“Hay gente que piensa que donar médula equivale a quedarse inválida”

MATANZAS LAVÍN, BEATRIZ. Community Manager de Asociación “Unidos por la médula”. Entrevista.

Beatriz Matanzas Lavín, Community Manager de "Unidos por la médula". Gema Sola Jiménez

Beatriz Matanzas Lavín, Community Manager de “Unidos por la médula”. Gema Sola Jiménez

La leucemia es una enfermedad de la sangre que cada vez está más presente en las familias españolas, en mayor medida, en los niños. De hecho, es el cáncer infantil más frecuente, suponiendo un 30% de las enfermedades hematooncológicas pediátricas. Conseguir una médula compatible para un enfermo de leucemia es casi tan complicado como encontrar a un gemelo en todo el mundo, dicho con cifras, la probabilidad de encontrar a una persona no emparentada y compatible es de uno entre 50.000. Por este motivo, para los enfermos de leucemia es prácticamente una odisea encontrar una médula que les pueda salvar la vida. Es por ello que, ante la falta de donantes, cada vez son más las personas y asociaciones las que optan por la divulgación en redes sociales como Facebook, Twitter o Instagram, con la iniciativa de conseguir una mayor concienciación social.

Son muchas las asociaciones que apuestan por la difusión de información mediante sus redes sociales, como es el caso de “Unidos por la médula”, una agrupación que surgió en 2014 con un único propósito: concienciar a la ciudadanía de la importancia que conlleva donar médula ósea. Con más de 30.000 seguidores y alrededor de 40 sedes en cada punto de España, luchan día a día para que se produzca un aumento de donantes, y para que todos los enfermos encuentren una médula compatible y puedan sobrevivir a una enfermedad tan fulminante como es la leucemia. Beatriz Matanzas Lavín trabaja en el área de comunicación de la asociación y por ende, es la encargada de la difusión de mensajes y campañas mediante las redes sociales para propiciar el aumento de donantes. “Muchas familias acuden a nosotros en busca de ayuda ante la falta de una médula compatible”, afirma Beatriz.

Además de la propagación mediante redes sociales, realizan jornadas de donación de médula, así como impartir conferencias en universidades de toda España. Por ello, Beatriz destaca que toda acción es buena, pero las redes sociales son las que producen una mayor captación y concienciación. Y añade: “Desde que se conoció el caso de Mateo, mediante una campaña de actuación tanto en redes sociales como en medios de comunicación llamada “Médula para Mateo”, se produjo un punto de inflexión; se percibió un aumento de donantes considerable y además, el niño encontró su médula de una persona no emparentada, un reto difícil de alcanzar”.

Los datos son favorables ya que en 1990, España disponía de 102 donantes de médula. Sin embargo, actualmente cuenta con 230.000 y cada día se registran 120 nuevos donantes, lo que supone un aumento del 11% en 2016. “Estoy muy orgullosa de que aumente la cifra de donantes día tras día, sin embargo, creo que deberíamos ser muchos más, somos 50 millones de habitantes en España, es una cifra un tanto ridícula”, declara Beatriz.

Existen varias técnicas para erradicar la enfermedad, como es la quimioterapia o la radioterapia, pero cuando ambos métodos fracasan, es preciso utilizar la técnica que representa la mejor probabilidad de recuperación para personas que tienen este tipo de enfermedad, el trasplante de médula ósea. Para que la operación sea eficaz, la compatibilidad entre ambas personas, es decir, donante y receptor, debe ser del 100%, de lo contrario, podrían producirse efectos adversos, el fallecimiento del receptor.

Hay tres técnicas para donar células madre: mediante cordón umbilical, donación de sangre periférica o la donación de médula ósea; sin embargo, las más utilizadas son las dos últimas. La donación de sangre periférica, se basa en la extracción de las células madre de la sangre y es equivalente a donar sangre, pero tiene una duración de unas cuatro o cinco horas. En cuanto a la donación de médula ósea, consiste en extraer las células madre, pero en este caso, procedente del hueso de la cadera mediante punción (extracción de células madre mediante una aguja), y puede durar alrededor de una hora. La forma de obtener las células madre se valora en función de las necesidades del paciente y la opinión del donante.

Beatriz asegura que el trasplante de médula no tiene ningún riesgo ni ningún efecto adverso para el donante, sino todo lo contrario, donar médula es beneficioso para el organismo, pues las células madre se regeneran, “la gente piensa que donar médula equivale a quedarse inválida”, añade.

A día de hoy la ciudadanía no está lo suficientemente informada respecto a este tema. “Cuando realizamos campañas en la calle nos encontramos a gente que desconoce la posibilidad de donar médula, y por ende, de salvar vidas; esto es algo muy triste”, asegura Beatriz. Por ello, es imprescindible que además del uso de las herramientas de difusión masiva que ofrece Internet, es necesario realizar campañas de concienciación a pie de calle, ya que tal y como afirma la experta, “las redes sociales están haciendo méritos, pero todavía queda mucho camino por recorrer”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *