Los cinéfilos invaden Elche

Un festival de cine es como una ventana abierta al mundo. Un evento donde se puede aprender y disfrutar de cortometrajes y largometrajes que antes no conocías. El pasado 19 de noviembre tuvo lugar el IV Festival de Cine Fantástico de Elche, que consiguió reunir a más de un centenar de asistentes amantes de esta temática, mezclando ponencias de profesionales  y un visionado de cortometrajes. Y es que, como decía el director de cine Ingmar Bergan: “Ningún arte traspasa nuestra conciencia de la misma forma que lo hace el cine, tocando directamente nuestras emociones, profundizando en los oscuros habitáculos de nuestras almas.”

Una de las novedades más destacables de esta edición fue su cambio de recinto. “A diferencia de las tres primeras entregas, este año se ha elegido el Centro de Congresos, ya que los anteriores se hizo en La Lonja y en L´Escorxador y el aforo era muy limitado”, dice Miriam Cremades, event manager de Fantaelx. A pesar de ello, los numerosos asistentes no dudaron en acudir a las 11:00 a este festival como su planpara pasar su sábado. “Es una forma gratis de ver cine, además de descubrir cortometrajes que no conocías. Pienso que se debería dar más a conocer”, opina Alba Martínez, espectadora del festival. Fueron más de 300 personas a este evento, llenando casi el aforo. “Este año ha asistido más gente por la mañana. Parece ser que las charlas este año interesaban más. Por la tarde, se llenaron 400 butacas de las 460 que tiene el Centro de Congresos”, apunta la event manager de Fantaelx.

Más de 300 personas disfrutaron del IV Festival de Cine Fantástico de Elche, Vicente Pastor

Más de 300 personas disfrutaron del IV Festival de Cine Fantástico de Elche/ Vicente Pastor

“Es una forma de ver cine gratis, además de descubrir nuevos cortometrajes y directores que antes no conocías. Pienso que se debería dar más a conocer”, considera Alba Martínez

Todo comenzó con el coloquio “El panorama fantástico en Alicante” conducido por el periodista Óscar González, dando paso a 8 proyectos de género fantástico, abarcando diferentes disciplinas como: “El viaje del héroe en Star Wars”, con Manuel Benítez Bolorinos o “La importancia del story board en las películas de animación e imagen real”, con Paco Sáez. Octavio Martínez logró transportar a los espectadores a los años ochenta y noventa con su proyecto “Arcade Vintage“, un salón recreativo-museo abierto al público en la localidad de Petrer, donde sedisfrutar de las máquinas recreativas que nunca debieron ser olvidadas, como “Pac-Man” o “Space Invaders”. A los jóvenes nos impresionó con el tipo de juegos que disfrutaban nuestros padres cuando eran pequeños.

Llegó la tarde y el Centro de Congresos se llenó por completo. Nunca había visto tanta gente desde el estreno de “Harry Potter y las reliquias de la muerte”. Fue mágica.Jesús Callejo, licenciado en Derecho, investigador, escritor y director del programa radiofónico de divulgación histórica, viajes y misterio “La escóbula de la brújula”, nos conmovió con su conferencia “La alargada sombra de los seres elfícos”, hablando de todos los seres mágicos que nos podemos encontrar. El público tuvo la oportunidad de hacerles las preguntas que más les intrigaban sobre el tema, como por ejemplo: ¿Qué seres fantásticos se encontraban en nuestro país? o ¿Son malos estos seres? y, así, aumentar sus conocimientos. Además, rindió un pequeño homenaje a la película “Dentro del laberinto”, protagonizada por la leyenda David Bowie. No dudo de que en el Centro de Congresos “Ciutat d´Elx” había más de uno.

Veinte cortos fueron los culpables de que las palmas de nuestras manos de los asistentes se desgastaran de tanto aplaudir. Cortometrajes llenos de críticas a la sociedad en la que vivimos, como “Decorado, de Alberto Vázquez, que reflejaba lo duro que es la tecnología para nosotros, o “Cenizo, de Jon Mikel Caballero, mostrando la situación de los desahucios. Pero fue “Behind” de Ángel Gómez Hernández el que mantuvo en tensión a los espectadores.  Aferrado a mi butaca y con los ojos entreabiertos, estaba disfrutando de uno de los mejores cortos de la tarde. “Es el corto que más me ha gustado, el que más se acercaba al género que me gusta, el de miedo”, confiesa Alba. Asimismo, el humor también estuvo presente y las risas se hicieron notar cuando proyectaron el corto de “My life is a Dream, de Brian Benson, un corto donde todos los personajes estaban soñando que soñaban.

El cortometraje favorito de la mayoría de los asistentes fue “Behind”, de Alberto Vázquez. “Es el corto que más se acerca al género de miedo”, afirma una espectadora

Ángel Gómez Caballero recibiendo el premio a "Mejor Corto Nacional"/Vicente

Ángel Gómez Caballero recibiendo el premio a “Mejor Corto Nacional”/Vicente Pastor

Los nervios y las tensiones estuvieron presentes hasta el último momento del festival. A las 21:00 el actor sevillano, Fran Palacios, dio comienzo a la entrega de los premios del Fanta Elx. El público se volcó cuando escucharon que el premio al Mejor Corto Nacional fue “Behind”, de Ángel Gómez Hernández, uno de los cortos más aplaudidos y que más gustó al público. Tras nueves meses trabajando en el proyecto, el joven director no se lo creía. Además, accedió directamente al “Festival de Cortometrajes de Terror y Fantástico 1000 gritos de Buenos Aires.” “No esperaba ganar este premio y poder volver a Elche después de seis años,ni los 24 premios que llevamos ganados en los tres meses de distribución”, explica el director. Asimismo, el mejor corto alicantino fue para “Dead Flowers”, de Pablo Riquelme y Stephen Scott.Además, los organizadores y el jurado quisieron concederle un premio conmemorativo a Jesús Callejo, por su gran ponencia en esa tarde. Un “viva el cine”, en boca de Fran Palacios, finalizó el sábado más fantástico que podían pasar los asistentes.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *