también familias desestructuradas”. Quizás hoy en día sea necesaria la apertura de más centros similares que den respuestas a estas familias, como bien apunta este psicólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *