El precio de la muerte

“Un castigo para algunos, para otros un regalo y para muchos un favor”. Así definió la muerte el filósofo, político, orador y escritor romano Séneca hace miles de años. No iba muy desencaminado con esta afirmación, pues en la actualidad muchas personas consiguen hacer de la muerte un negocio. La crisis ha afectado profundamente a la mayoría de los sectores económicos, y encontrar un trabajo estable es cada vez más complicado. Pero los oficios vinculados a la muerte no entienden de esto, pues son más 100.000 las personas que mueren al día en el mundo.

La sociedad, en ocasiones, no es consciente de todo lo que hay detrás de un fallecimiento. Cada difunto debe pasar, antes de ser mostrado a sus familiares, por las manos de un experto en tanatoestética. Este es el oficio que aprenden los alumnos del Centro de Enseñanza de Peluquería y Estética INESPA, el pionero en ofrecer esta formación en España.

Durante el curso se practica con maniquíes y con piel de cerdo, ya que tiene unas características muy similares a la piel humana. Cuando el alumno ya es capaz de realizar el trabajo adecuadamente, se llevan a cabo las prácticas reales en tanatorios. Como explica el director de esta academia, José Francisco Baeza, “no todo el mundo está preparado para desarrollar esta actividad”. Para que los alumnos aprendan a lidiar con esta situación, el centro organiza una sesión con una psicóloga de duelo con el fin de evitar situaciones traumáticas por ver a un difunto. Baeza explica que “con esto aprenden a enfrentarse al él y a no llevar ese pensamiento más allá de la práctica”.

A pesar de que el 30% de los alumnos que realizan este curso encuentra trabajo inmediatamente, el director afirma que “muchas personas han buscado una salida laboral en algo que creen que no lo quiere hacer casi nadie. Pero se equivocan, ya que la población que fallece en España es la misma y los tanatorios no han crecido con la crisis”.

Las compañías de seguros de asistencia familiar son otro tipo de negocio relacionado directamente con la muerte. Un entierro llevado a cabo por una aseguradora tiene un coste de entre 2.000 y 3.000 euros. Sin embargo, si la persona fallecida no tiene contratado ningún seguro, esta cantidad asciende hasta 12.000 euros. Una diferencia que hace que sean muchas las personas que se adhieren a los seguros de deceso. Esto conlleva a que dichas empresas muevan cantidades ingentes de dinero. “La ganancia de las aseguradoras está en la gente mayor que fallece y ha pagado durante muchos años, y las pérdidas, por otro lado, están en la gente que muere joven”, explica Marian Martínez, trabajadora de Seguros Santa Lucía.

Además, la competencia entre compañías es muy grande. Martínez comenta que lo que diferencia su aseguradora del resto es que son “una compañía grande, pero a la vez familiar, y con espacios físicos para atender personalmente al cliente”. Por otro lado, el Grupo ASV Servicios Funerarios apuesta por una nueva iniciativa que piensa en los más pequeños. La presencia de niños en los tanatorios españoles ha aumentado un 30% con respecto a 2014, algo que ha llevado a esta empresa a habilitar espacios pensado para los menores con mesas para leer, dibujar y jugar. Se trata de una experiencia piloto que ya se ha implantado en algunos centros.

La psicología también juega un papel importante en este nicho económico. “Desde el momento en que nuestro ser querido fallece, iniciamos un proceso de adaptación emocional para sanar nuestra herida y superar nuestra pérdida. Esto se conoce como proceso de duelo, y aquí es donde intervenimos nosotros”, explica Rosa Mary Rizo, psicóloga clínica. La experta afirma que la superación del fallecimiento de un ser querido suele durar un año, aunque hay personas que necesitan más o menos tiempo. Según Rizo, este proceso de duelo tiene varias etapas: negar la pérdida, enojarse por lo sucedido, intentar negociar para evitar el dolor, sentirse emocionalmente deprimido, aceptar la realidad, adaptarse a la nueva situación y seguir adelante. La psicóloga comenta que “aunque es duro decirlo, los psicólogos también hacen negocio ayudando a estas personas”.

Accidentes de tráfico, enfermedades, muerte natural… El negocio de la muerte, difícilmente se verá afectado por la crisis económica, ya que la gente muere cada día de forma inevitable. Como dijo Benjamin Franklin, “no hay nada tan cierto en el mundo como la muerte y los impuestos”.

DSCN0320 DSCN0321

Un recorrido por la muerte

Un cementerio siempre ha sido considerado un lugar tétrico y lleno de misterio, en el que se esconden las historias de las personas que un día dejaron su huella en este mundo. Sin embargo, existen camposantos en los que el arte llena de magia el lugar. Uno de ellos es el cementerio de Novelda, considerado como uno de los más románticos de España. Esta calificación viene de las magníficas esculturas que contiene, invitando a los visitantes a disfrutar del arte en un lugar poco común.

Es por esto por lo que el Ayuntamiento de Novelda, concretamente la concejalía de Infraestructuras y Cementerio, ha decidido llevar a cabo una ruta turística guiada por dicho lugar. Según explica el concejal Iván Ñíguez, “los ciudadanos son conscientes de la historia y del arte que hay en su cementerio, pero deben conocerlo mejor”. Pau Herrero, cronista oficial de Novelda, será el encargado de mostrar y explicar los rincones más destacados del cementerio.

Desde la concejalía esperan que esta acción permita “obtener beneficios económicos a largo plazo para el municipio”, ya que consideran que cualquier concejalía, incluso la de Infraestructuras y Cementerio, puede contribuir al motor de la ciudad. Además, creen que será “una buena iniciativa para dar a conocer Novelda y potenciar el turismo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *