“Erradicar la pobreza es posible mediante la educación”

Audio – Eva Caballero, coordinadora de Jóvenes y Desarrollo (región este)

Comienza un nuevo día bañado en la calma occidental. Nos sobrecogemos, mientras se templa el café, al observar una vez más la imagen de miles de personas que huyen de su propio hogar. Entre ellos hay jóvenes cualificados, niñas y niños con una formación interrumpida indefinidamente, e incluso bebés. Se nos muestran lanchas donde reina el hacinamiento y el temor a no llegar a la orilla de ‘una nueva vida’,  luego obstaculizada por vallas, campos de refugiados y las trabas administrativas. Desde aquí se muestra el desacuerdo, reflejado en redes sociales y círculos más cercanos. También se colabora con asociaciones que actúan como intermediarios para hacerles llegar la ayuda económica, material y alimentaria recogida. Fuera del foco mediático se encuentra la ayuda no inmediata, los proyectos que pretenden interrumpir la ruptura de estructuras familiares y la búsqueda de un nuevo rumbo en Europa. La ONGD Jóvenes y Desarrollo, ligada al movimiento salesiano, dedica su actividad al fomento de la educación en los países del sur. Eva Caballero (Valencia, 1977) es su coordinadora en la región este de España, y ha participado en proyectos de de cooperación y desarrollo desde su etapa universitaria. México, Ecuador, Colombia o Timor Oriental han sido algunos de sus destinos en el voluntariado internacional.

Pregunta. Stop Naufragios es la última campaña de Jóvenes y Desarrollo para financiar los proyectos en los países que generan más desplazamientos a Europa desde los países del sur, ¿en qué se basa?

Respuesta. Stop naufragios es una campaña de proyectos educativos en los países del sur, donde la pobreza extrema les lleva a a jugarse la vida literalmente tomando un barco. Huyen de una situación insostenible y no se les ofrecen posibilidades. Pensamos que la alternativa a huir es el fomento de la educación. Entre los desplazados se encuentran personas cualificadas, que han podido trabajar para costear el viaje. En efecto, pagan por cruzar el mar, y no sería necesario si se trabajara con las personas para darles oportunidades. La educación es una herramienta para ayudar a estas personas en sus países de origen.

P. ¿Qué les llevó a unir sus proyectos y desarrollar otros nuevos en la campaña Stop Naufragios?

R. Esta iniciativa en particular surge por la avalancha mediática a nivel internacional. Desde Jóvenes y Desarrollo, pensamos que la pobreza y la falta de oportunidades tenían que estar en el centro de esta problemática y por eso queremos ponerlo de relieve. Nos marcamos un margen de un año para trabajar en la educación de niños y jóvenes sin oportunidades de estos países. Sin duda, significa apostar por las personas para desarrollar sus habilidades.

P. ¿Qué motivos llevan a estas personas a desplazarse y huir en busca de alternativas de vida?

R. La problemática principal en estos países guarda relación con la pobreza extrema, que hace que muchos desplazados se jueguen la vida en un viaje incierto y costoso. A su vez, la pobreza es un fenómeno con múltiples causas, entre las que se encuentran la falta de financiación e inversión gubernamental en educación y salud, la deuda externa de estos países con otros de mayor riqueza y también los conflictos internos, en países como Siria o Libia.

P. ¿Qué lleva a Jóvenes y Desarrollo a poner el foco de cooperación en los países del sur?

R. La mayor parte del planeta vive con el 80% de los recursos, mientras la pobreza y la escasez afecta a la mayoría de la población mundial. Nosotros somos unos privilegiados comparados con ellos. En estos países, muchos niños no tienen formación porque deben ayudar a sus familias, o tienen que caminar durante varias horas para llegar a la escuela. Son situaciones superadas por nosotros, pero para ellos son sus causas para no poder acceder a la educación.

P. ¿En qué países se está trabajando desde Jóvenes y Desarrollo?

R. Trabajamos en países con presencia salesiana como Mali, Togo, Senegal, Níger y la República Democrática del Congo, entre muchos otros. En estos países la situación es dramática, ocupan los últimos puestos en la tabla de países según su riqueza y la presencia tiene que ser fuerte. Es una apuesta fuerte por la educación.

P. ¿Se plantean encontrar impedimentos en los países receptores de ayuda?

R. Más allá de la colaboración de los gobiernos o la existencia de mafias, el mayor obstáculo para el voluntariado internacional es la propia situación de estos países. Cuando fomentamos la educación y facilitamos a las personas que desarrollen sus esperanzas junto a sus capacidades, no tienen deseo de huir. Por eso, creemos que el único impedimento es la pobreza.

P. ¿Cómo se puede colaborar con los proyectos de Jóvenes y Desarrollo?

R. Para colaborar con nosotros, hemos abierto un formulario de colaboración en la web para convertirse en socio de la organización. Toda la información está disponible en jovenesydesarrollo.org

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *