“La educación que en España se ofrece de manera alternativa, en otros países se oferta desde el sistema”

FAZ VIVES / Coordinadora y docente de la escuela de educación viva y activa Cadella

https://drive.google.com/file/d/0Bz9m8XHA82sQOFRxWV9YYy1UOGc/view?usp=sharing

https://drive.google.com/file/d/0Bz9m8XHA82sQTFFEbllVNkdxZTA/view?usp=sharing

sam_0012

Jorge Domínguez y Faz Vives en el ambiente Ignis (aula 2) / THAIS PEÑALVER

“Aquí al niño se le deja ser”. El qué ya es cosa suya, debería haber añadido Faz Vives, coordinadora y docente de la escuela de educación viva y activa Cadella. Por si esta primera sentencia no hubiese permitido adivinar la filosofía del centro, Rebeca Sanjuan, la segunda de los tres docentes, remarca lo que su compañera ha querido expresar: “Cuando al niño no se le priva de la libertad con la que nace es cuando quiere seguir aprendiendo cosas nuevas”. La mirada se posa ahora sobre Jorge Domínguez, quien completa el personal docente del colegio basado en la educación alternativa que, desde 2013, vive sus años dorados.

Los orígenes del centro se lanza a explicarlos Rebeca Sanjuan: “Aunque la escuela física está ubicada en Castalla (Alicante), la iniciativa nació en Alcoy (Alicante). Y una vez instalados en esta ciudad” –continúa- “nos hemos dado cuenta de que supone un nexo entre diferentes comarcas y facilita la llegada de los niños que vienen desde lugares como Alcoy, San Vicente o Elche”.

Pero no es su origen físico lo que dota a la escuela de interés, sino su procedencia filosófica. “Nuestra educación no es purista; no se casa con ninguna pedagogía, sino que bebe de cada una de ellas”, explica Faz Vives. Las vertientes filosóficas en las que Cadella tiene puesta la mirada son de lo más variadas. Es la Montessori una de ellas en que, según aclara la web www.fundaciónmontessori.org: “El adulto es un simple observador y guía, lo que permite al niño actuar, querer y pensar por sí mismo”.

Además, Vives asegura que otra de las pedagogías que juega un papel importante en su escuela es la Waldorf, ya que abogan por el uso de materiales naturales y confieren importancia al juego simbólico que es “aquel en el cual el niño representa situaciones reales mediante un juego ficticio”, según Laura Aguilera, licenciada en Psicología y especialista en Intervención de Trastornos de la infancia y adolescencia.

“Digamos que nuestra filosofía educativa recoge lo mejor de cada casa”, apunta Faz. “Y, además, tenemos muy presente la psicomotricidad relacional del pedagogo Bernard Aucouturier”, manifiesta una voz masculina. Jorge Dominguez se mete de lleno en la conversación dejando entrever que, además de docente, también es un profesional psicomotricista.

El dictamen de la coordinadora es claro: “Esto está abierto y vivo porque se trata de la filosofía de educación viva y activa”. En resumen: el niño es el que decide qué, cómo, cuándo y dónde quiere centrarse y la principal tarea del profesor debe ser “explotar al máximo el tema que les interese a los niños”, anota Rebeca Sanjuan.

Pero, mientras los niños aprenden lejos de exámenes y deberes, en un segundo plano se está potenciando la confianza y la capacidad crítica de cada ser humano, que es, al final, el punto desde el que parten los valores universales que se palpan en este centro.

A estas alturas ya se lo estarán preguntando: ¿Cuánto cuesta este paraíso para niños? “La matrícula asciende a 500€ y la cuota mensual, a 275€”, indica la coordinadora. Y añade que se realiza un descuento del 20% al segundo hermano y del 30%, al tercero. “Ojalá pudiéramos ser un colegio accesible para todo el mundo, que fuese gratis o en el que se pagase muy poco”, se lamenta Vives. “Pero, tanto para ser legales como para poder trabajar, debemos tener unos ingresos”.

No todo podían ser ventajas. Sin embargo, a fecha de marzo de 2016, existen 40 escuelas públicas de enseñanza alternativa, lo que supone una pequeña cantidad en comparación con el total de las 700 escuelas de este tipo que se encuentran en España, según los datos que recoge la plataforma Ludus.

“Este boom de filosofías alternativas que se viene dando desde 2013 es el resultado de una sociedad que, poco a poco, va abriendo la mentalidad y que adopta una mirada más coherente y respetuosa”, subraya Jorge. “Sin embargo, España ha ido muy lenta en lo que respecta a la aceptación social de este tipo de enseñanza y lo que aquí se ofrece de manera alternativa, en otros países se oferta desde el sistema”, completa Faz a la aportación de su compañero.

Si algo ha enseñado la historia es que el cambio siempre llega, pero que el proceso hasta este es tedioso y complejo. Este equipo de profesionales compenetrado y concienciado se presenta para mejorar el sistema educativo vigente, movido por las exigencias del cliente real: el niño. No queda duda. La escuela parece hacerse eco de la palabra libertad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *