“Cuando el alcalde tomó la decisión de cierre de las grandes superficies los domingos nos pareció estupendo”

ENTREVISTA Mª  ÁNGELES CINOS –PRESIDENTA de la Federación Empresarios y Comerciantes de Alicante. Audio

IMG-20151207-WA0035

María de los Ángeles Cinos en su pequeño comercio en el barrio de Los Ángeles / E.Pérez

Desde que se implantó la Ley de Reforma Horaria en 2013, muchos comercios de Alicante se han visto afectados y han tenido que cerrar sus negocios. Ahora, el nuevo gobierno prohibirá a las grandes superficies del centro de la ciudad abrir los domingos. María de los Ángeles Cinos,presidenta de la Federación de Empresarios y Comerciantes de Alicante (FECOEMA) asegura que esta nueva reforma conseguirá implantar un  equilibrio entre todos los establecimientos, pequeños y grandes.

¿Cómo es que qué hace dos años el Ayuntamiento de Alicante permitió que las grandes superficies y los comercios del centro abriesen los domingos?

En España hay cinco ciudades consideradas las más turísticas y que atraen a un gran número de gente, entre ellas, Alicante. El caso es que el Ayuntamiento propuso un proyecto para crear una nueva  zona de atracción turística y la situó en el centro de la ciudad; la propuesta fue avalada por varias asociaciones de comerciantes y, a partir de ahí, el Corte Inglés y otros comercios de esa zona tuvieron vía libre par a abrir los domingos.

¿Por qué cree que las grandes superficies avalaron esta ley?

Por una parte, es lógico, porque aquí todo el pastel se lo ha estado llevando el Corte Inglés. Ellos pretendían obtener más beneficios y además, dar imagen contratando más personal para cubrir los puestos de trabajo de los domingos pero nada ha sido así. Por todo esto, el alcalde en el su programa electoral llevaba el cierre de los domingos.

 

En la reunión del Consejo local donde se votó para modificar el horario de los comercios del centro, ¿votaron a favor o en contra?

Votamos por el cierre del Corte Inglés los domingos. Nos hace la competencia. Este gran almacén es el más céntrico de la ciudad y tiene muchas ventajas, como por ejemplo,  la cercanía: la gente no tiene que desplazarse. Todo lo que uno necesita lo puede encontrar ahí sin necesidad de ir a los diferentes barrios de la ciudad. Cuando el alcalde tomó la decisión de reformar la Ley de Libertad Horaria nos pareció estupendo.

 

No obstante, otras asociaciones de comerciantes similares a la suya votaron en contra del cierre de los domingos.

Sí, porque por otro lado, hay otros pequeños comercios del centro que les conviene mucho que las grandes superfícies abran los domingos, ya que la gente pasea por allí y se deja caer en sus tiendas. Los taxistas, por ejemplo, se van a ver afectados con esta nueva medida.

 

Según la concejala Sonia Tirado, la intención de las grandes superficies era contratar más gente para que trabajaran los domingos, pero al final la plantilla no aumentó.

 Efectivamente. Es evidente que nos hacen competencia, pero si realmente se hubiese contratado a gente nueva para cubrir los fines de semana, quizás no hubiésemos votado en su contra. Lo malo es que tienen a los mismos empleados que siempre y encima explotados, porque a cambio de trabajar los domingos les dan un día libre entre semana. Hecho que no favorece nada las relaciones familiares.

 

Desde 2013 a 2015 los informes del Ayuntamiento indican que han cerrado en la zona centro tres pequeños comercios. Hay gente que opina que esto no es suficiente como para eliminar esta libertad horaria.

Se han cerrado muchos comercios, solo hace falta salir a la calle y verlo. Además hasta el momento las ventas del pequeño comercio han ido descendiendo, pero a partir de ahora lo que no ingrese las grandes superficies los domingos, lo esperamos ingresar nosotros. De todas formas, hasta que no se aplique la nueva ley  no lo sabremos seguro. Que abriese el Corte Inglés los domingos fue un “pelotazo”. El fallo fue que los comercios votaran su apertura, porque ellos podían abrir igualmente los domingos al tener menos de 300 metros cuadrados.

 

En estos dos años ha crecido mucho el negocio hostelero, ¿Cree que también tiene algo que ver con la libertad horaria que se implantó?

 No, para nada. Pienso que es porque la calle Castaños está experimentando el fenómeno del “tardeo”. Toda la vida Castaños fue una calle comercial y ahora ya solo quedan tres comercios. Pero hay que tener en cuenta que es un movimiento que algún día desaparecerá de la zona en la que está, y entonces ya no quedará ningún rastro de comercio allí.  Debería haber más equilibrio comercio-hostelería.

 

De cara al año 2016, ¿Qué otra medida piensa que podría favorecer el pequeño comercio?

Primero que se redujeran la cantidad de impuestos que se deben pagar los primeros años, y segundo, fomentar el comercio en la zona del casco antiguo de Alicante (poco explotado hasta ahora) poniendo, por ejemplo, más tiendas de souvenirs y artesanales. Ya está en marcha el proyecto de una nueva zona turística que incluirá el casco antiguo y esperemos que se fomente el comercio alicantino.

 

-Estefanía Pérez

-Irene Ortiz

-Adriana Prados

-Mar Oncina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *