“La jornada continua obliga a los docentes a reciclarse y a formarse, algo que no es obligatorio en los centros con jornada partida”

ASUN BAÑÓN / Presidenta de la Plataforma a Favor de la Jornada Continua en la Comunidad Valenciana

El pasado mes de septiembre cerca de 300 colegios de la Comunidad Valenciana se sometieron a votaciones por parte de los padres de los alumnos para decir sí o no la jornada continua. Esto ya se hizo años antes en otras provincias españolas donde la jornada continua lleva siendo mayoritaria desde entonces. En la Comunidad Valenciana ha surgido la Plataforma a Favor de la Jornada Continua, presidida por Asun Bañón, desde donde ha convencido a los padres para que el sí al cambio de jornada escolar haya triunfado en la mayoría de colegios de la Comunidad.

Asun Bañón, Presidenta de la Plataforma a Favor de la Jornada Continua

Asun Bañón, Presidenta de la Plataforma a Favor de la Jornada Continua.

La Plataforma a Favor de la Jornada Continua en la Comunidad Valenciana comenzó con un grupo de padres procedentes de otras comunidades donde ya estaba implantada la jornada continua o conocedores de la misma. “La mayoría de nosotros la hemos vivido y por eso hemos sido tan férreos defensores de que se regulara, ya no de que se implantara, sino de que se regulara para que los padres pudiéramos elegir”, explica la presidenta de la plataforma.

Muchos de los contrarios a este cambio consideran que los máximos beneficiados del cambio de jornada escolar son los profesores, ya que trabajarían menos horas. “Las horas de trabajo de los profesores son las mismas, incluso en algunos casos aumentan, ya que pueden hacerse cargo de las actividades extraescolares gratuitas que se ofrecen desde el mediodía hasta las cinco de la tarde, en ese caso trabajan más horas sin cobrar más por ello”, desmiente Asun. El beneficio existe para padres y alumnos, los primeros porque pueden recoger a sus hijos del colegio a la hora que mejor les venga y los segundos porque cuentan con más horas libres por las tardes, ya que las clases acaban a las 14:00. “Académicamente no es ni mejor ni peor, pero se reorganizan las horas”, añade.

La jornada continua comenzó el primer lunes de octubre en muchos colegios de la Comunidad acompañada de quejas de los padres por las actividades extraescolares. Según la normativa de la jornada continua escolar: “Las actividades extraescolares hasta las cinco son de oferta obligada para el centro y gratuita y voluntaria para las familias”.

“Desde la administración me dijeron que se permitirían ambas, que los padres elegirían si querían para sus hijos actividades de pago o gratuitas”, afirma Asun. El mayor problema ha sido que las AMPAS han llamado a Consellería para preparar sus actividades y a unas les han dicho que sí y a otras que no. “En ese sentido es un poco ambigua la norma y no quedó clara por parte de la administración porque ellos mismos dudaron, pero esto también pasaba con la jornada partida en horario de comedor. Hemos reclamado una normativa, no para que sea más estricta o menos, sino para que sea para todos igual porque esto es muy injusto”, opina Asun. Desde Consellería han asegurado que sacarán una orden que regule todas las actividades extraescolares de pago dentro del horario escolar. Asun considera que las AMPAS pueden dar el mismo servicio que una academia a un precio más asequible y por eso es importante que esta solución llegue cuanto antes.

También las extraescolares gratuitas son importantes, ya que al tenerlas se ocupa un tiempo que los colegios con jornada partida no tienen. “Nos parece un poco lamentable que ese tipo de discriminación venga desde la Consellería, por ejemplo, en los colegios sin comedor el horario de comida no está cubierto de ninguna forma y en los que tienen comedor sí. Nos parece discriminatorio exigirle esto a centros con un tipo de horario y a otros no”, opinan desde la plataforma.

Uno de los mejores cambios de implantar la jornada continua, según la presidenta, es que la normativa exige que el proyecto del centro sea un proyecto innovador: “No te garantiza una enseñanza de calidad, pero sí obliga a los docentes a reciclarse y a formarse, cosa que no es obligatoria en los centros con jornada partida”.

Asun opina que pese a los problemas y las quejas ocasionados por las actividades extraescolares los padres que han votado sí seguirían haciéndolo de haber sabido que esto iba a pasar, ya que “mucha gente lo que pretendía era acortar la jornada escolar de sus hijos y lo han conseguido, y aunque se queden en el comedor hasta las cinco, ya cambia la dinámica de trabajo”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *