DESTÁPATE ¡y tapea!

DESTÁPATE puede sugerirte un amplio abanico de significados, pero en este caso sólo tiene uno: abrirse a la gastronomía.

La ciudad de Elche se une a la cultura Navarra y Granaína mediante la ruta de las tapas, con la diferencia de que en la ciudad ilicitana sólo se realiza intensivamente durante un mes y en las otras dos, dicha tradición está fuertemente establecida. Dichos entremeses no se presentan sólo cómo una experiencia gastronómica en la que destaca únicamente la calidad de los ingredientes; la originalidad en la presentación de los platos ocupa el lugar más importante de todo. Las hay para todos los gustos y paladares, de las más clásicas a las más creativas, pero no sólo las tapas son creaciones sorprendentes, sino también los cócteles tienen su dedicada elaboración y es por esto que los establecimientos están teniendo buenos resultados.

Los dátiles y el arroz con costra son alimentos y platos que caracterizan a la ciudad de Elche pero, fusionados con otras cocinas, cómo la japonesa o la estadounidense pueden llegar a revolucionar la gastronomía ilicitana. Esa renovación en la cocina es lo buscan como requisito imprescindible, año tras año,  los jueces encargados del certamen DESTÁPATE. Tal ha sido su repercusión, que se lleva celebrando durante doce años consecutivos y que, cada vez, se extiende más, llegando incluso al extrarradio del municipio.

En la nueva convocatoria del certamen culinario participan 21 restaurantes, con un total de 33 tapas. Algunos restaurantes hicieron dos, otros incluso tres, en los que se observa perfectamente los elementos principales de la dieta mediterránea junto con los toques característicos de sus creadores, que es los que las hace especiales. En ellas, el sentido del gusto no deja indiferente a nadie y es que “la ruta de la tapa está teniendo muy buena aceptación”, según afirma Belén Blaya, cocinera en la región de Murcia. “DESTÁPATE y eventos de este tipo deberían de ser indispensables para hacer que la gente salga a las calles”, prosigue, “son eventos para disfrutar con la familia”. Y eso es lo que buscan, que sea accesible para todo tipo de personas. Debido a esto, muchos restaurantes y bares participantes repartieron cerca de 10.000 folletos informativos que contaban con información extra acerca de platos, la que permitía diferenciar las tapas para vegetarianos, celíacos e intolerantes a la lactosa.

“DESTÁPATE y eventos de este tipo deberían de ser indispensables para hacer que la gente salga a las calles, son eventos para disfrutar con la familia”, afirma Belén Blaya, cocinera en la región de Murcia.

A lo largo del mes de noviembre miles de personas han sido incapaces de perderse dicho espectáculo culinario y han asistido de uno en uno a los diferentes bares y restaurantes. Y es que los tapeadores eran los principales encargados de que este evento funcionase, ya que mediante una aplicación móvil que estaba operativa tanto para el sistema Android como para el de Apple, podían votar el plato que más gustoso les había parecido una vez consumido. Cada local era dueño de un código propio que facilitaba a los comensales para que les puntuasen, pudiendo ser votados una única vez por persona.

El objetivo principal de esta iniciativa era superar el éxito obtenido en las convocatorias pasadas con respecto a número de concursantes y público participante y lo han conseguido: “Buscábamos aumentar la colaboración para la próxima edición, ya que este año ha habido un descenso en la cantidad de tapas presentadas” manifestó Mireia Mollá, concejala de Turismo de la ciudad de Elche, “aunque han sido pocas, pero de mucha más calidad“, recalcó.

“Buscábamos aumentar la colaboración para la próxima edición, ya que este año ha habido  un descenso en la cantidad de tapas presentadas”, manifestó Mireia Mollá, concejala de Turismo de la ciudad de Elche.

Además de ello, el dar a conocer la ciudad fue un factor muy importante a la hora de establecer el certamen y qué mejor forma de hacerlo que mediante un concurso de tapas, que es una buena manera de impulsar la afluencia de público para que se pueda degustar la gastronomía ilicitana de una forma divertida y diferente y además por el módico precio de 1,50 euros.

15137651_10154830594168623_6729770187026549919_o

Entrega del primer premio del XII Concurso DESTÁPATE al restaurante Montíboli en el Centro de Congresos

Este año, el premio para la tapa ganadora se lo llevó el restaurante/bar Montíboli, con su tapa “Gold 33”. Una aglomeración de gente hacía cola para poder sentarse a comer en una de las mesas del establecimiento cuando se supo la noticia. La creatividad y el trabajo duro han sido premiados con 800 euros, pero el dinero no es lo que más les interesa:” Queríamos que se reconociera nuestro esfuerzo, detrás del “Gold 33″  hay mucho trabajo”, cuenta María Navarro, cómplice de la invención del plato.

 

La afición Española por irse de bares se ha demostrado claramente en DESTÁPATE, siendo totalmente un éxito entre los ilicitanos y, cada vez más, en los extranjeros, que vienen al país en busca de nuestra gastronomía. Lo que está claro de todo esto es que es un espectáculo que merece la pena disfrutar siempre que se pueda y que una vez al año no hace daño, y que beber y comer son cosas que hay que hacer, y que pan de hoy, carne de ayer y vino de antaño, y vivirás sano.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *