“Existe un grupo musulmán radical que está empezando a ir a Mozambique”

Pablo Guardiola, voluntario en África y Responsable del Área Creativa en la UCAM

El islamismo radical está presente en gran parte de África y Asia, y se conocen sus resultados. Pero ignoramos cómo comienza este extremismo ha introducirse en los países, o qué consigue radicalizar a una sociedad con libertad de culto en un territorio hostil hacia cualquier otra religión.

Mozambique goza de una riqueza de dogmas envidiable, con una población del 35% cristiana y un 30% de musulmanes, no conoce la violencia religiosa desde el inicio de su independencia durante los años 60. Sin embargo, hay leves indicios sobre la intrusión del islamismo radical en la antigua colonia portuguesa.

El voluntario y Responsable del Área Creativa en la UCAM Pablo Guardiola (Audio de la entrevista), explica el inicio de esta intrusión que se gesta lenta pero con paso firme, adentrándose en las mezquitas y hablando a los jóvenes sobre el enemigo cristiano.

Un caso que bien podría valer para conocer el modus operandi de este virus religioso que tantas vidas está arrebatando, convirtiendo a Mozambique en un campo de estudio perfecto.

UMH-¿Por qué motivo viaja a Mozambique este verano?

Pablo Guardiola- Mozambique forma parte de un proyecto de las Hermanas Franciscanas, además de haber tenido mucho interés en el país por ser un mundo totalmente distinto al nuestro. Y lo pude comprobar. Y sobre todo, a nivel de trabajo vas a servir, vas a formar y esa es la única actitud que puedes tener para disfrutar.

UMH-¿Diría que en esta antigua colonia portuguesa existe una variedad de culto libre?

P.G.- La libertad es algo muy relativo, y sobre todo en esta parte del mundo. La libertad se está empezando a alcanzar poco a poco, aunque no existe un conflicto entre el mundo musulmán y el mundo cristiano de forma directa.

UMH-¿Qué relación hay el cristianismo y la religión musulmana? ¿Tienen una buena convivencia?

P.G.- Una de las cosas que más me interesaba era conocer esa relación. Para empezar, el porcentaje de musulmanes es mayor -en el norte y la Ilha-, especialmente en la Ilha de Mozambique hay una influencia colonialista muy potente, las iglesias están intactas y hay comunidades cristianas. Hablando con las Misioneras llegué a la conclusión de que la relación entre musulmanes y cristianos es muy buena, casi ejemplar.

Pero sí hubo situaciones, aunque no fui un testigo directo, una de ellas fue la muerte de un cristiano que tuvieron que trasladar a la capital. Su familia tuvo muchos problemas para traerlo de nuevo porque los tanatorios musulmanes de la capital se negaban a llevar cuerpos de cristianos. Esto ilustra que sí hay cierta tensión, una tensión que va en aumento. Existe un grupo musulmán radical que está empezando a ir a Mozambique.

“Si hay cierta tensión, una tensión que va en aumento. Existe un grupo musulmán radical que está empezando a ir a Mozambique.”

UMH-¿Existe algún rasgo diferenciador entre musulmanes?

P.G.- Es fácil diferenciar a un musulmán africano con la tez oscura, del musulmán que llega desde la península arábiga. Este es el que va a las mezquitas, y según nos comentaron las propias misioneras, están empezando a dar un mensaje más radical. Hasta el punto de decirles claramente que no son buenos musulmanes porque tienen una buena relación con el cristiano, cuando un musulmán no debe de ser así. Hace unos seis años que comenzaron a llegar y dar este mensaje.

UMH-¿Podría pensar en radicalismo religioso por parte de estos musulmanes extranjeros?

P.G.- Si entendemos radicalismo como la imposición de tus ideas por la fuerza, sin duda empezaría a haberlo. Yo no conozco casos directos de demostración de violencia, pero el mensaje previo para llegar a ese punto sí que se está empezando a emitir.

Además se está emitiendo un mensaje de violencia a los jóvenes y niños, que son especialmente más influenciables además de poder llevar a cabo el día de mañana acciones radicales con las que romperían la buena armonía que hay entre cristianos y musulmanes.

UMH- ¿En Mozambique se reconoce ese mensaje como radical?

P.G.- Conocimos a pocos musulmanes adultos con los que entablar una relación, aunque sólo con ellos pudimos observar situaciones un poco extrañas. Por ejemplo, uno de ellos enivó un Whatsapp a una de nuestras compañera franciscana en el cual el ISIS degollaba a un cristiano. Aunque esta persona tiene un sentido del humor muy peculiar, e incluso la misionera intentó defenderlo, a mí sinceramente no me gustó nada esa broma pues demuestra frivolidad con este tipo de temas.

UMH- ¿Cree que esta situación podría derivar en un futuro problema para la convivencia entre religiones?

P.G.- Desgraciadamente todo apunta a que sí podría ser, sin duda. Al final, cuando se emiten mensajes de radicalismo y la economía no consigue despegar se crea un caldo de cultivo para excusarse y llevar a cabo acciones violentas. Mozambique está mejorando mucho, se está desarrollando con mucha fuerza, pero sigue siendo un país africano con lo que ello conlleva. Es un país sensible, el desarrollo social y económico no es ni de lejos completo. Por otro lado, los países fronterizos tampoco son estables,  y si a esto se le suma una comunidad joven a la cual se le ha inculcado un radicalismo religioso, podríamos tener un caso muy problemático.

El voluntario Pablo Guardiola viajó en la Ilha de Mozambique y Nampula / Kaskazine.com

El voluntario Pablo Guardiola viajó en la Ilha de Mozambique y Nampula / Kaskazine.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *