Hispagan Gandia toma aire ante un correoso Arcos Albacete

El equipo de Víctor Rubio sale de la zona de descenso y escala hasta la posición 12 en una Leb Plata que se aprieta cada vez más

El pabellón de Gandia se preparaba para un partido duro ante un rival directo en la lucha por la permanencia como era el Arcos Albacete. Tras un inicio de temporada titubeante por parte de los dos equipos, ambos recién ascendidos, llegaba la jornada 9 y con ella las ganas de sumar victorias en el casillero, una faceta pobre tanto en locales como en visitantes. Un magnífico tercer cuarto y el gran acierto desde  la línea de 6,75 del conjunto de La Safor (9/20) resolvieron un choque protagonizado por la remontada que los de Alfredo Gálvez llevaron a cabo en el último cuarto. Los manchegos se situaron a tan solo un punto de los pupilos de Víctor Rubio después de estar con una desventaja de 17. A la postre, tercera victoria que da alas a los gandienses en un choque de necesidades.

Tras un inicio arrollador del conjunto manchego que se llegó a poner con un 0-11 de salida los de Víctor Rubio respondieron subiendo líneas defensivas. Llegado el ecuador del primer cuarto el marcador era de 5-13 para los visitantes y solo el pívot guineano del conjunto local Cheick Sekou con 4 puntos consecutivos aguantaba el alto ritmo de partido que impusieron los hombres de Gálvez.  En el último minuto Hispagan empataba la contienda y tras un robo del escolta Carlos Gil, éste mismo metió un triple en el aire sobre la bocina para poner el 20-17 al término de los primeros 10 minutos.

No es fácil, como aseguraba Rubio en la previa, integrar a 8 jugadores nuevos en una plantilla de una temporada para otra. Menos aún si ninguno de ellos conocía la Leb Plata. Esto se notó en ciertos momentos sobre todo en el juego estático. El montenegrino Tomasevic, una de las caras nuevas de este remodelado equipo, pecó en muchas ocasiones de falta de asentamiento en el equipo.

“No es fácil integrar a 8 jugadores nuevos en una plantilla de una temporada para otra”

Empezaba el segundo cuarto de manera totalmente distinta al primero. “Catch and shout” de Gil que ponía a los locales 6 arriba. La presencia del pívot americano Miller, toda una leyenda en Gandia, ayudó mucho en tareas reboteadoras ya que en los últimos partidos el rebote defensivo había sido un desquicio para el equipo. Además, pese a sus 40 años sigue produciendo en ataque como si de un novato se tratara. En el minuto 6 del segundo periodo el Gandia se ponía con 12 arriba pero en menos de dos minutos el base americano Kristopher  Davis conseguía enlazar 8 puntos de manera seguida que acercaban de nuevo a  4 puntos al Arcos Albacete. Se llegaba al descanso con el marcador igualado: 43-39.

El jugador más destacado del partido, Cheick Sekou, taponando la entrada de un jugador del Albacete

El jugador más destacado del partido, Cheick Sekou, taponando la entrada de un jugador del Albacete // Hispagan Gandia

Los objetivos que se marcaba el “coach” de Hispagan Gandia son claros: mantener la categoría y si se puede aspirar a algo más, adelante. La verdad es que equipo tiene y además combinando juventud con experiencia, algo que muchas veces resulta explosivo. No tan explosivo fue el inicio de temporada de Pape Amadou Sow y así lo aseguró el míster: “No estuvo a la altura de lo que se esperaba de él y le rescindimos el contrato esta semana. Le agradecemos su entrega y compromiso”.

Tras el descanso el Gandia seguía sólido desde la línea de 3. Migui estaba de luces y le entraba todo. Entre él y Cheick, 47 de los 95 puntos de Hispagan. El Gandia se ponía 9 arriba y a partir de ahí impresiciones por parte de ambos equipos. El rebote ofensivo era  la única arma de la que sobrevivía el Albacete, hasta que de nuevo un incansable Cheick Sekou y Miller sellaron la zona y el rebote ofensivo daba puntos importantes a los gandienses. Terminaba el cuarto con un marcador parcial de 68-57, máxima ventaja en todo el partido de los locales.

El respaldo de la afición fue incuestionable, como en cada partido. Sábado tras sábado a las 19:30 el pabellón se llena cada vez más. La gente cree en este nuevo proyecto y ante un rival directo la cifra de espectadores esta vez aumentó hasta llegar a los 1.000, sin apenas butacas libres. También, el entrenador aseguraba que cada día se suben a este barco nuevos sponsors, así como diputación y ayuntamiento.

“Nosotros apostamos mucho por la cantera. Jugadores como Migui o Duch son muy importantes para el club”

Últimos 10 minutos del tiempo reglamentario y el partido estaba donde el equipo quería: con una ventaja superior a 10 puntos. Uno de los más jóvenes como es Migui estaba teniendo una importancia capital en el devenir del partido. Como garantizaba el presidente, Álvaro Peiró: “Nosotros apostamos mucho por la cantera. Jugadores como Migui o Duch son muy importantes para el club”. Y así fue.

Arreón inicial para poner el +15 en el electrónico comandado por Migui y Cheick, los dos jugadores más destacados del partido. El guineano acabó con 30 de valoración y el joven gandiense, con 25. Cuando todo parecía estar hecho, llegaron las impresiciones ofensivas. Parcial de 0-6 para los de Albacete con un Davis estratosférico. A dos minutos para el final los visitantes subieron líneas para intentar algo casi imposible: llevar el partido a la prórroga. A punto estuvieron de lograr la gesta. La presión asfixiante a toda pista provocó nervios en los valencianos y se pusieron a 1 a falta de 54 segundos (86-85). A la postre, volvió a aparecer la figura de Migui con sus triples y un impecable Cheick en tareas defensivas y el partido se quedó en casa. 95-87, resultado final de un encuentro que dio alas a Hispagan y lo coloca en la posición 12 de una liga, ahora, muy igualada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *