Fanatismo, ¿estilo de vida o enfermedad?

Los fenómenos fans han ido en aumento  respecto a los últimos diez años debido a la cercanía entre ídolo – fan  que ofrecen las redes sociales

El diccionario de la Real Academia Española nos trae dos significados de la palabra fan, el primero lo expone como “admirador o seguidor de alguien”, y el segundo “entusiasta de algo”. Ambas definiciones son muy similares, con la diferencia que una es sobre una persona y la otra sobre un hobby. Pero la pregunta importante y que todos nos deberíamos hacer es “¿he sido yo entusiasta o seguidor de algo o de alguien en algún momento de mi vida?”. La respuesta a esa pregunta es “Sí”, todos en algún momento de nuestra vida hemos admirado, seguido a alguien ya sea ya sea porque es famoso o por alguna cualidad que lo caracterice, fijándonos en él o ella para llegar a ser lo que somos hoy en día.

Historia de la evolución de los medios

Los fenómenos fans de masas no son una cosa del ahora como explica la actriz de la serie Violetta Alba Rico, es algo que lleva desde hace años muy presente en la sociedad, desde tiempo tan  remotos como el siglo XVIII con un ilustre de la música como lo es Wolfgang Amadeus Mozart. Mozart es un personaje reconocido mundialmente  hoy en día, y lo es a parte de por su música, por que a la gente le gustaba y sus obras musicales han ido pasando de generación en generación hasta el día de hoy. Es posible que el término fan no tenga más de 50 años, ya que fue una vez finalizada la II Guerra Mundial  cuando los países tuvieron más acercamiento entre ellos, a parte del nacimiento de la televisión en la segunda mitad del siglo XX y la introducción de la radio en la vida cotidiana de la población, que aún siendo un instrumento esencial durante la guerra fue a partir de esta fecha cuando ya no solo era un medio para comunicar lo que ocurría en el frente de batalla.

El el siglo XXI se introdujo otro instrumento que ha conseguido desbancar bastante a la televisión y la radio, y es ni más ni menos que internet. Internet llegó ¨pegando fuerte¨ desde su inicio tanto que hoy en día es un instrumento esencial en la vida tanto de  niños, jóvenes, adultos o ancianos, ya sea para fines de trabajo, ocio o educativos, porque eso es algo que esta muy de moda ahora mismo ya que cada vez más los libros en las escuelas están desapareciendo y dando lugar a a las tabletas como forma de estudio, esto es es un debate en las que hay gente conforme y la que no, pero eso no es de lo que trata este reportaje.

Irene Navarro mostrando parte de su habitación con pósters de la banda musical One Direction/ P.V

Irene Navarro mostrando parte de su habitación con pósters de la banda musical One Direction/ P.V

Redes sociales

Instagram, Twitter, Facebook, Snapchat, Vine son algunas de las redes sociales que han surgido de la era internet y que el 90% de los adolescentes y no tan adolescentes (una edad media entre los 12 y 30 años)  tienen en sus aparatos electrónicos,  para estar atentos al minuto de lo que ocurre en el resto del mundo, y como señala Belinda Pérez, madre de una chica fanática: “ Hace no más de 30 años solo podíamos saber de los famosos cuando salían de vez en cuando en las noticias o en la Super Pop”. Las redes sociales no son usadas únicamente como forma de ocio porque para el sector periodístico, por ejemplo, se ha convertido en una herramienta muy útil para informar y estar informado de los sucesos más importantes al instante, pero igual que facilita el conocer de primera mano los hechos que ocurren a miles de kilómetros, lo hacen con los seguidores y famosos tanto que algunos de los fans sienten a sus ídolos como si formaran parte de su familia llegando a conocer a la figura del famoso más que a sí mismos. “Mis seguidores han llegado a  hablarme como si fuéramos amigos de toda la vida”, expone Alba Rico.

La psicóloga María del Pilar García explica que cuando una persona es muy dependiente de otra es por falta de autoestima, falta de llegar a tener clara su  personalidad y tener una figura a la que fijarse y parecerse porque esa figura es aceptada por los demás. Aquí es cuando nacen los influencers.

Era YouTube

En España están muy de moda los influencers que son básicamente jóvenes que empezaron haciendo un blog hablando sobre temas que más les gustaban, acerca de videojuegos, actores, películas, en resumen hablando de lo que más admiran y compartirlo con la gente que piensen como ellos, pero llegando a un punto que ellos se han convertido en los famosos, y a los que la gente admira. Además de que se ha convertido en una profesión y de la que muchos de ellos viven, pero no es tan sencillo como parece. Están obligados a tener una regularidad en sus redes sociales, viajar de un lado para otro, y estar disponibles las 24 horas del día.

YouTube, a parte de los blog, Instagram, Twitter, es la cuna de los influencers porque por mucho que escribas todas las semanas en un blog o tengas miles de seguidores en Instagram, eso no va a conseguir que tengas esa cercanía con el público que te sigue como lo hace YouTube. Hace no más de cinco años la gente que hoy en día es se ha hecho muy famosa gracias a subir vídeos a YouTube, mejor llamados youtubers, eran consideradosfrikies, que se centraban en los videojuegos, películas, series de televisión, libros, y la realidad es que se han hecho tan reconocidos porque son la viva imagen de sus seguidores, no son perfectos como algunos actores de Hollywood parecen serlo, y son gente de a pie que simplemente empezó subiendo vídeos de las cosas que a ellos les gustaban, sin importar la opinión de los demás. Los youtubers no son ni más ni menos que la representación de todos sus seguidores en un persona.

El surgimiento de los influencers y youtubers ha hecho que el mundo de la publicidad o más bien de las marcas se adapte, ya que como bien dice el nombre los influencers son personas que influyen en los demás, y gran cantidad de gente se fija en ellos a diario, por lo que si ellos salen en sus vídeos con un estilo de ropa o incluso comiéndose unos cereales, lo más seguro es que esa marca de ropa o cereales note que sus ventas aumentan. La sociedad no ha sido consciente hasta hace poco de a dónde podían llegar los fanatismos, pero con el surgimiento de los youtubers e influenecers, y las marcas no han dudado en aprovecharlo porque como bien dice el artículo publicado por Alfonso Espinosa de Todas las claves del fenómeno Fan, “un fan es ante todo un consumidor”. Esto se comprobó el pasado fin de semana en Madrid que tuvo lugar un evento o encuentro, el MadFun , con todos losyoutubers más conocidos del país, llegando a ser uno de los eventos más importantes del año. 

Diferencia entre sexos

Tanto chicas como chicos tienen sus propios gustos y aficiones, porque como dice el dicho “cada persona es un mundo”, pero como dice María del Pilar García: “Las chicas suelen llevar el fanatismo a otro nivel porque buscan la novedad, quieren estar al día, porque se fijan más en los demás y en lo que está de moda”. Por su parte los chicos no se fijan tanto en las modas y se suelen adaptar de forma diferente, pero ellos inclinan su fanatismo sobre todo al ámbito deportivo, no todos, llegando a llevarlo a extremos como los que se aprecian en partidos de fútbol por las rivalidades entre equipos, sobre todo cuando se enfrentan dos equipos con una gran rivalidad como pueden llegar a ser el Real Madrid y el FC Barcelona, ya que sus aficionados se tratan con odio entre ellos, algo que de cierta manera les `influye´ de la propia  propagada que hacen los equipos, esto en términos psicológicos se constituye como el exogrupo, que son los demás grupos que no pertenecen a tu grupo o endogrupo.

“Las chicas tienden a tener un nivel más de fanatismo porque son más lanzadas y buscan lo novedoso, por el contrario los chicos son más acomodados, habiendo excepciones”, afirma la psicóloga María del Pilar.

Personajes ficticios vs verdaderos

Cuando se dice que soy fan de alguien o de algo no tiene porque ser de un personaje real, hay grandes grupos fanáticos que son seguidores de una saga de un libro como lo puede ser Harry Potter, El Señor de los Anillos, etc.

Resto de la habitación de Irene Navarro con pósters tanto de bandas musicales como de series/ P.V

Resto de la habitación de Irene Navarro con pósters tanto de bandas musicales como de series/ P.V

Irene Navarro, fiel seguidora del grupo musical One Direction, ha ido a varios conciertos y a allí ha conocido a gente, pero a la vez de eso se declara fanática de las sagas de libros y de las series, aún así expresa que la gente es más fanática de las bandas de música o de los actores porque por mucho que te enamores o te obsesiones con un personaje de cine o de libro, no deja de ser parte de la ficción.

“Los personajes reales obtienen mayor número de seguidores que los que pertenecen a un libro…”, resalta Irene Navarro

Ser fan, seguidor, admirador de algo o de alguien no tiene nada de malo porque hasta las personas que más seguidores tienen, para llegar ahí se han basado en alguien y les han seguido y fijado en ellos, pero el fanatismo no debe llevarse a niveles de una gran dependencia, sino es imposible vivir para ti y la gente que te rodea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *