“La Cooperativa Albafruits es la empresa que más empleo da actualmente en Albatera y en los pueblos cercanos”

Domingo Box y Domingo Arce, presidente y director de la Cooperativa Albafruits de Albatera nos cuentan lo importante que sería para este pueblo conseguir la Indicación Geográfica Protegida para las brevas, este producto es uno de los principales sustentos de la economía municipal y con el IGP su producción y su economía estarían seguras.
Pregunta: ¿Qué supone para la economía municipal de Albatera la breva?
Respuesta: Domingo Arce: Somos prácticamente la única zona productora de breva que hay en España, por eso es un producto con mucho valor. En Albatera hay tres productos: cítricos, granada o higueras, los tres grandes bloques que conforman la estructura agraria del pueblo. La higuera ocupa el 15% de la superficie del campo pero al ser un producto con un alto valor en el precio de venta aporta mucho a la economía agraria, un cítrico puede valer 30 céntimos el kilo pero una breva puede costar 1 euro o 1,50. Aparte de la producción la mayoría de la comercialización de brevas también se hace con empresas de aquí.
P: ¿Cuántas toneladas se han recolectado este año?
R: DA: Este año la climatología no ha ayudado a la cosecha. El volumen de producción ha sido atípico, ha habido una merma del 40% respecto a un año normal en el que la producción de brevas está en una media de 1500 o 1800 toneladas.
P: ¿A qué sitios se exporta este producto?
R: DA: De lo que producimos el 70% se exporta, en el mercado nacional vendemos un 25-30%. En España no es cuestión de consumo es cuestión de precio. A la hora de vender vemos la rentabilidad y vendemos al que más caro compra. Exportamos a toda la UE, países árabes y Asia. Al ser un producto muy caro cuesta mucho penetrar en el mercado pero solo nos queda por mandar brevas a África. Tenemos la ventaja de que en la zona de producción estamos solos no tenemos competencia
P: ¿Qué país demanda más brevas?
R: Domingo Box: Francia y Alemania son los que más. Italia también pero cuando no las producen ellos. En Rusia antes del veto también.

R: ¿Cuál es vuestra relación con los agricultores?
R: DB: Somos 230 agricultores socios, y cada uno tiene sus problemas y sus quejas, pero el resultado y el trato es bueno. Ellos miran por su bien personal y la cooperativa debe mirar por el bien general de todos, entonces siempre hay algunos roces.

P: ¿Cómo es el trabajo en la Cooperativa?
R: DA: Todos los procesos son manuales, no hemos automatizado nada porque la breva es un producto muy delicado. La recolección es manual y el envasado también. Un empleado recolector puede coger al día 800 kilos de cítricos, ese mismo empleado no es capaz de coger más de cien kilos al día de brevas. Los costes de recolección, manipulación y gestión de la breva son carísimos.
P: ¿De qué procesos os encargáis en Albafruits?
R: DB: Un 75-80% lo recolecta el propio agricultor, con lo cual cada agricultor recolecta su cosecha, la trae aquí y nosotros la envasamos en el almacén. El otro 20-25% mandamos al personal de recolección y damos apoyo a los agricultores para facilitarles todo el trabajo de producción. Cada agricultor socio trae aquí su cosecha, se pesa y pone su código de barras. Todo está controlado.
P: ¿Por qué se pidió esta Indicación Geográfica Protegida?
R: DA: La breva en los últimos años ha sido un producto bastante rentable, se ha creado un boom del producto y están plantando en otras zonas. Con el IGP se pretende proteger a quien realmente ha creado el valor añadido de la breva que ha sido término municipal de Albatera. Nosotros intentamos proteger ese valor añadido que ha generado el pueblo que se lo quede el pueblo. No queremos que se plante en otras zonas y el producto pierda valor. El IGP es decir al cliente final que lo que está consumiendo es un producto autóctono.
P: ¿En qué punto se encuentra ese proyecto?
R: DB: estamos a la espera que nos lo concedan. El sello de calidad del producto viene con el IGP. De momento la breva no tiene ningún reconocimiento especial.
DA: El proceso de IGP es como la Denominación de Origen pero con matices. Cuando tu pones el sello en el producto informas al consumidor que es de una zona en concreto, dices que ese producto es mejor que otros y las instituciones son muy cuidadosas con dar denominaciones de origen por si perjudica a otras zonas de producción y los matices son muy importantes. Te protegen a ti pero intentando no perjudicar a otros. Tramitas primero una información ante la Conselleria de Agricultura, si pasa todos los filtros el expediente pasará al Ministerio de Agricultura que pasará otro filtro y por último la solicitud va al Parlamento Europeo que es quien da las IGP.

P: ¿Cuánta gente se emplea por temporada en Albafruits?
DA: La cooperativa tiene una plantilla fija durante todo el año de unos 30 trabajadores, pero durante la campaña de brevas e higos y granada somos alrededor de 150 personas, entre almacén y recolección. Somos la empresa que más trabajo aporta al pueblo de Albatera.
P: ¿Cuál es la implicación del Ayuntamiento en el IGP?
R: DB: Nuestro trato con el ayuntamiento no ha sido bueno durante la etapa del PP. Dio la espalda a la cooperativa desde que entró de alcalde. Con el cambio de gobierno ya hemos tenido contacto con la nueva alcaldesa y el trato ha sido bueno, pensamos seguir trabajando con ella.
P: ¿Recibís algún tipo de ayuda o subvención municipal?
R: DB: Nada, aquí es todo autónomo.

 

Audio de la entrevista

Cuestionario 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *