“La Colonia de Santa Eulalia ha sido la piedra en el zapato de todos los gobiernos”

Irene Jiménez Fabra | Concejala  de Urbanismo, Patrimonio y Turismo del Ayuntamiento de Sax (Alicante).

Irene_ConcejalaLa Colonia de Santa Eulalia es un paraje muy apreciado por todos los habitantes de Sax, pues es un importante lugar de reunión en fechas destacadas como Pascua. En al ayuntamiento son conscientes de ello, y por eso intentan buscar soluciones para que este patrimonio no se siga perdiendo, pues la mayoría de sus infraestructuras están en ruinas. Irene Jiménez, concejala de Patrimonio y Turismo, asegura que la situación es complicada porque no se trata de un territorio público, pero confía en que la iniciativa de la Conselleria de declarar este lugar Bien de Interés Cultural sea beneficiosa a largo plazo.

Pregunta: ¿Cuál es la situación actual de la Colonia de Santa Eulalia?

Respuesta: Lo que sabemos es que Conselleria ha iniciado un expediente para declarar este lugar como Bien de Interés Cultural. Si se declara BIC se intentaría, de alguna forma, proteger todas las infraestructuras que hay allí. Pero el principal problema que hay en la Colonia es que todos los edificios son privados. Además, hay muchos problemas jurídicos, ya que son herencias, expropiaciones, embargos, etc. Por lo tanto, es muy difícil que el ayuntamiento pueda meter mano aquí.

P: Por lo tanto, ¿hay intención, por parte del ayuntamiento, de que estos edificios puedan llegar a ser públicos?

R: Expropiar es muy complicado, y más aún cuando no sabemos quiénes son los propietarios. Intentamos encontrar respuestas a través del IBI y del registro de catastro, pero entonces nos dimos cuenta de que son mercantiles y hay un gran entramado, por lo que no sabemos a quién tendríamos que expropiar. Además, hay reclamos de propiedad por parte de unos y otros, y hasta que la justicia no mueva ficha, no podemos ir contra nadie.

P: ¿De dónde surge la iniciativa de declarar este lugar Bien de Interés Cultural?

R: Es una iniciativa que surge en la Conselleria, sobre todo porque una consellera está completamente enamorada de este lugar y está haciendo fuerza para que esto se consiga.

P: ¿Cuáles son las acciones más inmediatas que podría llevar a cabo el ayuntamiento para que esta colonia no siga perdiéndose?

R: El ayuntamiento solo puede actuar en este lugar si hay algo que pueda poner en peligro a los viandantes, ya que las calles de la Colonia son suelo urbano. Si, por ejemplo, se cae una cornisa de un edificio, se puede dar una orden para que se arregle, pero la decisión final es del dueño. En caso de que el dueño se negara, el ayuntamiento tendría que hacerlo de forma subsidiaria, y teniendo en cuenta que todo está prácticamente en ruinas, ¿conviene arriesgarse? Por lo tanto, ahora mismo no se puede actuar de forma inmediata en este lugar.

P: ¿Cree que se debería promocionar más la Colonia de Santa Eulalia turísticamente, beneficiando así al pueblo de Sax?

R: Por supuesto. De hecho, hacemos ruta guiadas a la Colonia, y con la grabación de la serie de televisión de L’Alquería Blanca, las visitas aumentaron muchísimo, pero creo que en su momento no se supo aprovechar. También queremos hacer folletos turísticos específicos de este lugar. Además, en cuanto se resuelva el expediente del BIC, aumentará la imagen exterior de la Colonia y se promocionará más. Por otro lado, si se declara BIC, se podría presionar a los dueños de las distintas infraestructuras a que las restauren.

P: ¿Cree que es algo que los gobiernos anteriores han dejado pasar y no se han preocupado por ello?

R: La Colonia de Santa Eulalia no es algo de lo que los gobiernos se olviden. De hecho, ha sido siempre la piedra en el zapato de todos los gobiernos. Al principio lo haces con muchas ganas, pero cuando te metes de lleno en el problema y ves lo grande que es, lo vas apartando.

P: Además, es un territorio que pertenece tanto a Sax como a Villena. ¿Han pensado en llegar a un acuerdo con el ayuntamiento de dicha localidad para así poder mejorar este espacio?

R: Sí, tenemos pendiente una reunión y hay diálogo entre los dos ayuntamientos.

P: ¿Se podría llevar a cabo alguna acción parecida a la grabación de la serie de L’Alquería Blanca para promocionarla y darla a conocer?

R: Por supuesto. Además, allí se realizan muchos reportajes fotográficos, y pese a estar mal conservado, es algo que está estancado en el tiempo y que tiene historia. Por lo tanto, creo que se puede explotar desde ese punto de vista.

P: ¿Cómo te sientes como ciudadana al ver el estado en el que se encuentra, teniendo en cuenta lo que un día fue?

R: Creo que las palabras que mejor lo definen son “rabia” y “melancolía”. Yo paseo mucho por allí, y cada vez que voy pienso en ello y me siento triste. Es como un reducto que se ha quedado allí a espera de tiempos mejores, porque, en su momento, fue una gran idea, pero como cualquier utopía, es casi imposible de conseguir.

P: ¿Cree que se podría recuperar este esplendor de antaño?

R: En algún momento creo que sí que se podría, pero no sé si la intervención pública sería suficiente. Tal vez habría que buscar algún tipo de financiación privada. De todas formas, confío mucho en que declararla Bien de Interés Cultural tenga una gran repercusión.

AUDIO DE LA ENTREVISTA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *