El grande absorbe al pequeño

Los grandes comercios están dejando sin clientela a las pequeñas tiendas de los pueblos, ya que cuentan con unas infraestructuras y unas comodidades que les facilitan y hacen más atractivas las compras a los consumidores.

Hace relativamente poco tiempo, todo el mundo compraba en la tienda de la esquina de su casa, pero como todo, los tiempos cambian. La sociedad también ha sufrido un cambio de mentalidad, y podemos decir que actualmente tenemos una sociedad consumista, ya que está muy influenciada por las modas y tendencias del mercado.
A finales del siglo XX, se produjo en la zona de la Vega Baja el boom de los centros comerciales, con la apertura de grandes centros como: Habaneras en Torrevieja, más tarde Ocio Pía en Orihuela y hace solo tres años, La Zenia Boulevar en Orihuela Costa, a parte de la cercanía de L´aljub en Elche, y otros muchos centros que hay en los alrededores de la comarca, lo que ha provocado que muchos de los comercios más pequeños de los distintos municipios de los alrededores hayan sido influenciados en gran medida por estos grandísimos centros.
Estas nuevas infraestructuras, permiten a los consumidores buscar otro tipo de ambiente ya sea de ocio, de consumo, de moda, debido a que este tipo de establecimientos proporciona al consumidor todo lo que quiere encontrar. Un ambiente intenso, abarrotado de gente que la única cosa que se les pasa por la cabeza es consumir. Estos enormes comercios no solo disponen de las tiendas más novedosas actualmente, sino que también disponen de otros medios como cines, restaurantes, espectáculos, etc. Otro tipo de eventos que hacen que las familias pasen un día diferente.

zenia-boulevard-noticia-1

Centro comercial La Zenia Boulevar, Orihuela Costa. S. García

Mientras tanto, los pequeños comercios de los pueblos están pasando por un mal tiempo, desde hace siete años se les han juntado varios factores muy relevantes en su contra. Por un lado tenemos la gran crisis que está afectando a España desde el año 2008, lo que ha provocado un gran descenso en las ventas, por otro lado tenemos a los centros comerciales, que les están quitando cada día más clientela, y por último las ventas por internet, que cada segundo están cobrando más fuerza.
Muchos de estos pequeños comercios que abrieron sus puertas con mucha ilusión y entusiasmo hace años han tenido que cerrar. Sus beneficios eran insuficientes para poder mantener sus tiendas y han optado por poner fin a su negocio.
Lola y María Luisa, son dos hermanas que tienen un pequeño comercio en Almoradí, La Casa del Caballero. Este establecimiento lleva abierto cincuenta años en el municipio. Para ellas está siendo un reto enfrentarse a las crisis. Aseguran que están aguantando porque tienen cerca la jubilación y es lo único que le queda para el día de mañana poder tener una pensión, porque a su edad es muy difícil encontrar trabajo.
Pese a tener una clientela fija aseguran que han tenido años en los que los beneficios han sido escasos ya que no se compra lo que se compraba antes de la crisis.

“Si no fuera por la gente mayor que no dispone de transporte para ir a los centros comerciales, y les gusta que le atiendan más cercanamente, tendríamos que haber cerrado hace tiempo”. Afirma María Luisa.

Eustaquio Lorenzo es dueño de una tienda de calzado en Almoradí, Rocío y David, que lleva abierta diecinueve años.
Eustaquio afirma: “La constancia, creer en el negocio y traer producto nacional es vital para que una tienda sobreviva”.
El empresario asegura que los grandes almacenes están haciendo mucho daño por el marketing que tienen, que para nada es comparable con el de una tienda de pueblo. Lo que hace que la sociedad sea muy influenciada por la publicidad que hacen estos centros.
Hace treinta y cinco años que los comercios de Almoradí decidieron juntarse y crear la Organización de Comerciantes de Almoradí, una asociación de todos los comercios del municipio para fomentar el comercio local. Actualmente, esta asociación la componen ciento cinco locales de veintiún sectores.
El presidente de la asociación Juan Gómiz afirma que es imprescindible las diversas actividades y eventos que se están llevando a cabo tanto por la asociación como por parte del ayuntamiento, ya que si no son por estas iniciativas y estas promociones, que permiten al público fijarse en el producto de las tiendas, se habrían cerrado muchos más locales en el municipio.
El presidente asegura que los centros comerciales están haciendo mucho daño porque no generan riqueza en la zona, sino la riqueza solo es generada por los grandes empresarios de estos centros. El pequeño comercio, por el contrario sí genera esta riqueza en el municipio, ya que muchas familias que habitan en él, viven de los negocios familiares que han heredado de sus familiares.

feria-almoradi

Feria Outlet de Almoradí 2015. S. García

Sergio Balaguer economista graduado en la Universidad de Alicante, afirma que la principal razón de la desigualdad entre las tiendas que están en los centros comerciales con los pequeños comercios, son que las grandes tiendas, tienen mayor capacidad para reducir los costes marginales, que es el coste por unidad producida. Es decir, estas tiendas tienen más margen de maniobra a la hora de poner el precio de su producto, ya que al comprar en cantidades más grandes que una tienda pequeña, lo puede establecer mucho más barato.
Sergio comenta: “En los últimos años las tiendas de los grandes comercios han incrementado sus ventas con respecto al pequeño comercio. Pero también han disminuido sus beneficios sobre todo en algunos sectores de Ocio, como los cines y los restaurantes, ya que con la crisis las familias reducen los gastos más innecesarios”.

El economista afirma: “La estrategia principal que llevaría a cabo si fuera un pequeño negocio, sería la calidad del servicio del producto, ya que tendría que ofrecer un producto con una alta calidad-precio. Esto hará que se corra la voz de nuestros productos y tengamos más compradores”.

El comercio en los grandes almacenes está en auge, ya que no ha encontrado un competidor digno, dado las diversas variedades que ofrece. Los centros comerciales están equiparando a toda la sociedad consumista y muy influenciable, atrayéndola con su publicidad y su marketing, mientras que los pequeños comercios, cada vez más débiles poco a poco por desgracia irán cerrando sus puertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *