El despegue de los drones

Desde hace unos años una nueva tecnología se encuentra en auge debido a su capacidad para adaptarse y poder trabajar en diferentes tareas y sectores. Hablamos de los drones los cuales la RAE define como: ‘vehículo aéreo no tripulado’, definición poco afortunada, ya que en realidad no es una definición sino que corresponde simplemente a uno de los muchos sinónimos que denominan a estos objetos y cuyas siglas, VANT, se usan con frecuencia.

Los drones ya se usan en multitud de sectores como: Filmación de imágenes y vídeos aéreos para publicidad, cartografía, logística o seguridad. Pero hay un sector en el que esta tecnología está avanzando a pasos agigantados, se trata del agrario. Este sector siempre ha sabido utilizar las nuevas tecnologías para así aumentar la productividad a la vez que reducir los costes.

Ventajas

En particular los drones ofrecen avances en la agricultura que actualmente no se pueden conseguir con otros medios. Nicolás Zapata director de la empresa Dronetools, líder en el diseño y fabricación de drones nos cuenta cuales son las ventajas que ofrecen los drones. “Una de las principales ventajas que ofrece es a la hora de la teledetección”. Es decir, permite obtener información de la vegetación sin necesidad de estar en contacto directo con ella, permite visualizar a través de imágenes, diferencias en el aspecto del cultivo. Añade Nicolás que: “Esto actualmente se hace mediante fotos con satélite. El inconveniente es que son imágenes captadas a una altura muy elevada y su resolución por tanto es muy mala, hablamos de metros por pixel. En cambio con el dron se puede acercar para tomar las imágenes llegando a una resolución de centímetro por pixel. Las ventajas que esto ofrece son una mayor definición y control sobre una zona a la hora de realizar una teledetección. Métodos convencionales satélite o avioneta.”

Mediante cámaras en alta definición los drones pueden realizar labores de teledetección con grandes resultados.

Mediante cámaras en alta definición los drones pueden realizar labores de teledetección con grandes resultados./Foto cedida por Nicolás Zapata

Esta nueva técnica puede aportar grandes avances se ve frenada por la actual legislación. Debido a que en España no se pueden realizar vuelos con drones en núcleos urbanos.”

Otro de los avances que plantea esta tecnología es en los tratamientos fitosanitarios. En estos tratamientos, pese a que esta nueva técnica puede aportar grandes avances se ve frenada por la actual legislación. Debido a que en España no se pueden realizar vuelos con drones en núcleos urbanos. Como sucede en el caso del Palmeral de Elche que lleva tiempo siendo víctima de la voraz plaga del picudo rojo. Este insecto que llegó de Egipto en silencio dentro de palmeras, con la burbuja del ladrillo costero y actualmente devora todos los palmerales de avenidas, jardines, zonas residenciales y urbanizaciones de toda España. Actualmente son los palmereros los que se ocupan de hacer frente al picudo rojo. Pero una nueva tecnología desarrollada en la ciudad valenciana, ha irrumpido con fuerza en esta lucha. Son los científicos de Glen Biotech, empresa apadrinada por la Universidad de Alicante (UA), junto con la Asociación de Palmereros de Elche (APELX)  los que están realizando pruebas para combatir la plaga del picudo rojo mediante drones. Pero la cercanía con el aeropuerto del Altet impide que se puedan realizar vuelos con drones. Científicos y  el propio ayuntamiento han realizado ya un proyecto de ley en el que se permitan realizar vuelos con drones con la supervisión del aeropuerto. Según afirma Antonio García, concejal de Medio Ambiente: “Desde el Ayuntamiento vamos a aportar todos los recursos posibles con tal de que cambie la normativa respecto a los drones, ya que pueden ser una herramienta fundamental para acabar con el picudo rojo que tanto daño está haciendo en el Palmeral”. El edil también añade que: “Queremos lograr una normativa similar a la de Francia, donde ya hace dos años que existe un reglamento que permite y regulo vuelos de drones en núcleos urbanos.”

Drones contra el picudo rojo

“Este insecto que llegó de Egipto en silencio , con la burbuja del ladrillo costero y actualmente devora todos los palmerales de avenidas, jardines, zonas residenciales y urbanizaciones de toda España.”

El Palmeral de Elche lleva tiempo siendo víctima de la voraz plaga del picudo rojo. Este insecto que llegó de Egipto en silencio desde Egipto, con la burbuja del ladrillo costero y actualmente devora todos los palmerales de avenidas, jardines, zonas residenciales y urbanizaciones de toda España. Actualmente son los palmereros los que se ocupan de hacer frente al picudo rojo. Pero una nueva tecnología desarrollada en la ciudad valenciana, ha irrumpido con fuerza en esta lucha.

Precisamente los investigadores de Glen Biotech han ingeniado una vacuna contra el picudo que se deposita en las palmeras con la ayuda de los drones. Esta vacuna está formada por un hongo, el Beauveria bassiana, y se deposita sobre la copa de la palmera mediante un tubo elástico. La palmera responde al hongo activando sus defensas, su sistema inmunológico se pone en guardia y evita que el gorgojo siga proliferando.

Esta nueva técnica, aparte de ser más efectiva que  las que se están llevando a cabo hasta la fecha, en las que son los palmereros los que aplican el tratamiento a cada palmera, también es más respetuosa con el medio ambiente. Porque apunta Daniel Sarabia desde Glen Biotech que los tratamientos fitosanitarios necesitan una gran cantidad de agua para fumigar cada palmera. Los investigadores estiman que sobre unos 200 litros por cada palmera al año. Qué si se multiplica por las más de 200.000 palmeras que alberga el Palmeral de Elche supone una cifra escandalosa que podría llevar una extinción de los recursos para salvaguardar el patrimonio de la ciudad.  Es esta una de las cuestiones por las que los drones pueden favorecer la nueva agricultura.

En cuanto a los palmereros, quienes han sido los protectores de las palmeras de la ciudad hasta la fecha, tienen ahora que lidiar con los drones en las tareas de protección. Al conocerse las pruebas que se iban a realizar con los drones algunos palmereros advirtieron que esta nueva tecnología podía suponer una amenaza para el empleo de estos. Miguel Ángel Sánchez, presidente y fundador de la Asociación de Palmereros de Elche (APELX) asegura que el dron no va a peligrar la figura del palmerero: “De ningún modo, el palmerero tiene muchos más cometidos que aplicar producto a las palmeras, esta es una labor más de su abanico de tareas debida a la plaga. El dron puede ser una extensión del palmerero, allí donde el palmerero no pueda acceder .Nunca una amenaza Incluso puede llegar a ser más productivo con la ayuda del dron”. Miguel  también añade que: “Tenemos que evolucionar, el palmerero siempre ha sabido evolucionar y adaptarse a las tecnologías de cada momento”.  Y lo compara con las Revoluciones  Industriales donde en la 1ª, se empezaron a usar fertilizantes y en la 2ª se añadió maquinaria a la agricultura como los tractores con el fin de prosperar y acrecentar el cultivo. “La tecnología siempre ha mejorado cualquier sector, lo ha hecho más productivo.”

También se están usando drones para combatir otras plagas, como la del mosquito tigre que azota en el pueblo de Alfas del Pi. En este caso se utilizan los drones para localizar los focos de reproducción de los mosquitos para su posterior tratamiento.

España, un mercado por explorar

En cuanto a los drones como sector tecnológico va a cambiar la forma de trabajar de  muchos sectores según Nicolás Zapata, y añade que: “España tiene que posicionarse en este sector en estos momentos para que en el futuro sea una potencia tecnológica. Por eso de desde las instituciones públicas se deben apoyar estudios y fomentar esta tecnología”. Lo cierto es que en España cuenta con una gran ventaja, y es que somos el mayor exportador de Europa en fruta. Alberga gran cantidad de plantaciones de todo tipo comparadas con otros países, por lo que una correcta utilización de drones puede multiplicar la productividad de todo el sector agrario español. Zapata asegura que: “Que no quepa la menor duda de que si no somos la principal potencia en el uso de este tipo de tecnología llegaremos a serlo sin ninguna duda.”

Nicolás como director de una empresa dedicada al diseño y fabricación de drones conoce bien el mercado al que puede favorecer e interesar esta tecnología. “Se interesan mucho más las cooperativas de agricultores y federaciones. Y es donde hay mayor interés, ya que a un particular con diez hectáreas no le va a salir rentable la inversión. En cambio a una cooperativa que agrupa muchos agricultores sí que les merecería la pena este tipo de inversión.”

El desafío que tiene por delante esta tecnología será renovar la normativa que limita su uso y conseguir que las cooperativas y demás federaciones de agricultores consideren a los drones como una herramienta útil y rentable para la actividad agrícola.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *