“El espectador ya no quiere mirar una pantalla, quiere participar en lo que está mirando”

Verónica Cerdán, licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas y profesora de narrativa audiovisual.

Verónica Cerdán durante una conferencia

Verónica Cerdán durante una conferencia

Audio

Verónica Cerdán (1970, Alicante) es licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Alicante y doctorada en Comunicación Audiovisual por la misma. Ha dedicado gran parte de su trayectoria profesional a la dirección y producción de cine. Cineasta hasta la médula y docente por vocación durante más de 5 años en la Escuela de Cine Ciudad de la Luz (Alicante) donde impartía asignaturas como narrativa, producción y realización audiovisual. Verónica confía en un cine que traspase las barreras y permita al espectador formar parte del gran espectáculo pero afirma que, más allá de la tecnología, debe existir un creador que sepa gestionar una buena historia y que logre que el espectador sea participe de ella.

Pregunta: En su opinión, ¿El avance tecnológico está aportando o cambiando las nuevas formas de narrativa audiovisual?

Respuesta: Creo que la narrativa está creada a partir de la base tecnológica, es decir, desde el principio de la historia del audiovisual, la historia del cine ha ido avanzando a partir de las invenciones tecnológicas que ha habido: desde el primer travelling con Alexander Promio pasando por el travelling en zigzag de Murnau cuando rodaban “Amanecer” que, debido a una montaña, tuvieron que modificar el travelling creando un itinerario en zigzag. Posteriormente, llegó la SteadyCam y en la actualidad las cámaras Gopro. El cine avanza en función de cómo avanza la tecnología pero siempre tiene que estar al servicio de una idea.

 P: ¿Por qué las famosas cámaras GoPro consiguen producir efectos de espectacularidad en el espectador?

R: En general, la tecnología genera espectacularidad. De hecho, si nos remontamos a la base del cine, éste era un espectáculo dónde, a través de una pantalla, parecía que un tren te iba a atropellar y esto generaba impresión. El formato de visionado impresiona siempre. Además, cuando logras conectar lo que se ve en la pantalla con la sensación de que lo estás viendo a través del ojo de la persona o del personaje identificándose con el espectador, hace que se genere una empatía con el plano que está siendo mirado.

P: ¿Por qué es tan importante, en cuanto a la narrativa, esa búsquedad de identificación con el personaje?

R: En realidad, no es que cada vez sea más importante, es que si nos remontamos a 1900 tenemos el primer plano subjetivo en un cortometraje de cinco minutos en el que se ve como un coche atropella a un supuesto viandante. Lo que nosotros vemos es que el coche se acerca y de repente toda la pantalla se queda con puntitos blanco. La identificación con el espectador siempre ha estado en la base de la filmografía. Evidentemente, cuanto más avanza la tecnología, más fácil es conseguir esa identificación y esa sensación. Había un poeta, que se llamaba Jules Supervelle que decía que en el cine cada espectador se convierte en un gran ojo, tan grande como su persona, tan grande que no se contenta con sus funciones habituales si no que añade las del pensamiento, el olfato, el oido, el tacto, todos nuestros sentidos se ocularizan.

P: ¿El espectador suele empatizar con lo que ve?

R: En general, en el audiovisual, el espectador empatiza con lo que está viendo, de tal manera, que lo que necesita o quiere es situarse en el ángulo de la visión del propio personaje. Indiscutiblemente, siempre detrás hay un director, un creador que organiza esta información para que se vaya avanzando en la película o en la pieza audiovisual y genere un universo narrativo coherente y lógico.

P: Como profesora de narrativa, ¿el cine está cambiando?

R: Yo creo que el cine no cambia tanto por la tecnología porque el cine siempre ha ido a avanzando desde el color, el sonido…etc. Recuerdo a un hombre llamado Manuel Berenguer que es director de fotografía profesional de Alicante, conocido internacionalmente y que invento un objetivo llamado Hollywood que lograba enfocar dos elementos no situados en el mismo plano y conseguía mantenerlos a foco. El cine ha avanzado gracias a lo que ha ido inventándose. Actualmente, creo que el cine cambia, más que en función de las nuevas cámaras u objetivos, en la forma de ver cine . La ruptura con lo clásico no está todo por la parte de lo tecnológico, si no por esta participación gracias a la introducción de las segundas pantallas que giran alrededor de las películas.

P: ¿El público está preparado para esta participación?

R: Sí. El espectador ya no solo quiere ser el que mire la imagen, quiere interactuar con el resto de personajes, quiere conocer la esfera de su entorno. En ese sentido, si hablamos en general del marco audiovisual, no es el cine ni el transmedia los que están dominando esta participación, si no más bien las series de televisión.  Las series están generando nuevas formas de interactuar con los universos creativos de las obras. Por eso creo que es ahí donde está la gran modificación de las narrativas audiovisuales, en las medida de que el espectador va a formar parte de los universos y va poder modificarlos y ampliarlos a su gusto.

P: ¿Cree que todas estas formas de participación es posible incluirlas en el cine comercial?

R: Creo que sí y, además, creo que ya se están incluyendo. Es cierto que, dentro de la cadena audiovisual, la exhibición también tiene que modificar formatos y esto es muy caro. Por lo tanto, la participación del espectador creo que vendrá más de la mano de las pantallas más pequeñas y de la forma de visionar el audiovisual, más que del propio cine. El cine comercial ya está empezando a adaptarlo y finalmente, lo acabará incluyendo porque no es ajeno a la necesidad de participación que tiene el espectador de tener  sensación de que camina por la pantalla. Esto demuestra que cada vez más, cine y videojuegos se están fusionando y casi me atreverá a decir que ya beben uno del otro.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *