Cuando 10 puntos vencen a 100

Los cadetes del Club Baloncesto Aspe digirieron una destacada derrota. La defensa prácticamente nula del equipo aspense facilitó el avance por la pista del Club Baloncesto Jorge Juan, de Novelda.

El Club Baloncesto Jorge Juan logró una nueva victoria frente al Club Baloncesto Aspe por 10-94, con predominio de pases cortos, picados y canastas rápidas. La superioridad en el rebote sumada a la efectividad en el ataque dio como resultado que solo hubiese un equipo sobre la cancha.

El partido que se jugó el pasado sábado 12 de diciembre a las 09:30 horas en Aspe es un claro ejemplo del deporte en las categorías inferiores, donde una pequeña desigualdad en algunos parámetros del juego provoca que la diferencia en el marcador final sea muy abultada. Otra de las características es que el árbitro no solo es juez, sino que también tiene una labor didáctica a la hora de enseñar normas del juego a niños que danzan por vez primera en la pista.

Entrenador del C.B.Jorge Juan: “No podemos permitir que el C. B. Aspe alcance los 10 puntos”

La tarea encomendada al entrenador no es solo la de aleccionar a los jóvenes deportistas sobre aspectos técnicos del juego, sino también fomentar valores como la superación personal y  el compañerismo. Sin embargo, la teoría contrasta con lo visto en la cancha. D. Berenguer-entrenador local-motivaba a sus jugadores con palabras de apoyo. Por su parte, A. Gómez-entrenador del Jorge Juan- instaba a su equipo a alcanzar la victoria: “Si meten 10 puntos es como si hubiéramos perdido el partido”, haciendo referencia con esta frase a que en el partido de ida, jugado en Novelda, el marcador final fue 106-4.

El equipo de cadetes del C.B. Aspe ha sufrido altibajos en los últimos años, llegando incluso a desaparecer. Dicha categoría ha vuelto a nacer en la presente temporada pero con jugadores que no tienen experiencia en este deporte.

El equipo local apenas tuvo ocasión de lanzar a canasta debido a la presión individual ejercida en toda la pista por el equipo visitante, que dificultaba enormemente la salida del balón al campo contrario y propiciaba multitud de pérdidas que suponían canastas fáciles para los jugadores del Jorge Juan.

Ya en el descanso la diferencia abismal en la puntuación de ambos equipos revelaba la tremenda hegemonía del visitante. Los 5 segundos disponibles para efectuar cada saque de fondo resultaban insuficientes para el equipo aspense, debido a la presión practicada por el rival. De nuevo, muchas pérdidas y puntos fáciles.

La diferencia de canastas anotadas fue enorme desde el inicio del partido

Un marcador aplastante 7-72 en el tercer cuarto anunciaba a gritos lo que el equipo local se negaba a admitir. En los últimos minutos las ganas de disfrutar de un deporte de equipo destacaba en los locales, mientras que A. Gómez “animaba” a uno de sus jugadores estrella con la frase : “Vamos, rubia”.

En las gradas, la afición –compuesta por 12 espectadores-  combatía el frío con la esperanza de deleitarse con acciones positivas de los suyos. Pese al hostil resultado, los jugadores del equipo local no bajaron los brazos y celebraban cada anotación como un triunfo.

El triple del aspense O. Magdaleno en el minuto 5 del último cuarto conseguía rescatar una ilusión arrebatada en las tres primeras partes del partido, alcanzando así los 10 puntos temidos por el entrenador del Jorge Juan.

La actitud local fue envidiable ya que asumir una derrota tan dura es muestra de los valores inculcados por un deporte que se practica en equipo, e interiorizados por los miembros de éste. Y una vez más contrasta con la actitud visitante, descontentos con el resultado pese al marcador.

La competencia en la pista quedó zanjada por el saludo final entre todos los participantes en el juego, formando una hilera de cuerpos sudados que apretaban con fuerza la mano rival, a la espera del siguiente asalto.

Sobre estas líneas, jugadores del C.B.Jorge Juan (verde) defendiendo su canasta del C.B.Aspe (rojo) / Henar Pérez

Sobre estas líneas, jugadores del C.B.Jorge Juan (verde) defendiendo su canasta ante el C.B.Aspe (rojo) / Henar Pérez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *