Las redes sociales como mejor editorial

Se acabaron los relatos de magia y fantasía, los cuentos de terror, el suspense,… La nueva moda es la poesía. Limpia, clara y corta. Un par de frases sobre desolación, desamor, soledad o sobre la belleza del amor. Pero la gran novedad es la nueva “editorial” que los jóvenes escritores utilizan para darse a conocer: las redes sociales. 140 caracteres en Twitter o una foto en Instagram y el boca a boca se encargará del resto.

Este año, próximo a su fin, el mundo literario ha sufrido un boom de nuevos escritores sedientos de compartir sus penas y alegrías, en principio solo con el fin de desahogarse o así lo afirma uno de ellos; el padre primerizo Defreds, que se encuentra de gira con su recién nacido, un libro titulado “Casi sin querer”. Pero no es ni el único ni el primero. Irene X, Marwan, Diego Ojeda todos componen la “revolución poética” surgida.

Pero, ¿cómo clasificarlos? ¿Qué son? ¿Escritores, cantautores? ¿Escritores atrapados en el cuerpo de un cantante? ¿Cantantes atrapados en la piel de un escritor? ¿O simples aficionados al verso? En realidad, no importa mucho la definición que se utilice. El caso es, que gracias a ellos, los jóvenes de hoy en día, atiborrados de tecnología y redes sociales, vuelven a ir a las librerías para buscar las obras de estos poetas. Leer vuelve a estar a la orden del día, era muy necesario. Se trata de un primer paso importante para volver a incentivar la lectura en España, aunque sea con poemas de una sola línea, un libro es un libro.

Estos escritores tienen en común su manera de darse a conocer. Comienzan escribiendo un par de tweets bonitos en Twitter, subiendo la foto de una preciosa frase apuntada en una libreta con unos cuantos filtros en Instagram y sus conocidos y amigos, como seguidores, se encargan de que lleguen a más personas. El resto lo hacen los hashtags. Meses después o años, en el caso de otros, miles de personas ya conforman su lista de seguidores, que ya pueden pasar a llamarse fans, y solo necesitan esperar a que una editorial desee publicar un libro con sus poemas y escritos. O también pueden comenzar de forma independiente en el mundo de la música. Eso es decisión suya.

” Me gusta sacar los detalles, supongo que esa es la clave” afirma Defreds.

"El Sexo de la Risa". El primero de los tres libros publicados recientemente por la joven Irene X.

\”El Sexo de la Risa\”. El primero de los tres libros publicados recientemente por la joven Irene X.

Pero su manera de darse a conocer no es el único lazo de unión entre los autores. Su novedosa forma de escribir también les une a todos ellos. Frases concisas, sin rodeos y sin tapujos. Generalmente sobre uno de los dos opuestos: amor y desamor. Y es que es su forma clara de decir las cosas, esas ardientes verdades, lo que según los lectores les hace sentirse tan identificados con ellos. Ese pensamiento que ronda en la cabeza y ahora estos jóvenes le ponen palabras, y ¡fíjate! Llevan razón y hasta suena a poesía. Son esas verdades amargas de Irene X, esos bellos pensamientos de Defreds o esas palabras que son música para los oídos de Marwan las que han hecho de estos escritores un icono de esta “revolución poética” o de esta nueva moda.

Es por esto que esta moda se caracteriza por una escritura liberadora. Decir lo que se piensa sin importar abrir su corazón y su mente a las redes sociales y todos los que las habitan. Un estilo literario que ha enganchado por completo a los jóvenes, quienes ven identificadas sus historias.

“Estamos en una sociedad que hagas lo que hagas te va a criticar” señala Defreds.

El autor Defreds conoce bien a sus seguidores, ha recibido mucho apoyo de su parte y sabe que su público es mayoritariamente femenino pero no importa, como él mismo afirma escribe para desahogarse, es la “liberación de escribir”. Incluso se atreve a ponerse en la piel femenina y a ver desde las miradas de las jóvenes: lo que desearían, lo que odian. ¿Cómo? “Me fijo mucho en los detalles de las chicas y de las personas en general, me gusta sacar los detalles, supongo que esa es la clave”, afirma el joven autor.

Pero la pregunta es: ¿qué ha pasado? ¿Por qué de repente estos escritores escriben lo que piensan, lo que les apetece? Es verdad que las redes sociales han abierto la puerta a una nueva manera de expresarse, pero ese no ha sido el motor que ha originado esta explosión de literatura. El verdadero motor es el cambio de mentalidad, la nueva moda es expresarse sin miedo a las críticas, como señala Defreds: “estamos en una sociedad que hagas lo que hagas te va a criticar”, contar anécdotas propias, escribir un poema personal bajo un pseudónimo como nombre de perfil que aparece al lado de una foto de cara. El nuevo y renovado juego del escondite. No sabes mi nombre, pero esta es mi cara y esto es lo que pienso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *