“La estética oncológica me ha permitido desarrollar la inteligencia emocional”

Carla Jiménez Bedia| Especialista en estética oncológica, directora del centro estético ‘Isabel Bedia’ en Alicante

Audio

665716_166890100118749_229443385_o

Carla Jiménez Bedia en el centro estético oncológico Isabel Bedia/ Cedida por Carla Jiménez

Los enfermos de cáncer que reciben quimioterapia y radioterapia sufren grandes cambios estéticos como alopecia, pérdida de peso y problemas de cicatrización de la piel entre otros. Estos cambios suponen un importante impacto psicológico que afecta directamente a su autoestima. Se trata de personas en especial situación de exclusión social debido a la pérdida de su autoconfianza. Los tratamientos estéticos y cosméticos especializados en oncología ayudan a los pacientes a reestablecer su imagen personal y a minimizar el impacto de los cambios. Carla Jiménez Bedia (Alicante,1978),especialista en estética oncológica, lleva 12 años dedicándose a esta actividad. Es directora del centro estético Isabel Bedia donde acompaña al paciente en el proceso completo de la enfermedad y trabaja para que puedan superar las limitaciones.

Este oficio le ha permitido desarrollar su inteligencia emocional y su empatía. Tratar día a día con la enfermedad ha cambiado su percepción de la vida. Maquillaje como método para tapar las inseguridades de esta enfermedad denominada cáncer, una especie de huracán que arrasa con todo y que tiene como epicentro la salud emocional.

Pregunta. ¿El tratamiento estético oncológico ayuda a visualizar y normalizar la enfermedad?

 Respuesta. Sí. Da herramientas al paciente que permiten conseguir la normalización. Aporta recursos. Hay estudios que reflejan que el cuidado estético en el tratamiento oncológico contribuye a la efectividad del tratamiento.

Pregunta. La apariencia física se percibe socialmente como un instrumento para alcanzar el éxito social y laboral. ¿La actividad realizada en este tipo de centros permite cambiar esta concepción?

Respuesta. Los tratamientos del paciente oncológico conllevan muchos cambios estéticos. Según como generes tu bienestar te influencia de una manera u otra. El enfermo de cáncer se ve mal frente al espejo, su sistema inmunológico se debilita y le impide comunicarse con su familia o en el trabajo. Le afecta directamente a la autoestima. El cuidado estético permite que se dediquen tiempo a si mismos y se cuiden. Produce un cambio en el paradigma, en el que probablemente le haya hecho enfermar. “Querernos” es parte de nuestra personalidad. Hemos de pensar lo que necesita nuestro cuerpo.

P. ¿Los pacientes son capaces de optimizar los recursos que proporcionan para aceptar su cambio físico y superar las limitaciones?

R.  Sí. Adquieren hábitos que conservan una vez superada la enfermedad. Mantienen rutinas de maquillaje y de bienestar. En los pacientes se produce un cambio de paradigma en cuanto a los valores. Los pacientes evolucionan, aceptan los cambios y modifican conceptos como el de la belleza o el de la alimentación.

P. En 2012 decide evolucionar en su centro hacia el tratamiento de una belleza más natural a través de la filosofía ayurveda. ¿En qué consiste?

R. Actualmente trabajamos con la marca AVEDA. La filosofía consiste en cuidar a los pacientes con tratamientos derivados de las plantas y de las esencias de las flores. Los parabenes y siliconas derivados del petróleo afectan al paciente, muchos de ellos están considerados como cancerígenos. La medicina ayurveda también introduce rituales de relajación y aromáticos que trabajan a nivel energético los chacras. Hemos de ser conscientes de lo que nos ponemos en la piel.

P. ¿Se trata de un campo por investigar y explorar?

R. Es un campo por explorar ya que existe desconocimiento a nivel profesional. Debería enseñarse en los colegios. En países como Estados Unidos el paciente es tratado por un equipo compuesto por  oncólogos, psicólogos y nutricionistas, entre otros muchos,  que incluye un asesor de estética oncológico. De esta manera puede tener cubiertas todas las necesidades. Es un campo que debería ser incluido como una disciplina más.

P.¿Realizan colaboraciones con centros públicos, con hospitales?

R. No. Trabajamos directamente con asociaciones. Me parece bien que las asociaciones proporcionen actividades gratuitas, pero al ser directora de un centro privado la colaboración con hospitales podría percibirse como un acto lucrativo. Si los hospitales se ponen en contacto conmigo es porque necesitan información del tratamiento que reciben en nuestro centro algunos de sus pacientes. A su vez las enfermeras pueden recomendarles el centro.

P. ¿Qué es lo más gratificante de su trabajo?

R. Ayudar a la gente, por dentro y por fuera. La estética en general lo hace. Te ayuda a ver la vida de otra manera. He aprendido a escuchar a los demás y a empatizar. Sobre todo he podido desarrollar mi inteligencia emocional. Me ha permitido tener una nueva percepción de la vida.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *