“La utilización de Revive sólo se contemplaría dentro de un plan de acción colectivo”

Michel Ferry, exdirector de la Estación Phoenix ilicitana / (Audio)

El científico francés muestra su preocupación por el progresivo deterioro del Palmeral y además, el especialista apuesta por la aplicación del tratamiento Revive, un método de inyección como solución a la plaga del picudo y solicita al Ministerio de Agricultura que este sea accesible a todos los profesionales certificados.

Ferry saneando una palmera infectada / Imagen cedida por el entrevistado

Ferry saneando una palmera infectada / Imagen cedida por el entrevistado

Pregunta. Un total de 33.000 palmeras taladas en Elche por picudo rojo en lo que va de año y cerca 50.000 ejemplares en 2014. ¿Está en peligro de desaparición el Palmeral ilicitano, no solo el Histórico?

Respuesta. Gran parte de estas cifras se corresponden con palmeras de viveros abandonados que se encontraban infectados por picudo y sin salida comercial. Por tanto lo que se ha hecho ha sido eliminar esos focos. Estos datos indican que el picudo está haciendo mucho daño en el Camp d’Elx. En cambio, en el Palmeral Histórico, que cuenta con 70.000 ejemplares, se habla de un centenar de palmeras taladas. La situación es preocupante porque el deterioro del Palmeral está en marcha y debemos actuar en consecuencia.

Pregunta. En el caso de los viveros infectados, ¿no existía otra opción viable que no fuera destruírlos?

Respuesta. Muchos dueños de viveros han preferido eliminarlos porque mantenerlos suponía una inversión de dinero muy fuerte. En estos casos, es mejor eliminar los focos de plaga de picudo que mantenerlos sin tratamiento ya que la plaga pueda expandirse. Es una opción muy triste pero es el mejor atajo que se puede tomar ante esas situaciones.

Pregunta. ¿Por qué considera que el picudo afecta más en el campo que en la ciudad?

Respuesta. El control de la plaga en el término municipal de Elche se ha centrado en proteger el Palmeral pero también se debe tener en cuenta el campo. No sirve de nada centrar todos los esfuerzos en una de las dos áreas, la estrategia ha de ser conjunta. Uno de los fallos iniciales de la lucha contra el picudo rojo ha sido la delimitación de Conselleria de actuar en un radio de 5 kilómetros, un parámetro que no tiene ni valor técnico ni científico.  La idea es ampliar el radio de actuación dentro de un proceso de lucha en el que Conselleria y Ayuntamiento vayan de la mano en un plan de acción común. Que cada uno haga su parte con una visión global no sirve de nada.

Pregunta. En las últimas semanas el concejal de Parques y Jardines, Antonio García, ha anunciado un cambio de estrategia para pelear contra la plaga orientado a la prevención , detección y tratamiento en lugar de talar los ejemplares infectados. ¿No es demasiado tarde?

Respuesta.  El concejal Antonio García ha dado las grandes líneas del plan, ahora hay que especificar cada etapa y repartir tareas. Desde la Estación Phoenix hemos mostrado la intención de establecer nuevas normativas a nivel autonómico y municipal sobre la gestión y protección de palmeras infectadas. Creo que hace falta formación en los dueños de palmeras sobre cómo tratar una palmera infectada y habilitar un sistema de información geográfico que indique el estado de todos los ejemplares que hay en el municipio de Elche. No es algo que sea muy complicado y permitiría establecer una planificación de los actuaciones y orientarlas a los focos intensos.

Pregunta. Usted ha lanzado una campaña de recogida de firmas a través del Colectivo Mediterráneo para Salvaguarda de Palmeras en la que ponen al tratamiento Revive como solución a la plaga del picudo que está devastando muchos lugares de España. ¿Cuántas firmas llevan?

Respuesta. En Elche hemos recogido cerca de 200 peticiones. Esta petición que hemos lanzado en España es similar a la de Francia o Italia. En el país galo llevamos unas 7.000.

Pregunta. ¿En qué consiste el método Revive? ¿Cómo se podría escapar del monopolio impuesto por la multinacional que tiene la patente del producto?

Respuesta. Con este manifiesto pedimos una modificación de la legislación y una serie de cambios a la Unión Europea contra el picudo rojo. En la Estación Phoenix apostamos desde hace unos años por una técnica de inyección (Revive) que tiene grandes ventajas. Como hemos demostrado entre 2009 y 2011 el tratamiento protege la palmera durante un año, además su aplicación es sencilla y reduce los costes de una manera tan importante que permite pensar en una aplicación a gran escala. El problema es que el producto pertenece a una multinacional que en vez de poner a disposición el tratamiento lo ha puesto a un precio muy elevado. Es indiscutible que ellos poseen la patente y son los reglas de la sociedad en la que vivimos, pero solicitamos a Europa y al ministro de Agricultura que inste a la empresa a poner Revive a disposición de los científicos y personal cualificado.

Pregunta. Una vez conseguida la utilización del tratamiento por personal autorizado en la materia. ¿Qué pasos se deberían seguir en España?

Respuesta. Si conseguimos que el ministro de Agricultura reaccione y Revive sea accesible, la utilización de este sólo se contemplaría dentro de un plan de acción colectivo. Los profesionales hemos acordado en Francia que Revive sólo pueda ser utilizado dentro de un plan común. En Francia se está trabajando a un nivel de cinco municipios para que sea una lucha progresiva y la Estación Phoenix se ha sumado a la iniciativa. En el caso de la ciudad de Elche, el tratamiento debería estar insertado dentro de unas normas marcadas por el Ayuntamiento, como así ha anunciado, para que la aplicación de Revive sea efectiva.

Pregunta. ¿No hay otra opción alternativa al método Revive?

Respuesta. No vemos otra opción posible ahora mismo. La idea es que cuantas más palmeras protegidas haya, más difícil será que vuelva la plaga.  La única manera es aplicarlo y generar una escala más grande. Una vez que Revive esté disponible para los científicos, habría que formar a los profesionales, crear el plan de acción y cambiar las normativas. Debemos aprovechar que en los meses de invierno el picudo no está en activo para establecer reuniones con los actores implicados y hacer un trabajo de evaluación en las próximas fechas con la plaga más tranquila. Y por último, si hay que modificar la legislación, se hará.

Grupo formado por:

– José Antonio Márquez López

– José Antonio  López Ibarra

– Iván Montesinos Berenguer

– Javier López Pérez

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *