“El Ayuntamiento de Orihuela utiliza en el tema sirio la teoría de dejar pasar el tiempo y cuanto menos importe mejor”

Antonio Alfonso Sánchez Barber , presidente la Asociación ‘Vega Baja Acoge’

‘Audio’

Antonio Alfonso Sánchez Barber, "cara de esperanza" para los inmigrantes

Antonio Alfonso Sánchez Barber, “cara de esperanza” para los inmigrantes / Antonio Sánchez

Antonio Alfonso Sánchez Barber (Orihuela, 1954) lleva más de 20 años ayudando a inmigrantes desde la Vega Baja. Fue en el año 1992 cuando comenzó su andadura en la asociación ‘Vega Baja Acoge’, llegando a presidir la ONG a nivel nacional. Ahora cumple 4 años dirigiendo la nave de esperanza en la que se convirtió la organización para inmigrantes desde Orihuela. Única arma de presión hacia las instituciones sobre un tema que está en decadencia, los refugiados sirios. Afirma que existe una “excesiva lentitud” por parte del Ayuntamiento de Orihuela en contraposición con otros como el de Elche, Rafal o Callosa. Además recalca que “se acerca el invierno” y con ello el frío que padecerán allí los refugiados.

 

Pregunta.- ¿Existe una rebaja del interés en referencia al tema de Siria?

Respuesta.- Está decayendo bastante. Los temas los mantienen vivos la prensa y si nos fijamos en el periódico de mayor tirada en España, desde el 20 de septiembre se escribe esporádicamente sobre el tema. O van lentos como en la UE o están pasando del tema.

P.- ¿El Ayuntamiento de Orihuela trabaja para traer refugiados sirios?

R.- Está caminando pero muy lentamente. A partir de la reunión del día 7 hemos mantenidos dos reuniones poco fructíferas pero de momento no sabemos nada mas. Tengo conocimientos de que el día 23 de septiembre se reunieron en Alicante a petición de la Generalitat. En la prensa ha salido que van a venir 4 o 5 familias pero ni nosotros como ONG ni nadie sabe nada. No sabemos si es un secreto o que están arrastrando los pies.

P.- En otros ayuntamientos de la zona, ¿están trabajando?

R.- En Elche están trabajando, se ha formado hasta una comisión. Y junto con los ayuntamientos de Rafal o Callosa iniciaremos un protocolo para la llegada de los refugiados.

P.- ¿Cuántos municipios están dispuestos a acoger? Guardamar acaba de presentarse como ciudad acogedora…

R.- Se han presentado varios como Guardamar, Rafal, Santa Pola, pero se presentan y como todo va tan lento… Después de la reunión que tuvieron en Alicante lo normal sería que al día siguiente el ayuntamiento llame a la gente que está impulsando esto como ocurrió con Elche, que el día después de la reunión estaban trabajando ya en ello. Aquí se ve muy lento, parece que se está utilizando la teoría de dejar pasar el tiempo y cuanto menos importe mejor.

P.- Parece que la población respalda la causa más que las propias instituciones…

R.- Mientras no haya una organización por mucha predisposición que hay no conseguiremos nada. Tenemos ya montados un equipo de traductores, una asociación de juvenil se ofrece a enseñar castellano; la sociedad civil está intentando colaborar pero no hay una hoja de ruta. Le hemos presentado por escrito todos los servicios que ‘Vega Baja Acoge’ pone a disposición del ayuntamiento, pero no obtenemos respuesta. También contactamos con colegios de abogados a ver si desde ahí podemos hacer algo.

P.- ¿Alguna empresa se ha puesto en contacto con ustedes?

R.- No, a pesar de que le hemos dicho al ayuntamiento que tiene que liderar esto. Entregamos un catálogo con cosas que podían hacer y no me han dicho ni media. Al margen de la crisis humanitaria, los refugiados nos pillan muy lejos. Tanto por el Norte como por Ceuta y Melilla y es un tema muy complicado. La única manera de que esto vaya a más velocidad  es por medio de la presión por parte de la gente. Estamos a punto de que llegue el invierno y los refugiados van a pasar muchos frío.

P.- ¿De qué manera ayudan a los refugiados ahora mismo?

R.- No tenemos capacidad para ayudar a los refugiados allí, nuestro ámbito de trabajo es en la Vega Baja, y hemos centrado nuestra labor en la comarca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *