“La gestión turística del PP ha dejado bastante que desear, se recurrió a grandes eventos que han sido más fuegos artificiales que otra cosa”

Antonio Miguel Nogués, especialista en turismo de la Universidad Miguel Hernández (audio)

Antonio Miguel Nogués es profesor de la universidad de Ciencias Sociales y Humanas de la Universitas Miguel Hernández de Elche. En 2015 ha publicado su nuevo libro “Etnografía bajo un espacio turístico, sus procesos de configuración”, que trata sobre el análisis de la cultura y el turismo en una pequeña localidad . Nogués es especialista en cultura, antropología y turismo, y ejerce la docencia y la investigación en la UMH desde el año 2000. Se trata de una persona muy bien valorada tanto por los compañeros como por sus propios estudiantes, y su método de enseñamiento consiste en el dialogo, y no en clases magistrales. El especialista en turismo analiza la situación actual del sector en Elche, así como una reflexión profunda de los últimos años.

Pregunta. ¿Cuáles son las claves del turismo?

Respuesta. El mayor problema radica en que es un fenómeno en el cual los destinos donde va la gente tienen las manos bastante atadas porque uno no puede obligar a nadie a atraer a la gente. No se puede forzar a los turistas. Los destinos lo que intentan es seducir, esta es la clave. Para la seducción de los turistas hay pocas herramientas, salvo presentarte de manera bella y engalanada. Las diferencias entre las formas de atraer de cada destino es la manera de presentarse. Lo que se debe de hacer es tener claro a qué segmento de la población te quieres dirigir. Dependiendo de la imagen de gestor que tengas de tu ciudad así la vas a engalanar. Debes de tener claro qué tipo de ciudad estás gobernando. A partir de los recursos que tú tengas has de dirigir las políticas seductoras necesarias para potenciar el turismo en la ciudad.

P. ¿Cuándo se produjo el gran cambio en el turismo ilicitano?

R. A finales de los 90 el Ayuntamiento y el Gobierno Municipal reconocieron la crisis del calzado y de las industrias decidiendo que había que cambiar las estructuras fundamentales en las que se basaba la ciudad. El gobierno de la ciudad en ese caso fue responsable y dieron un giro hacia una ciudad de servicio y estructurada a potenciar el turismo con el Palmeral, el Misteri d´Elx… Todo fue una estrategia política empujada por ese período de crisis. Los hilos se movieron y se realizaron estrategias políticas como los reconocimientos de la UNESCO entre otros. El tipo de ciudad en esos años estaba cambiando, y había que redirigir las estrategias políticas para potenciarla.

P. ¿Qué pensaba el Partido Popular turísticamente hablando que era Elche?

R. Más que de partidos me gusta hablar de corporaciones porque en el turismo la política de partidos no influye demasiado, y sinceramente en este caso no sabría decirte. Pienso que el instrumento para realizar ese engalanamiento era llevar a cabo una estructura alrededor de un organismo dependiente que realmente no sé muy bien cómo ha ido funcionando. Además tampoco se ve que haya realizado grandes cambios respecto a la anterior corporación porque no ha llevado a cabo ningún tipo de giro respecto a los anteriores años, y lo cierto es que ha dejado bastante que desear respecto al turismo en el sentido de que no ha desarrollado la inercia que se había creado en los anteriores años. Por ejemplo la creación de VisitElche todavía no sabemos muy bien para qué se creó. Desde luego creo que se podría haber hecho bastante más. Se recurrieron a grandes eventos que han sido más fuegos artificiales que otra cosa.

P. ¿Qué estrategia de desarrollo se debe seguir para desarrollar el turismo de la ciudad?

R. Una buena estrategia ha sido cambiar el nombre del aeropuerto de Elche Alicante, que es un recurso que debemos aprovechar porque no olvidemos que estamos en el contexto del turismo de la Costa Blanca. Esta es una de las razones por las que Elche en realidad nunca va a dejar de recibir turistas. Elche no tiene competencia en miles de kilómetros a la redonda. El reto es que esa fuente de riqueza pase por aquí. Los flujos turísticos no se pueden controlar, por eso hay que aprovecharlos. Los turistas dependen también de los operadores turísticos. Si las compañías aéreas deciden aterrizar en otros aeropuertos distintos al Altet es muy complicado desarrollar el turismo. Lo único que puedes controlar es tu propia imagen e intentar llegar a acuerdos con los touroperadores para favorecer el impulso del turismo. El Ayuntamiento puede facilitar la implantación de hoteles, mejorar los accesos a la ciudad, las señalizaciones, establecer bonos… en definitiva una política de atracción.

P. ¿Qué le parece Fernando Durá como concejal de turismo de Elche?

R. El actual concejal de turismo en Elche lleva demasiado poco como para emitir un veredicto acerca de si su gestión está siendo o ha sido la adecuada. Cuando uno entra en una nueva corporación lo primero que hace es orientarse, sobre todo para ver si estás de acuerdo con la estructura que te encuentras al llegar al puesto. Es precipitado e inapropiado valorarlo por los apenas 4 meses que lleva, pero cabe esperar que lo hará mejor que la anterior corporación.

P. ¿Qué es lo que hace que un turista se decante por un sitio u otro?

R. Eso siempre va a depender del tipo de turista y sobre todo también de la imagen que quieras dar de tu ciudad, de la forma en que aproveches tus recursos. Eso sí, hay factores básicos que los turistas buscan cuando están de vacaciones, uno de ellos es la seguridad y el otro la calidad. En este último aspecto, la hostelería de Elche y en general la de toda España es una de las mejores del mundo, en relación calidad precio. En definitiva el turismo es una actividad cultural, y los dirigentes de la ciudad son los encargados de dialogar con los hosteleros, hoteles, comerciantes para conseguir que todos los esfuerzos coordinados destinados al impulso del turismo funcionen.

P. ¿Cuál es la imagen de Elche respecto al turismo actualmente?

R. Hoy en día es muy buena, no olvidemos que Elche es conocida en toda España. Lo fundamental es conocer los recursos, en el caso ilicitano serían: las palmeras, el Misteri d´Elx… lo que hay que hacer es ver de qué manera combinándolos puedes hacerlos más eficientes. La gente a Elche va a seguir viniendo a la Costa Blanca, aprovechémoslo. Una de las cosas que no hay aquí en Elche es que no sabemos cómo funciona nuestro mercado turístico. Tan solo tenemos las encuestas que se realizan en la Oficina de Turismo, que desde luego se quedan muy cortas. Debemos saber tratar esa información porque si la cruzas con un conocimiento profundo de los recursos de tu ciudad estoy convencido de que puedes hacer una política óptima que potencie el turismo. En el caso de los datos me refiero a cuantitativos y cualitativos. Un observatorio turístico sería fundamental.

El profesor y especialista en turismo de la UMH

Antonio Miguel Nogués, profesor y especialista en turismo de la UMH

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *