“Es muy duro trabajar en una protectora de animales, pero es gratificante”

MERCEDES PRIETO, trabajadora de la Sociedad Protectora de Animales y Plantas de Alicante

mercedes prieto

Mercedes (Alicante) siente que su trabajo de secretaria de SPAP es muy gratificante. Hoy en día todavía no se conoce en profundidad el trabajo que hacen los empleados y voluntarios dedicados a salvar las vidas de animales domésticos. Mercedes relata sin tapujos cómo es el día a día en el albergue.

Preguntas: ¿De qué manera transcurre un día en la protectora?

Respuesta: Nuestro día empieza registrando las llamadas de la gente que nos informa sobre la localización de un animal abandonado a través de los teléfonos de urgencia. Tenemos un teléfono 24 horas y dependiendo de la urgencia se acude en seguida o al día siguiente. Nuestros compañeros acuden con la furgoneta al lugar donde se ha localizado a la mascota y los traemos aquí. Las personas que nos pueden avisar pueden ser, bien los particulares o la policía, tanto local como nacional.

Pregunta: ¿Cuál es el protocolo que siguen a la hora de rescatar algún animal?

Respuesta: Tenemos varios tipo de llamadas. Están las llamadas informativas, en las que la gente nos pide información sobre las adopciones. También están las llamadas de personas que quieren deshacerse de su animal, en las cuales les informamos sobre el protocolo a seguir. Con este tipo de llamadas siempre intentamos que la persona vea que hay otros medios e intentamos que la separación con el animal sea el último recurso.

Pregunta: ¿También suelen recoger animales perdidos?

Respuesta: Sí. Nuestra furgoneta, que está dispuesta las 24 horas del día, realiza el servicio y los traemos al albergue. Inmediatamente le pasamos el lector de microchip para ver si lo tiene y localizar al propietario para que pueda recogerlo. Si no tiene el chip, pasa a la jaula de cuarentena en espera de que alguien lo reclame. Si  por un casual esto no pasase, trasladamos al animal a las jaulas para darlo en adopción.

Pregunta: Cuando traen el animal, ¿se le hace un chequeo para ver si está en perfectas condiciones?
Respuesta: Sí. Lo primero es llevar a la mascota a unas jaulas de recepción donde lo dejamos, bien durante la noche o el día. El veterinario, al final del día, lo inspecciona. Si está enfermo pasa a las jaulas de cuarentena, y si no lo está pasa a las jaulas de adopción. A los perros o gatos extraviados los metemos en los chequeros, que son zonas pequeñas e individuales. Están un periodo de 10-20 días y se les da una zona de cuarentena donde se les observa por si tienen una enfermedad o no. Durante estos 20 días el dueño puede reclamar a su animal. Si este tiene el chip, se busca en la base de datos al propietario y nos ponemos en contacto con él para que venga a recogerlo.

Pregunta: ¿Cómo se reacciona ante la situación de encontrar a un animal desamparado?

Respuesta: Aquí muchos animales se mueren de tristeza. Los hay de 12-13 años que han estado toda su vida con sus dueños. Hay casos de que el propietario fallece y los familiares no quieren ocuparse de él o que han tenido que trasladarse y no pueden llevárselo. Cuando llega aquí, el perro está los tres primeros días sin comer ni beber. Hay algunos que sí consiguen recuperarse y tiran para delante, pero los hay que no.

Pregunta: ¿Cómo clasifican a los animales?

Respuesta: Por tamaño y sexo (esto se hace cuando las hembras están en celo). Hay perros que tienen que estar solo y exclusivamente con perras porque con los machos se lleva mal. Hay de todo y lo que intentamos es clasificarlos de la mejor manera posible. Luego están los que son un poco agresivos; vemos su comportamiento con otros perros y si son peligrosos los pasamos a otro lado.

Pregunta: ¿Qué es lo que suele haber más en la protectora: perros o gatos?

Respuesta: Digamos que dos terceras partes son perros y una tercera parte son gatos, inclusive que sean animales perdidos a la espera de reclamación. Lo que pasa es que los perros van y vienen mucho porque los adoptan. Los gatos están más afincados libremente aquí, aunque también los adoptan. Se bajan a los viveros que están abajo y cuando empieza a oscurecer vuelven porque a última hora se les suele poner más comida.

Pregunta: ¿Hay mucha gente desinteresada que ayude en la protectora?

Respuesta: Sí, hay mucha gente que nos ayuda, tanto económicamente como trayendo pienso, latas, mantas… También nos ayudan mejorando las instalaciones.

Pregunta: ¿Es duro trabajar aquí?

Respuesta: Sí, es muy duro. Pero también es muy gratificante.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *