El fútbol sala, mediático a medias

A día de hoy, hallar rendimiento económico de los medios especializados de futsal sigue siendo una utopía

Foto 2

Por las dimensiones de la pista. Por el tamaño del esférico. Por su dinamismo. Por sus reglas en general. El fútbol sala lleva en sus genes la emoción. Además, está considerado uno de los deportes más practicados en España, tanto a nivel federativo como aficionado –por su facilidad a la hora de encontrar un recinto para jugar-.

En el apartado deportivo todo está en orden, y cómo no, genera información. Hay fichajes, crónicas, previas, reportajes… En definitiva, el material existe. Un material que poca cabida tiene en periódicos e informativos de televisión, en general. Aquí aparece el problema, en la parcela mediática.

Gustavo Muñana: “Uno de los grandes hándicap del fútbol sala es la ausencia de medios especializados potentes”

Aunque Gustavo Muñana, uno de los periodistas especializados en este deporte más reconocidos de España, llama a la calma asegurando “que hay que tener en cuenta el futsal es un deporte relativamente joven”, reconoce que “uno de los grandes hándicap de esta disciplina es la ausencia de medios especializados potentes, a pesar de que en esta última época han surgido iniciativas digitales bastante potentes pero que son difíciles de monetizar.

Medios, portales web, como se quiera llamar, existen. Los hay. Pero quizá falta eso, potencia. Las iniciativas –sobre todo digitales- creadas para cubrir la información del fútbol sala, desgraciadamente, son una actividad aficionada. Mª Ángeles Montero, licenciada en Periodismo y dedicada, hasta la fecha, “por gusto” a la información futsalera lo deja claro: “el periodismo futsalero es un periodismo aficionado”.

MundoSala, sin rastro
A pesar de todo, y con las iniciativas digitales en marcha, hubo una que destacó. Destacó por su presencia a finales de la época estival de 2013 en las redes sociales anunciando algo nuevo, algo que marcaría la diferencia. Algo que, a pesar de la buena fe, tuvo que anunciar su cese a final de temporada. “Por intención no quedó”, comenta con orgullo el emprendedor vallisoletano Hugo Arribas, fundador del espacio.

Hugo Arribas, fundador del desaparecido MundoSala: “A hacienda no le pagas con unas zapatillas”

“Conocíamos lo que había, su forma de funcionar y quisimos hacer las cosas bien”, explica Arribas, quien asegura que “MundoSala era una empresa, remuneraba a todos sus trabajadores y estaba al día en los pagos con hacienda y la seguridad social. “Otros espacios prefieren tener a gente escribiendo gratis y su financiación se basa en la cesión de unas zapatillas por parte de cualquier marca para sortearlas a cambio de publicidad, pero claro, a hacienda no le pagas con unas zapatillas”, critica Arribas.

En voz de Gustavo Muñana, conocedor de estos escenarios, reconoce que “MundoSala tenía buenos ingredientes y gente muy válida” pero falló en la búsqueda del beneficio tan rápida. “Quizá les faltó un plan de negocio más a medio plazo, dirijo un medio y sé lo complicado que es; rentabilizar una tarea periodística en poco tiempo es muy difícil y más si añades que se trata de fútbol sala”, comenta Muñana.

Complicado es, puesto que el sueldo de muchos jugadores de primera división llega a ser incluso simbólico. Pensar en vivir de la información de un deporte en la que los protagonistas principales, sus actores, los que saltan a la pista, algunos, tanto en Primera como en Segunda División, o son estudiantes o tienen un trabajo al margen del futsal, se hace utópico.

Intrusismo
Pero al margen de la crisis económica, que existe, y no se puede negar. Hay una cosa criticada por los periodistas que quieren hacerse un hueco y dedicar su vida profesional a la información futsalera. Intrusismo lo llaman. Un fenómeno en auge gracias a la digitalización, puesto que como reconoce Montero “con las nuevas tecnologías es muy fácil jugar a ser periodista. Cualquiera puede escribir, a cambio de una acreditación”.

Mª Ángeles Montero: “Con las nuevas tecnologías cualquiera puede jugar a ser periodista”

Para J. Carles Gibert, fundador del desaparecido Pressing Sala, los motivos por lo que un medio especializado en fútbol sala no puede a día de hoy sacar rendimiento económico son dos: “la crisis económica y el instrusismo”. “Teniendo en cuenta que muchos clubes de élite tienen a simples aficionados al frente de sus departamentos de prensa, es muy complicado pensar en vivir de la información del fútbol sala o tener una mínima remuneración sin más”, lamenta Gibert.

Esta intromisión de aficionados también es denunciada por Hugo Arribas quien reconoce que “el periodismo se debe ejercer de manera profesional”. “Este intrusismo va en detrimento de los proyectos con proyección y en vista a hacer las cosas bien, porque luego las empresas y la audiencia nos meten a todos en el mismo saco”.

A pesar de las dificultades, muchos portales siguen. Tanto a nivel nacional como a nivel regional, pero la mayoría sin sacarle una rentabilidad significativa a su actividad. Salvo el ingreso de algún banner –sobre todo en época estival con la llegada de los torneos 24 horas-, que en muchas ocasiones va destinado al mantenimiento del sitio web, la remuneración de estos se diluyen en los retuits y fav’s en Twitter y los likes en Facebook.

Probando en radio
A pesar de todo, las ganas siguen. Y los experimentos también. Hace más o menos un año surgió EnPista, un formato novedoso para el fútbol sala, puesto que su mecanismo no dejaba de ser el conocido carrusel. Con diferentes colaboradores en los pabellones del territorio nacional, desde el estudio de la emisora se llamaba “a los diferentes pabellones para conocer la actualidad de ese momento, tanto si había gol, descanso o final y hacer algo más dinámico”, comenta David Sánchez, cofundador del espacio.

Foto 1

Pero la rentabilidad económica del proyecto esta temporada ha sido nula, Sánchez lamenta que “EnPista no ha tenido apoyo económico de ningún tipo”. “Cuando sacas un proyecto siempre tienes en mente su monetización, pero claro, el dinero lo ponen las empresas, y a veces incluso a la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) le cuesta encontrar patrocinio, a los demás imagínate”.

Pero no solo eso, el proyecto de EnPista, a pesar de ser como se diría coloquialmente ‘por amor al arte’, se ha tenido que buscar durante el verano otra casa, otra emisora, donde poder seguir cuajando su actividad. Afortunadamente, EnPista ya ha encontrado sitio para esta temporada que empieza.

De momento, y a pesar de los intentos, dedicarse a la información del fútbol sala de forma profesional –con una remuneración que no sea la acreditación-, aunque la especialización en el ámbito mediático sea un punto a favor, sigue siendo una utopía. Fórmula no hay, pero como dice Muñana “es cuestión de seguir intentándolo hasta dar con la tecla”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *