“La vida no es rígida es flexible entonces son personas que vienen con una patología y las tienen sometidas como cualquier persona que estuviera en su situación”

P1040155
Luisa Pérez monitora de Reiki

Instructora de Reiki en la AECC
Luisa Pérez quiromasajista, maestra de Reiki Usui Shiki Ryoho y maestra por la federación de Europa. Además, voluntaria en la Asociación Española Contra el Cáncer imparte las clases del taller de Reiki. Empezó su andadura en la técnica del Reiki como alumna hace 18 años después de dos años quiso obtener la maestría lográndola en 1999. El Reiki es una técnica oriental y natural que se aplica con las manos que contempla no solo la estructura física del ser humano sino también en las energías.

¿Cómo te enteraste de esta iniciativa de AECC?
Me enteré de esta iniciativa porque debido a mi edad tenía que hacerme unos controles médicos y me destinaron a la asociación. Entonces observe un cártel el cual decía que ofrecían clases de Reiki.

El Reiki es una técnica de energías, ¿cómo lo aplica?
Todos somos energía entonces para hablar del Reiki tenemos que hablar de algo que no se ve, es una técnica natural que principalmente se aplica con las manos que estaba basada en una técnica de la medicina tradicional china. El Reiki ayuda a restablecer el equilibrio, además está reconocido por la Organización Mundial de la Salud como técnica de relajación de estrés y ansiedad porque actúa sobre el sistema nervioso.

¿Cómo son suelen ser sus clases?
Son positivas desde el primer día. Las sesiones del taller duran 40 minutos con un descanso de 5 minutos dividiendo cada clase en 20 minutos. Se crea un ambiente muy cordial en el cual se comparten sensaciones y estas a la expectativa. Finalmente, ves como se involucran y es un momento de relajación que es lo que necesitan.

¿Cómo fue su primera clase?
Trato siempre de abordarlo mismo de la misma manera, según vaya surgiendo sin hacerme cuestiones porque la vida no es rígida es flexible entonces son personas que vienen con una patología y las tienen sometidas como cualquier persona que estuviera en su situación. No trato ni cuestionarme como lo abordo cuando llegamos con total naturalidad vamos viendo lo que surge.

¿Has tenido algún paciente reticente al principio?
No reticentes sino mas a la expectativa de algo que desconocen. En realidad, buscan una finalidad que es estar mas desconectados y tener ese punto de vista más serenos. Además, una vez concluido los talleres tengo alumnos que los llamamos repetitivos

¿Los familiares se muestran involucrados en el taller?
Yo los percibo de la misma manera, de hecho hasta que no llevamos unos cuantos talleres no dicen que son familiares a lo mejor si se presentan al principio pero sino no dicen nada. Ellos me cuentan las mismas sensaciones que los pacientes.

¿El taller que te transmite a nivel personal?
Pues para mi es gratificante pero en un grado donde todos los días cuando me presento en el taller voy sin ningún objetivo personal, el único que me marco es de aplicar la técnica y de como yo a pesar de ser un poco escéptica voy a probar a ver si esto funciona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *