El baloncesto alicantino desde otro punto de vista

La directiva del refundado Lucentum decidió, hace apenas una semana, dedicar los encuentros en su feudo a ver el baloncesto desde una dimensión paralela. Desde un mundo lejano para la mayoría pero que presenta un gran número de protagonistas en el mundo real cada día. Por ello, el equipo lucentino dedicó su partido en casa ante el Xuven Cambados a las personas con discapacidad. La Fundación Lucentum invitó a su cancha a la  Asociación de Paralíticos Cerebrales de Alicante (APCA); que organizó un mercadillo benéfico en la puerta 0 del pabellón Pedro Ferrándiz, a la Asociación de Discapacitados Psíquicos de Alicante (APSA), al Centro San Rafael y al Elche Club de Fútbol Baloncesto en Silla de Ruedas; que deleitó a los asistentes al encuentro disputando un partido durante el descanso.

Los jugadores del Elche CF BSR disputan el partido ante la cercana mirada de la plantilla lucentina/Foto: MB

Los jugadores del Elche CF BSR disputan el partido ante la cercana mirada de la plantilla lucentina/Foto: MB

En honor al pasado 3 de diciembre, Día Internacional de la Personas con Discapacidad, la Fundación Lucentum preparó diferentes iniciativas. Toni Gallego, presidente del conjunto alicantino, entró al pabellón y casi ni se percató de que pasó rozando a sus jugadores. Gallego tenía la mira puesta en saludar a sus invitados y pasar un gran día con ellos. “Hoy los protagonistas se encuentran fuera del parqué, estamos muy orgullosos de que las jornadas solidarias que estamos organizando muestren esta gran acogida por parte de todos”, comentó con enorme entusiasmo el presidente.

La Fundación Lucentum dedicará todos sus partidos como local a colectivos minoritarios.

La jornada mañanera arrancó con la visita guiada de APCA junto a los miembros de la directiva de la Fundación Lucentum por las instalaciones del pabellón Pedro Ferrándiz. Además está asociación alicantina gozo con el beneplácito del club alicantino de instalar un stand benéfico frente a la cancha lucentina donde los aficionados pudieron adquirir artículos artesanales realizados en la propia organización de personas con discapacidad. Jabones, calendarios fotográficos y pequeñas figuritas presidían la improvisada tienda.

El salto inicial dio comienzo a la fiesta. Las distintas organizaciones disfrutaban en la grada norte junto a la Peña Kali Nord, el fiel colectivo que ha seguido y animado al Lucentum desde su fundación. Las sillas de ruedas comandadas por los jugadores del Elche merodeaban tras una de las canastas. Los jugadores calentaban para salir a jugar en el parón que llegaría tras el tercer cuarto.

El bocinazo dio comienzo al partido de la jornada. Todos los ojos allí presentes quedaron hipnotizados por los rodantes radios de las sillas. La expectación por vivir desde cerca una visión cambiante del baloncesto provocó que la afición mostrara una mayor ebullición con el encuentro de 4×4 que se estaba disputando durante el descanso del ‘partido principal’. Domingo Santos, pívot del conjunto ilicitano, conjuró su dorsal 17 como máximo anotador de la disputa. “Ha sido la leche jugar en esta pista”, exclamó Domingo. Que además comentó que “el baloncesto en silla de ruedas ha dejado de crecer durante los últimos años, por eso queremos acercar a la gente la idea de que cualquiera puede hacer deporte y que además nos reciban como lo han hecho hoy aquí”.

“Hemos acercado nuestro baloncesto a la afición lucentina y estamos satisfechos porque han sabido apreciarlo”, Domingo Santos

Tras el partido del Elche CF BSR se llevó a cabo la presentación de las distintas organizaciones que asistieron para presenciar el encuentro. Durante el breve acto, Vanesa Reche, directora de Técnica Centros de Adultos APCA, dio las gracias a la Fundación Lucentum por la organización de la jornada solidaria. “Hemos disfrutado de un día fantástico y amenazamos con volver”, exclamó Reche entre muecas.

Al finalizar el partido, en el que, parece ser, el equipo alicantino se impuso al Xuven Cambados, las diferentes organizaciones recibieron una camiseta de la Fundación Lucentum y se hicieron una foto de familia junto a los jugadores. Dejando tras de sí un día en el que tuvieron mucho que demostrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *