Jugando limpio desde niños

Cantera del F.C. Barcelona y Elche C.F

Cantera del F.C. Barcelona y Elche C.F

“Del fútbol aprendemos tres actitudes esenciales a favor de la causa de la paz: la necesidad de esforzarse, el juego limpio, el deber de respetar al adversario… Que nadie quede aislado o se sienta excluido”, Jorge Mario Bergoglio Sívori. Con una cita del Papa Francisco en la que habla sobre los valores de la Fair Play Cup, se daba inicio al Mundial de Fútbol base Elche, el pasado viernes 4 de diciembre. El torneo tuvo una duración de tres días, sin embargo, para quienes estuvimos presentes y formamos parte de él, se convirtió en algo inolvidable.

La necesidad de esforzarse, el juego limpio y el respeto al adversario son algunos de los valores que promueve la Fair Play Cup

La Ciudad Deportiva de Elche acogió con gran alegría la cuarta edición de la Fair Play Cup, en la que participaron aproximadamente 500 niños de 40 equipos nacionales como el Atlético de Madrid, el F. C. Barcelona o el Elche e internacionales como La Juventus y el Benfica, que compitieron en las categorías de Alevines y Benjamines. En la Gala de Inauguración la emoción era palpable, las canchas del Diez Iborra se agitaban con cada tamborada puesto que sostenían, entre otras cosas, la ilusión de cientos de jóvenes, que son promesas del fútbol y  que acuden a este tipo de torneos con la intención de dar un paso más en el camino para convertirse en los mejores del mundo.

La Universidad Miguel Hernández (UMH) jugó un papel muy importante ya que varios de sus estudiantes formamos parte del equipo de organización. Como en años anteriores, los futuros periodistas de esta universidad fuimos los encargados de cubrir el evento, retrasmitirlo, hacer las entrevistas y de las diferentes labores de comunicación. Como novedad, esta vez se unieron a los colaboradores algunos estudiantes de fisioterapia y de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, que estuvieron en los diferentes campos durante todo el fin de semana acompañando a los niños y velando por su bienestar.

El sábado comenzaron los partidos a las nueve de la mañana, pero, los equipos estaban preparados y calentando media hora antes. Los niños corrían de campo en campo para ver los partidos de sus rivales, los entrenadores repasaban sus estrategias de juego y daban las últimas indicaciones, los padres animaban a sus hijos a ganar, a jugar bien, pero sobre todo a disfrutar y gracias a esto la jornada de la Fair Play transcurrió de la mejor manera posible. Los jugadores venían “a divertirse y a vivir nuevas experiencias”, como respondieron satisfechos, en una de las entrevistas, los alevines del Valencia. Los valencianos, quienes entonaron frente a las cámaras una canción para celebrar su victoria frente al B. Obrero con un 13-0, también hablaron de lo importante que era para ellos el trabajo en equipo y el  juego limpio, que es uno de los valores que busca fomentar este torneo.

IMG-20151206-WA0035

Jugadores del Elche C.F. y del F.C. Barcelona después de jugar la semifinal/ Juliana Arroyave

Todos los equipos jugaron con un notable entusiasmo. Sin embargo, el domingo sólo cuatro de cada categoría pudieron competir en las semifinales y estos fueron el F.C. Barcelona (en ambas categorías), el Elche C.F. (en ambas categorías), el Benfica y el Valencia C.F. en la categoría Alevín, mientras que en la categoría Benjamín pasaron el Atlético de Madrid y la Fundación Marcet. Para los chiquillos lo importante era participar y esto lo demostraron los benjamines del Elche C.F. después de perder frente al Atlético de Madrid, cuando declararon, entre risas y lágrimas, que se quedaban “con lo bueno del torneo como haber empatado con el Sevilla C.F.”, que para ellos lo mejor del torneo había sido “tirarse como locos a celebrar el penalti del compañero” y “haber jugado como un equipo”. Después, se hicieron una foto unidos por un gran abrazo colectivo con sus vencedores.

Para los participantes lo más importante era vivir nuevas experiencias, participar y jugar como un equipo

La final se jugó el lunes 7 de diciembre en el Martínez Valero, que se vistió de fiesta para celebrar la alegría de estos niños, sus familias y, especialmente, sus seguidores. También, para marcar un antes y un después en la vida de los jugadores, puesto que para muchos de ellos, el estar en un campo que ha sido de primera división y en el cual suelen jugar sus ídolos, fue una experiencia memorable. Los azulgranas se proclamaron vencedores en ambas categorías, pero todos los competidores ganaron al llevarse buenos amigos y grandes recuerdos.

Audio entrevista 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *