“Toda familia merece contar con una educación gratuita para sus hijos”

Mª José Fontela del Rey, directora del colegio público Mora Puchol, Alicante.  Entrevista a Maria José Fontela

Maria José Fontela del Rey (Alicante), directora del colegio Mora Puchol, aceptó que su centro de estudios alicantino formara parte del plan piloto basado en añadir un hueco en las aulas de los centros de educación públicos para alumnos menores de tres años. El colegio será uno de los trece de la provincia que incorporará espacio, mobiliario y material escolar para los niños de 2 años que se matriculen este curso.

¿Cómo surgió la iniciativa de que el Mora Puchol formara parte de este plan?

En este centro siempre se ha apostado por una educación libre y gratuita, y han sido muchos los padres los que durante años han pedido al colegio que acojan también a los niños de dos años, ya que no se podían permitir pagar una escuela privada o una guardería. Cuando el Gobierno planteó esta iniciativa, la directiva enseguida la apoyó.

¿No supone la falta de aulas o espacio para estos nuevos alumnos?

Sinceramente, desde un principio supimos que no sería fácil, que habrían muchos inconvenientes, y nos daba miedo no recibir las ayudas suficientes para llevar este plan piloto acabo. Además, ha sido todo muy rápido, y la demanda ha sido enorme, lo cual ha podido suponer un superhabit de matriculados y una falta de espacio. Poco a poco.

¿Se ha tenido que contratar a más profesorado?

Claro. Esa ha podido ser otra consecuencia. No es fácil contar con el personal adecuado para estos niños tan pequeños, que necesitan atenciones y cuidados especiales y que no tienen nada que ver con los mayores de 3 años. Se ha tenido que contratar a dos profesionales más por aula.

Niña de dos años en el aula escolar

Niña de dos años en el aula escolar

 

 

El añadir este sistema en la enseñanza pública puede suponer que miles de personas que trabajaban en guarderías o centros de educación privada pierdan su trabajo. ¿Qué opina sobre ello?

Es un tema complicado. El colegio Mora Puchol entiende a aquellas familias que desean poder contar con una educación gratuita para sus hijos, tengan la edad que tengan. Pero el Gobierno también debería plantear una solución ante aquellas personas que se queden sin trabajo por esto, o al menos mostrar una alternativa. Una solución podría ser que estos trabajadores se incorporaran al colegio público en las aulas de niños de dos años, y que sean ellos los educadores de los mismos.

¿Cómo definiría el futuro de este nuevo proyecto?

Positivo. Y con mucha fuerza. La educación española es de las más deficitarias de Europa, y que planteen proyectos nuevos con la intención de mejorarla siempre será algo bueno, y más si es gratuito para el ciudadano. El colegio espera de corazón que, salga como salga al final el plan piloto, ganen el mayor número de personas posibles, y sean pocas las que salgan perjudicadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *