“Es triste que en 2015 todavía haya gente pasando hambre”

Agustín Botella Pérez presidente del Consejo de la residencia de mayores Virgen de las Nieves de Aspe / (Audio)

Agustín Botella

Agustín Botella, actual presidente de la Residencia de mayores Virgen de las Nieves/ L.Pascual

Agustín Botella (Aspe, 1950) empezó a presidir la asociación que gestiona la residencia de mayores Virgen de las Nieves en febrero de 2012 cuando esta casi entra en quiebra. Actualmente, el centro lleva a cabo la licitación del servicio de comidas para menores que se encuentran en una necesidad especial aprobada por el Ayuntamiento.

Contarán con 40.260 euros y las comidas serán preparadas para niños de entre 1 y 16 años.

 

 

¿En qué consiste el convenio que llevan a cabo con el Ayuntamiento de Aspe?

El Ayuntamiento licitó un servicio de comidas a centro de día y a domicilio, nos presentamos a la licitación y se adjudicó a la residencia. Ahora tenemos la responsabilidad de realizar ese servicio adecuadamente, servir en centro de día y en los domicilios que nos indique el Ayuntamiento a través del departamento de Servicios Sociales.

¿Cuánto tiempo llevan encargándose de esta licitación?

Imagino que el Ayuntamiento llevará más tiempo presentando esta licitación, pero este ha sido el primer año que nos presentamos y hemos sido elegidos.

¿Qué les lleva a presentarse?

El diversificar los ingresos de la residencia, al ser una asociación sin ánimo de lucro vivimos del copago que la Conselleria debe pagar por cada plaza pública, que la conseguimos cuando la Conselleria tiene dinero, y la otra parte es el ingreso mensual que las plazas privadas realizan, entonces con estos dos factores nosotros tenemos que funcionar durante todos los meses.

El hacer los alimentos para los niños nos aporta a nosotros hacer la comida prácticamente sin ningún margen de beneficio, pero también estamos abriendo la oportunidad a que familias de Aspe que no puedan obtener una comida, puedan hacerlo por un precio razonable.

¿Podrían preparar comidas para más personas?

Sí, la capacidad de nuestra cocina es para fabricar 150/180 menús, tenemos 60 usuarios, es decir que tenemos capacidad para fabricar más, el fabricar más menús nos da opción a tener un colectivo diferente del que atendemos, y nos puede ayudar a mejorar.

¿Cuál ha sido la mayor dificultad que ha encontrado durante la licitación?

La mayor dificultad que hemos encontrado durante la licitación ha sido la homologación de los alimentos, es decir, encontrar unos buenos proveedores. Cuando empezamos, necesitábamos que los comercios a los que íbamos a encargar alimentos nos fiasen hasta final de mes que es cuando nos ingresan el dinero, pero muy pocos comercios se fiaban. Además a esto se le sumaba que sanidad nos pedía todo el proceso por el que pasaban los alimentos y sobre todo las pequeñas tiendas no contaban con este seguimiento en mucho de sus productos, así que no podíamos encargarles losalimentos. Actualmente esto ya lo hemos solucionado y hasta podemos elegir entre los proveedores.

¿Cree que en Aspe hay mucha gente necesitada?

En los últimos años detectamos que hay mucha gente necesitada.

Este año la licitación ha salido para ayudar como máximo a 40 usuarios en esta situación, habrá meses que no estén completos porque no estará en la demanda, y habrá otros en los que habrá excesos. Pero hay muchas más personas que lo necesitan por la situación económica por la que está pasando nuestro país. Estando en un lugar como la residencia lo vemos, porque aquí vienen personas con dificultades e intentamos ayudar en lo posible. Una de las cifras en la que más claro vemos esto es el paro en Aspe de casi 2.900 personas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *