“La vida es cáncer”

Jose Luis Soto Martinez

JOSE LUÍS MARTÍNEZ SOTO, director del departamento de Investigación Biomédica del Hospital de Elche.

La vida está llena de contradicciones, vivir para morir es una de ellas, y es muy parecida a algunas que el director del área de Biomedicina del Hospital de Elche, Jose Luís Soto, pone sobre la mesa al hablar del cáncer: “el número de personas que padezca cáncer aumentará en un futuro” pero asegura que “se sobrevivirá más por los avances médicos que se están dando, tanto en el campo de la quimioterapia y medicamentos, como en el campo de la asistencia y efectividad de los tratamientos”.

El especialista en genética humana explica que los hombres son más propensos a desarrollar la enfermedad debido a “cuestiones culturales”, ya que las mujeres se cuidan más que los hombres. Uno de cada tres hombres y una de cada cuatro mujeres va a padecer cáncer en algún momento de su vida. Todo esto, sin dejar de lado que el padecer cáncer también está condicionado por otros muchos factores como la dieta, la exposición a cancerígenos, las causas medioambientales, etc, pero “dentro de eso, la incidencia en hombres es mucho mayor que en mujeres”, asegura.

La supervivencia al cáncer se ha multiplicado por 3 desde los años 70 y es que el responsable del Laboratorio de Genética del Hospital de Elche, asegura que se sobrevive más porque se diagnostica antes. “Una detección temprana de la enfermedad es fundamental. Si un tumor, lo detectas en sus estadíos incipientes, se puede extirpar quirúrgicamente. Si un cáncer se expande, invade otros tejidos y pasa a sangre, es más difícil controlarlo”, declara. Sin embargo también asegura que el sistema sanitario es mucho más capaz de ofrecer diagnósticos tempranos y eso ha sido “un factor importante”. No sólo la supervivencia ha aumentado por el diagnóstico temprano,  los tratamientos, según explica Jose Luís Martínez Soto, han mejorado muchísimo: “no solo la quimioterapia, los fármacos de tipo biológico sino también la radioterapia y la cirugía”. Y eso provoca que en muchos tumores se esté “ganando la batalla” mucho más rápido, y se consiga disminuir los ratios de mortalidad por cáncer.

Martínez también aclara que existen diversas diferencias en cuanto a la mortalidad por cáncer en España. Se habla de un margen a nivel local, de “código postal”, y especifica que es “porque se tiene información epidemiológica de todas las ciudades de España”. El doctor también señala que estas diferencias no sólo existen debido a la dieta, o las exposiciones a determinadas sustancias, sino también por la diferencia “abismal” que existe entre las diferentes regiones de España. “No es lo mismo vivir en un pueblo perdido en la montaña, que vivir frente al Hospital La Paz de Madrid”, y continua: “Sí o sí vas a tener una mejor atención si estás cerca de profesionales y de medios adecuados. Es la calidad, la rapidez, la eficacia de la asistencia lo que a los expertos nos interesa”.

En cuanto a las principales causas por las que contraemos la enfermedad del cáncer, el doctor Martínez explica que existen cancerígenos evidentes como los diferentes tipos de radiaciones, la radioactividad. Pero luego existen otros componentes cancerígenos que encontramos más a diario, como el tabaco. “Todos sabemos que el tabaco produce cáncer de pulmón y prácticamente el 90% de los cánceres de pulmón son producidos directa o indirectamente por el tabaco”, aclara. Pero las personas, aún sabiendo que obtiene componentes que pueden producir cáncer, lo siguen consumiendo: “somos tan complejos psicológicamente que somos capaces de engancharnos a una cosa que es perjudicial por todos lados y somos incapaces de librarnos fàcilmente de ello”, afirma.

En la dieta, explica, que también existen cancerígenos, pero están más “diluidos”, pero debemos tener cuidado ya que “una exposición constante a ellos, podría dar lugar a una predisposición mayor a desarrollar ciertos tipos de tumores”. Martínez asegura que “siempre” estamos expuestos a una serie de sustancias en nuestro entorno, y que de alguna manera puede provocar en las personas la aparición y el desarrollo de la enfermedad: “la vida es cáncer, quiero decir, siempre estamos expuestos a una serie de sustancias y de componentes de nuestro propio entorno que no producen cáncer directamente, pero sí de alguna manera, sumado a otro tipo de exposiciones, pueden favorecer que el proceso sea más rápido.

Pero, aún estando envueltos por el cáncer, se está consiguiendo matarlo y sobrevivir a él, es decir, se está progresando en la investigación y su lucha, ya que en un 50% de los casos diagnosticados de cáncer, se cura o se controla de forma crónica: “se está avanzando, pero queda mucho que recorrer. Sigue siendo una enfermedad bastante señalada. Es un poco tabú hablar de ella, porque la gente lo asocia a enfermedad mortal, cuando no es así porque en un 50% de los casos se curan o se controla de forma crónica”, afirma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *