Corre por tu vida y ayuda a una ONG

DSC_0790

Grupo de zombis intentado quitar vidas//  Eloísa Castro

Huir de muertos vivientes pertenecientes a un hospital. La principal temática que cubría  este año la carrera de equipos contra zombis. Una prueba agotadora pero a la vez muy divertida.

Por cuarto año consecutivo varias calles del centro de Elche junto al río Vinalopó toman un aspecto terrorífico. Un total de 360 corredores participaron en esta entretenida actividad. Su principal misión era lograr llegar a línea de meta con el mayor número de vidas y en el menor tiempo posible, algo que a primera vista parece fácil, pero que no lo llega a ser del todo.    

Los corredores tenían que hacer un tramo de 8 kilómetros, en el cual debían huir de los alumnos del Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte y varios obstáculos que ocupaban el largo recorrido y que aparecían en muchas ocasiones cuando menos se lo esperaban. Algunos eran inofensivos, tan solo asustaban. Otros no lo eran tanto, puesto que corrían tras los participantes y les robaban las vidas.  “Podría haber menos zombis, porque te lo ponían bastante complicado”, comentaba Manuel Muñoz, participante por primera vez en la prueba.

Todas las personas que participaban llevaban un cinturón con un total de 3 vidas. Las cuales debían intentar conservar y lograr cruzar la línea de meta con mayor número viable.

El tema principal que este año acogía la carrera era huir de muertos vivientes salidos de un hospital. Enfermeros terroríficos, o pacientes fallecidos en él. Algunos más que personal hospitalario, parecían carniceros. Otros incluso, iban tan bien caracterizados, como si hubiesen sido sacados directamente de una película de miedo.

Algunos zombis parecían sacados  directamente de una película de miedo

La carrera organizada por profesores y alumnos de Grado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, presenta varios fines. En primer lugar se trata de una carrera solidaria, puesto que el dinero recaudado es entregado por los ganadores de la prueba a la organización que deseen. También por otro lado, los profesores pretenden enseñar a sus alumnos la gestión de actividades físico-deportivas de ocio en tiempo libre. Y sobre todo, ofrecer a la población entretenimiento, deporte o diversión, entre otros.

Tras dos meses de dura organización, donde el trabajo se reparte en equipos. Unos hablan con empresas patrocinadoras, otros crean los decorados de la Plaza de Baix, también coreografías, y la publicidad. Pero no todo trabajo llega a ser suficiente. Puesto que hubo un total de 180 parejas, y los organizadores esperaban más participantes. “Se esperaban más corredores, más de 400”, dice Alejandra Panadero, alumna de Ciencias del Deporte y organizadora de la carrera.

DSC_0077

Los alumnos Vicente y José Antonio Durá caracterizados // Eloísa Castro

Otros años, los alumnos han ido vestidos de zombis por las calles del centro de Elche, han bailado para promocionar la carrera, y también hacían lo mismo en el centro comercial   L´ Aljub. Al parecer, este año no se ha hecho nada de eso por falta de tiempo. También, según comenta Alejandra Panadero, “ya son cuatro años los que se lleva haciendo esta carrera con la misma temática, entonces la gente de Elche puede estar cansada de siempre lo mismo”.

“Se esperaban más corredores, la gente puede estar cansada de siempre lo mismo”, expresa Alejandra Panadero, colaboradora

A pesar de ello, la participación no estuvo mal del todo, y la plaza de Baix se llenó de gente expectante. Logrando un buen ambiente en el centro de la ciudad ilicitana.

La victoria pertenecía a cuatro equipos. Para ello, por un lado, las primeras parejas que lograron llegar en el menor tiempo posible y con el mayor número de vidas. Y por otro, las que llegaron en el menor tiempo y con al menos una vida.

Revienta Ego, La Guerrilla Z, Los Castolimnos y Doble Runner son los nombres de las pajeras ganadoras. Las asociaciones beneficiadas que éstos eligieron para entregar su premio fueron la Asociación de Familiares de Persona con Alzheimer de Elche, Cáritas y la Fundación Salud Infantil. Faltó por concretar un cuarto destino, puesto que uno de los premiados olvidó rellenar el lugar donde le gustaría que fuese donado el dinero ganado.

Al terminar la carrera el equipo de organización preparó un cáterin para todas aquellas personas participantes, donde pudieron merendar e hidratarse después del duro recorrido.

Más tarde, tras la entrega de premios y para concluir el acto,  los alumnos de Ciencias del Deporte deleitaron al público con dos bailes. Primero, el tema “Madre Tierra” cantado por Chayanne, y seguidamente, el clásico navideño “All I Want For Christmas Is You” de Mariah Carey.

Aunque la temática era tenebrosa, el buen ambiente, el compañerismo y la solidaridad destacaron una vez más ante todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *