Encuentro en un lugar desconocido para el XIII Memorial Esperanza Lag

 

_MG_8007

El Pabellón de El Altet se queda pequeño para la cantidad de aparatos que se necesitan / Olga Avellán

Cada mes de noviembre, desde el año 2002, se celebra el Memorial a Esperanza Lag en el pabellón que lleva su nombre. Todos menos este. El ascenso de otra modalidad deportiva ha rezagado, en el último momento, el encuentro de las gimnastas a una ubicación desconocida e improvista de equipamiento adecuado.

Las gimnastas celebran este año, con una combinación de desconcierto, tristeza y coraje, la edición de 2015 en el recinto de El Altet. Al parecer, la problemática radica es la reciente instalación de una nueva pista en el Pabellón Esperanza Lag. Y resulta que en esa pista el Director Deportivo del Ayuntamiento de Elche, José Francisco Aldeguer, no permite taladrar para colocar la sujeción para los anclajes de los aparatos de gimnasia. Ahora los jugadores de fútbol sala disfrutan de su parquet azul, que le cuesta a la ciudad de Elche 10.000 euros. Esto provoca que ningún otro deporte se pueda practicar en ese recinto. Un pabellón con el nombre de una gimnasta en el que no se puede hacer gimnasia.

El torneo se celebra con récord de participación, con más de 140 gimnastas a nivel nacional

Esperanza Lag es la impulsora de la gimnasia artística ilicitana. En 1980 fundó, con el esfuerzo económico de su familia, el Club Gimnasio Elche, pionero en la formación de gimnastas. El Club estaba equipado con los más modernos elementos y aparatos para el entrenamiento. Logró sacar del anonimato a Elche en la gimnasia artística. Gracias a Esperanza, el Club Gimnasio Elche se convirtió en un referente con premios a nivel provincial, autonómico y nacional. Hace 13 años, tras duros años de lucha, el cáncer le arrebató la ilusión de ver cómo evolucionaban sus atletas. Aunque el resultado de su esfuerzo no se ha apagado. “La gran semilla de ánimo que cultivó en sus alumnas, ha hecho que la gimnasia artística de Elche siga siendo un referente a nivel nacional. Aunque sigue sin ningún tipo de apoyo por parte de las instituciones”, revela  Gema Sánchez, actual presidenta del Club Gimnasio Elche y organizadora del Memorial durante estos 13 años.

A pesar de la distancia y las carencias del Pabellón de El Altet, el XIII Memorial se celebra con récord de participación. Hay más de 140 gimnastas de 12 provincias compitiendo en este trofeo nacional, eso sí, todas son chicas. Los chicos no caben en este torneo. Ellos miran desde las gradas como sus compañeras de deporte participan en este Memorial. Los chicos son menos y les toca renunciar. No hay espacio en esta pista para las anillas y el potro, equipamiento adicional que necesita la modalidad masculina de la gimnasia artística. “Una vez más, se demuestra que por no tener el apoyo local se minimiza este deporte secundario”, sentencia Isaac Botella, gimnasta ilicitano que quedó finalista olímpico en el Mundial de octubre.

Los ejercicio acrobáticos grupales precisan una prodigiosa fuerza y potencia

En este certamen a modo de Memorial, las deportistas compiten en 3 subdivisiones, separadas en bloques por el nivel y en grupos por edades. Por el pódium pasaron muchas de las atletas a por sus medallas. En cada modalidad de ejercicios, las gimnastas ilicitanas consiguen copa: Marga Navarro 1ª en salto; Paula Mairena 1ª en suelo; Esther Marco 1ª en barra y Andrea Fuentes 1ª en paralelas y 2ª en general.

_MG_8142

Las exhibiciones de las gimnastas ilicitanas es el momento más preciado / Olga Avellán

Tras la competición, vienen las exhibiciones con coreografías grupales. El momento más preciado por los asistentes, pues se homenajea a la añorada Esperanza Lag. Las niñas del nivel base se entremezclan con las nacionales, con ejercicio acrobáticos que precisan una prodigiosa fuerza y potencia.

Se va notando que la afluencia de visitantes aumenta de forma notable en las gradas. No solo hay familiares, es toda una expectación para los vecinos de El Altet, pues es la primera vez que se celebra una competición de gimnasia en su pabellón.

_MG_8204

Los gimnastas olímpicos crean una gran expectación con sus saltos acrobáticos / Olga Avellán

Para el final del certamen se reserva la exhibición de los cuatro integrantes del equipo olímpico de gimnasia artística. Entre ellos está Ray Zapata, el capitán de la selección española. Ray logró el bronce en suelo en el Mundial de octubre y con ello se hace un hueco en los Juegos Olímpicos de Río. “No sé si ganaré el oro, pero lo que ya he conseguido es que salga en la prensa la gimnasia artística”, ironiza Ray.

_MG_8197

Ray Zapata representará a España en los Juegos Olímpicos de Río / Olga Avellán

Mil y una piruetas dan, con gran ovación del público, Andrés Martín, Alberto Tallón, Adria Vera y Ray Zapata. Los olímpicos presumen de sus cuerpos musculosos con unas tablas de ejercicios energéticos con espectaculares saltos. Sin duda, los más aclamados del evento.

Se cierra el XIII Memorial entregando una placa conmemorativa y un ramo de flores a la emocionada hija de Esperanza Lag. Se echa de menos a los padres, los que no habían fallado a ningún evento organizado por las gimnastas en 12 años. “El dolor podía con ellos, no han podido soportar que no se hiciera el homenaje en el pabellón bautizado con su nombre”, acusa la hija de Esperanza.

_MG_8220

La hija de Esperanza Lag asiste sin sus abuelos al homenaje / Olga Avellán

A quienes también se les echa en falta en el evento es a la concejala de Deportes, Cristina Martínez, y al Director Deportivo del Ayuntamiento de Elche, José Francisco Aldeguer. “Es la primera vez en 13 años que no viene nadie en representación de las instituciones”, sentencia Gema.

Las gimnastas han demostrado que no les frenan las adversidades. No solo son fuertes físicamente, sino también de ímpetu y compromiso. Han perdido la batalla de celebrar en el Pabellón Esperanza Lag el homenajear de este año, pero ya están movilizándose para ganar la guerra y que en 2016, y en los años sucesivos, se celebre en el pabellón de Elche; aunque para ello se tenga que quitar el nuevo suelo.

@OlgaAvellan 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *