“Las altas densidades de ondas en España están permitidas, mientras en otros países son consideradas una barbaridad”

Natalia Carpena Pérez /Participante activa y promotora de la plataforma de manifestación “Antenas fuera del casco urbano” en Yecla, Murcia. (Audio)

IMG_20151006_101628

Natalia Carpena Pérez

Natalia Carpena  Pérez (Murcia, 1981) habitante de Yecla, específicamente del barrio García Lorca, lleva más de un año vinculada a la plataforma de manifestación conformada por los vecinos de la localidad llamada “Antenas fuera del casco urbano”, la cual tiene como finalidad  retirar del entorno urbano  de Yecla las antenas de telefonía móvil (como las de Vodafone u Orange), que al emitir altas ondas electromagnéticas generan un ambiente poco saludable para sus habitantes, teniendo en cuenta que están ubicadas sobre edificios cercanos a colegios, bibliotecas, parques y  viviendas. Desde su instalación se han registrado un centenar de casos de cáncer en la población. Natalia, en compañía de Alejandro Bautista Ruiz, (otro habitante del pueblo), llevó a cabo una petición en el portal web change.org con el fin de recolectar firmas para retirar estas antenas, y al día de hoy es una de las promotoras principales del movimiento.

Pregunta: ¿Cuál fue el detonante para que cientos de habitantes del pueblo decidieran emprender una plataforma de manifestación en contra de las antenas de telefonía móvil?

Respuesta: El detonante fue que desde la instalación de las antenas se han producido muchos casos de cáncer, y casualidad o no, la gente ha estado un poco preocupada, antes los habitantes no las tomaban como peligrosas, pero a raíz de todos los casos que se han presentado, se les ha atribuido que son peligrosas, así que se decidió montar la plataforma para intentar quitarlas. Algo que nos llama la atención es que el caso de cáncer qué más ha afectado a Yecla es el Linfoma No Hodking, el cual es uno de los más raros, y casualmente se han llegado a tener hasta 5 o 6 casos en un mismo bloque de un edificio. Como agravante han empezado a fallecer personas jóvenes a causa de cáncer; el año pasado murió un joven de 23 años además de sus dos abuelos, los tres afectados por el mismo tipo de cáncer.

P: ¿Los manifestantes han comprobado con profesionales de la salud que la causa de los trastornos en los habitantes correspondan a  las antenas?

R: Normalmente cuando habitantes del barrio García Lorca van al hospital con casos de cáncer, lo primero que los médicos exclaman es “otro más del García Lorca”, o cuando los técnicos vienen a medir la intensidad de las ondas de las antenas  dicen “yo no viviría aquí”, lo paradójico es que luego en los informes, oficialmente todo está bien y no hay nada científicamente comprobado, sin embargo la realidad es otra.

P: ¿Desde la instalación de las antenas en yecla, aproximadamente cuantos casos de cáncer o trastornos han aparecido en la población?

R:  No sabría decir con exactitud cuántos casos se han reportado, pero sí puedo decir que alrededor de tres o cuatro por año en cada bloque cercano a las antenas en el barrio García Lorca que es la zona más afectada, obviamente el resto de Yecla también se ha visto afectada no tan marcadamente pero si con consecuencias.

P: ¿Están los habitantes del pueblo realmente informados acerca de la legalidad que tiene la potencia de las antenas de telefonía?

R: Sí claro, en España está permitido lo que se supone que emiten que son  hasta 450 niveles de campos electromagnéticos, los técnicos han venido a medir y es todo legal, pero hay que tener en cuenta que en  cuanto a la densidad de las ondas de las antenas, lo que en España está permitido, en otros países lo toman como una barbaridad, pero como la legislación de España es tan permisiva en esto y en otros casos pues así estamos.

P: ¿Han solicitado apoyo del ayuntamiento en la causa “antenas fuera del casco urbano”? 

R: Sí, nosotros hemos tenido reuniones tanto con el ayuntamiento como con Vodafone y ambos están esperando si se hace algo o al final no contemplando las propuestas, porque obviamente la compañía de teléfono lo que no quiere es perder dinero y buenas inversiones; aunque al principio el ayuntamiento pasaba un poco del tema y de los manifestantes ahora se ha involucrado más en el tema y se ha dado cuenta de que de verdad hay un problema, y lo que quieren es que los habitantes del barrio estén a gusto y en este momento brinda más su apoyo.

P: ¿Cree usted que existe algún tipo de interés económico por parte del ayuntamiento que influya para que no quiten las antenas?­­­­­­­­­­­

R: Creo que en este momento no, diría que a los únicos que les podría interesar económicamente es a los vecinos que tienen la azotea de sus edificios alquilada, y hoy en día los vecinos rechazan que esté allí la antena, el problema es que tienen un contrato firmado y si lo rompen tienen que pagar. Desafortunadamente hace 15 años cuando les hicieron el ofrecimiento no eran conscientes de las consecuencias que podrían sufrir en el futuro.

P: ¿Han recurrido a personal jurídico para tratar de solucionar el problema de las antenas?

R: Actualmente se están llevando a cabo trámites con abogados para agilizar el proceso, pero existe el problema de que todo se supone que es “legal”, las mediciones son legales, los contratos son legales etc, y con esto es muy difícil avanzar ya que no existe ningún problema aparente para abordar, pero curiosamente cada año empeora la situación.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *