“El Bachiller de Investigación es futuro y realidad pero no tiene el apoyo de la Administración”

Eva Martínez Álvarez, directora del centro IES Infanta Elena de Jumilla (Audio) 

IES Infanta Elena de Jumilla/ Imagen cedida

IES Infanta Elena de Jumilla/ Imagen cedida

Eva Martínez Álvarez (1972, Jumilla) directora del centro IES Infanta Elena de Jumilla. Por sexto año consecutivo el centro ha ganado varios premios del Certamen de Jóvenes Investigadores. Cuatro han sido los premiados en esta edición, tres de ellos de los cuatro primeros puestos a nivel nacional. Tan solo 40 centros en toda España tienen implantado la modalidad de Bachillerato de Investigación, donde los alumnos aprenden a trabajar y crear sus propios trabajos y a exponerlos delante de un tribunal. Martínez insiste que muchos son los directores de los centros, así como profesores, que se quejan del poco reconocimiento que se les da  por parte de la Administración en este proyecto.

Pregunta: Hay muy pocos centros que tienen el Bachiller de Investigación implantado. ¿Por qué el IES Infanta Elena sí?

Respuesta: Porque hace unos 10 años salió el proyecto y el instituto lo solicitó. Para ello se necesitaba que varios profesores se implicaran, además de estar aprobado en claustro. Y se consiguió. Este centro siempre ha apostado por sus alumnos y ha innovado. Poco a poco con mucho trabajo se ha ido ganando prestigio, se han ido obteniendo premios y se ha visto el gran resultado de los alumnos en la universidad. Este hecho ha servido para que se siga adelante con el proyecto. Pero implica un gran trabajo para los alumnos y también para los profesores que están implicados en él.

P: Ya son 6 años consecutivos los que alumnos de este centro son premiados en el Certamen de Jóvenes Investigadores. ¿Cómo lo consiguen?

R: Con mucho esfuerzo y mucha dedicación por parte de alumnos y profesores. Sobre todo, ganas de trabajo y motivación personal. Además, es aquí, año tras año donde los profesores demuestran su vocación con toda la ayuda que muestran ante los estudiantes.

P: Con toda la presión a la que están sometidos los adolescentes en esta etapa con la Prueba de Acceso a la Universidad, los trabajos…este proyecto hace que tengan aún más presión. ¿Cree que es bueno para ellos?

R: Creo que es muy bueno porque es algo voluntario. Cuando tú haces una actividad de forma voluntaria lo haces porque quieres. El alumno que ha cursado este bachiller lo ha hecho porque ha querido. Pero tiene su recompensa, además de todo el apoyo de los profesores que se implican en el proyecto. Destacar que a lo profesores no se les compensa de manera económica por ello, ni por parte de la Administración ni siquiera se les hace una mención honorifica. Son casi anónimos. La única recompensa que tienen es ver como los alumnos les aprecian y los valoran. El problema de que no se reconozca el trabajo de estos proyectos es que apenas se le da a conocer. De 40 trabajos presentados, 15 son de la Región de Murcia. Los centros que tenemos este proyecto no nos sentimos apoyados. Estos trabajos deberían de tener mucho más prestigio del que tiene por parte de la administración y  sobre todo por parte de la Región, ya que un gran porcentaje de trabajos presentados al certamen son murcianos.

 

P: ¿Cuánto tiempo se tarde en hacer el proyecto?

R: Todo un año. Aunque realmente el proyecto empieza en primero de bachillerato y se finaliza en segundo. El trabajo es bastante lento, se necesita mucho tiempo. Se hace en una asignatura, pero la realidad es otra. Lleva por detrás muchas tardes y fines de semana de trabajo y dedicación.

P: Quién también tiene un papel importante en estos proyectos son los profesores responsables, ¿cómo ayudan a los alumnos exactamente?

R: Los profesores son los guías para los alumnos, les ayudan a planificarse, a llevar un seguimiento del trabajo. Son sus consejeros, sin ellos los estudiantes no sabrían por dónde tirar en los momentos de agobio y saturación.

P: Este año han sido cuatro alumnos los ganadores del Certamen de Jóvenes Investigadores. Habrán trabajado mucho y se les habrá hecho un poco cuesta arriba compaginar el trabajo con los estudios. ¿Tienen estos alumnos alguna ventaja por ello frente a otras modalidades de bachiller?

R: La gran ventaja que tienen nuestros alumnos es la gran satisfacción personal que tienen por ser capaces ellos mismos de hacer un trabajo de investigación de esta envergadura. Es un reto personal. Son muchísimas horas de trabajo. De 27 trabajos que se presentaron, cuatro han sido elegidos para la final nacional. Ganen o no, el hecho de hacer el trabajo ya les recompensa. El ser elegido y ganar el premio económico es algo que llama la atención. Además ya son seis años consecutivos los que alumnos de este centro consiguen ser premiados, lo que llama más a que los jóvenes elijan este bachillerato.

P: Muchos alumnos de otras modalidades de bachillerato o de otros centros se quejan de que a estos estudiantes por el hecho de hacer el Bachiller de Investigación son recompensados académicamente. ¿Es eso cierto?

R: Esto es algo muy complicado que viene dado de mucha polémica. Y los profesores lo tienen en cuenta. Miran todas las horas que los alumnos echan para sacar sus trabajos, el sobreesfuerzo que hacen estos estudiantes y se intenta que sus notas no bajen. Estos alumnos tienen un trabajo extra y tener una media como la de los demás jóvenes que cursan otro bachiller cuesta porque tienen más trabajo, pero suelen sacar muy buenas notas. Algo que también llama la atención a la hora de elegir el plan de estudio por parte de los alumnos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *