El duatlón deja de ser minoritario

Ciclismo y atletismo unidos en un deporte que cada vez gana más adeptos. Se trata del duatlón, la disciplina que combina ambas modalidades y que quiere empezar a ser reconocido en el panorama nacional. Precisamente con esa intención se realiza el I Duatlón-cross Ciudad de Elche, con el que se pretenden dos cosas: extender la pasión por este deporte y promocionar el patrimonio histórico y cultural de la ciudad ilicitana al mismo tiempo que se fomenta la práctica deportiva.

Es domingo, son las 09:00 y en el Paseo de la Estación se respira un ambiente festivo. En una hora arranca el I duatlón-cross de la ciudad de Elche. En la zona cercana a la línea desde dónde dará comienzo el evento, muchos de los participantes comienzan a llegar y a prepararse de cara a la prueba. Es una mañana fría de noviembre y los deportistas realizan sus ejercicios para no sufrir ningún percance durante el transcurso del recorrido. Los aficionados a este deporte y que van a disfrutar de este duatlón también llegan al Paseo de la Estación para coger sitio y no perderse nada.

En los alrededores a  la zona desde donde dará comienzo la prueba está todo preparado. Vallas publicitarias, bebidas isotónicas listas para los participantes y mucha vigilancia para prevenir cualquier tipo de incidente. Varias ambulancias custodian la zona. La Policía Local también está presente para poner orden en la organización.

La Policía Local custodió la carrera en todo momento / Felipe Canals

La Policía Local custodió la carrera en todo momento / Felipe Canals

Son las 9:45, queda un cuarto de hora para que empiece el duatlón y comienzan a notarse los nervios en el ambiente. Los deportistas se sitúan tras la línea de salida, donde realizan los últimos ejercicios de calentamiento y se ponen a punto para la carrera. En el público cada vez hay más gente dispuesta a disfrutar y a conocer un poco más sobre este deporte.

A las 10 de la mañana se da el pistoletazo de salida. El primer tramo consta de 5 km que se han de recorrer a pie. Tras la salida, un grupo se distancia de los demás rápidamente. En el público la gente jalea y graba con sus móviles los movimientos de los corredores. Según los datos de los organizadores, son 296 los corredores inscritos que recogieron su pegatina con el número identificador. Un dato que para Manu Baeza, el organizador de este duatlón-cross, es un “éxito”.

foto-15

Los corredores, tras la salida desde el Paseo de la Estación / Felipe Canals

La carrera a pie continúa por una de las principales arterias de la ciudad ilicitana, la Avenida de la Libertad, que luce sin vehículos y cortada al tráfico para que todo transcurra con normalidad. La Policía Local sigue de cerca la evolución de los participantes en la prueba para que no suceda nada extraño y poder intervenir ante cualquier incidencia que se produzca. Manu Baeza agradece la labor de la Policía, que “colabora activamente en el desarrollo del evento”.

En la Avenida de la Libertad también hay curiosos que disfrutan de la carrera. Éstos aplauden a los corredores a la vez que aprovechan para hacer fotos y tomar vídeos de este duatlón. Un gran aficionado a este deporte, y que además lo practica a nivel amateur, Andrés Sánchez, explica que disfruta mucho con este evento. Además, pide más reconocimiento para el duatlón, un deporte que, según él, “no está extendido en España y es una pena porque es muy bonito”.

Este aficionado destaca la diversión que genera este deporte, el cual combina las disciplinas de ciclismo y atletismo. “Mucha gente lo confunde con el triatlón, que es muy parecido. La diferencia es que en el triatlón, además de ciclismo y running, también se añade la natación”.

La carrera continúa su recorrido a pie por la zona de la Ciudad Deportiva y la ladera del río, y tras terminar con los 5 kilómetros, se pasa a la siguiente etapa: 20 kilómetros de bicicleta por la zona del Pantano y del Racó de la Morera. Los participantes cambian los deportivos “running” por las bicicletas de montaña y se embarcan en el tramo más duro de este duatlón. “Quizá la modalidad de la bicicleta sea la más complicada de este deporte”, dice el aficionado al duatlón y practicante del mismo, Andrés Sánchez.

El organizador de la prueba, Manu Baeza, explica que “el hecho de que el recorrido en bicicleta transcurra por el Pantano es para dar visibilidad al gran patrimonio histórico y cultural que tiene Elche”. Además, añade que “es un paisaje único y espectacular para la práctica deportiva”.

Tras los 20 kilómetros en bicicleta es momento de afrontar el final de la prueba y, por consiguiente, el cambio de calzado: vuelta a los deportivos “running” y a por los 3 kilómetros a pie que restan para finalizar el duatlón. Los corredores, aparentemente agotados por el esfuerzo, recorren las calles del centro urbano de la ciudad, para posteriormente llegar a la meta, situada justamente dónde se inició la prueba. Poco a poco, los duatletas se van acercando al Paseo de la Estación.

Alrededor de las 11:15, llega el ganador a la línea de meta. Es Quique Gutiérrez, un profesional de este deporte, y que ha marcado un tiempo de una hora y 14 minutos. Tras él, llegan muchos de los participantes, cansados por el esfuerzo, pero orgullosos por haber completado la dura prueba.

Finalmente, todos los duatletas llegan sin problemas al Paseo de la Estación. Allí se hidratan tras todo el trabajo de la prueba y saludan a sus competidores. Además, se empiezan a reunir con sus familiares y aficionados que han visto el espectáculo desde fuera. Ahora toca almorzar con todos los presentes y esperar a los reconocimientos y entrega de premios. Los deportistas y aficionados disfrutan todos unidos tras un duatlón que, como dice el aficionado Sánchez, “ojalá sirva para que la gente se implique con este deporte y por fin obtenga el reconocimiento que merece”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *