“Hace años que la población tiene curiosidad por productos como la soja”

CONCHA SOLER, encargada de la Sociedad Vegetariana Naturista de Elche

plato

Plato típico del comedor vegetariano de la Sociedad Vegetariana y Naturista de Elche / A.P.S

El anuncio de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la carcinogenicidad de la carne procesada y, probablemente, de la carne roja, vuelve a dar protagonismo a regímenes alimentarios alternativos como el vegetarianismo.

Concha Soler (Elche, 1958) es sabedora de las virtudes de esta archiconocida dieta (o estilo de vida, para los más exquisitos) que ya se empleaba en la antigua Grecia. Hace un tiempo que ejerce de encargada en el comedor de la Sociedad Vegetariana Naturista de Elche. Allí, puerros, tomates, zanahorias, pepinos y otras hortalizas invaden los fogones para ser cocinadas por ella de forma tradicional. De carácter sosegado, asegura que es “muy respetuosa”  con los hábitos alimenticios de los demás.

Pregunta: ¿Cómo recibió la advertencia de la OMS acerca de la carne procesada y la roja?

Respuesta: La verdad es que no le di mayor importancia. Creo que el informe tuvo demasiada repercusión pese a las rectificaciones posteriores. También pienso que esta salida de madre no ha hecho ningún daño significativo al sector cárnico. Nosotros, como asociación vegetariana, queremos que cada uno opte por el régimen alimentario que más le apetezca. Tras el anuncio de la OMS parecía que el que comiese carne iba a morir y eso no es así.

P: Vegetarianismo y veganismo son las dos tendencias que reinan el mundo del “plato verde”. ¿Por cuál se decanta?

R: La dieta vegetariana me gusta mucho más. El veganismo es bastante estricto: ni leche, ni huevos, ni queso. Es una vía respetable, pero tiene una gran carencia de vitaminas, como en la alimentación macrobiótica. Puede que, a la larga, acarree consecuencias para quien la realice.

P:  Un estudio de la Universidad Carnegie Mellon en Pittsburgh (Estados Unidos) afirma que el vegetarianismo afecta al cambio climático al consumir más recursos y elevar la tasa de gases de efecto invernadero. ¿Está de acuerdo?

R: En mi opinión, no. Es justamente al revés; se emplean menos recursos que en la ganadería, por ejemplo. De hecho, para producir un kilogramo de vacuno para el consumo hacen falta 25.

P: ¿Qué historia tiene la Sociedad Vegetariana Naturista de Elche?

R: Fue creada hace más de 40 años por amantes de los vegetales. En la provincia no existía nada parecido. Las personas que levantaron el proyecto alquilaron un local y empezaron a cocinar sus propias recetas sin carne. Uno cultivaba lechugas, otros tomates y así se estableció una creencia vegetariana de vida saludable. Asimismo, se realizaban muchas salidas con bicicleta y expediciones montañeras.

La sociedad fue creciendo con el paso del tiempo y nos abrimos un poco más a la gente que no estaba asociada pero que tenía interés por nuestra actividad.

P: ¿Habéis notado un aumento de socios con la “demonización” de embutidos o solomillos?

R: No, aunque actualmente somos algo más de 100 socios, la notoria afluencia del último mes tiene por motivo los excesos gastronómicos de las fiestas navideñas. Realmente, hace años que la población tiene curiosidad por productos como la soja. Nosotros rehusamos de fritos y de latas de conserva. Intentamos hacer trueques con la gente que viene. Por ejemplo, si traen aceite les damos comida. Antes, quien venía, se servía directamente el plato en la cocina, pero la regularización de las normas de higiene impuestas por Sanidad ha cambiado eso. Funcionamos bien, la verdad.

P: Existen distintos tipos de vegetarianos…

R: Sí. Tratamos de cubrir ovolactovegetarianismo, lactovegetarianismo, ovovegetarianismo, apivegetarianismo y veganismo. Los que asisten a nuestros comedor son de un perfil muy variado. Incluso tenemos comensales que comen carne regularmente.

P: ¿Qué opina de la tauromaquia y de la experimentación animal con fines científicos?

R: Estoy en contra. España tiene cuatro o cinco fiestas nacionales denigrantes como el Toro de Medinaceli o el Toro de la Vega. Nuestra asociación tiene un vínculo muy especial con las protectoras de animales porque colaboramos con ellas cuando se necesitan fondos para realizar operaciones quirúrgicas. El tema de la experimentación animal es distinto. Aunque no es de nuestro agrado, siempre es bueno descubrir avances para ayudar al ser humano.

Entrevista realizada por:

Ismael Samain Ul Alam Quesada

Alberto Pascual Selva

Hannah Lapworth

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *