Los duendes ya no son cosa de niños

El sábado 19 de noviembre tuvo lugar la última edición de FANTA Elx, el festival de cine fantástico de Elche. Y ya van cuatro. Más de cuatrocientas personas asistieron a este evento que reúne lo más novedoso de un género que en los últimos años ha experimentado un boom comercial. El género fantástico ya no es cosa de niños y prueba de ello es que la edad media de los asistentes supera la veintena.

El evento arrancó con el coloquio “El panorama fantástico de Alicante”, presentado por Óscar González. Durante la mañana se presentaron ocho proyectos de carácter fantástico de la mano de los más variados profesionales del cine, la televisión y la literatura. Una de las novedades de este año es la conmemoración del treinta aniversario del estreno de “Dentro del laberinto”, película predilecta de Fran Mateu, director del festival: “ha marcado a una generación más adulta que también queremos que forme parte del evento y puedan así recordar su niñez”.

La IV edición de FANTA Elx conmemora el treinta aniversario del estreno de la película “Dentro del laberinto”

El primero en subir al escenario de FANTA Elx fue Manuel Benítez Bolorinos y su charla sobre “El viaje del héroe de Star Wars”, en el que recogió  desde el ascenso a la caída del héroe fantástico. Durante el transcurso del evento se fueron turnando las exposiciones sobre videojuegos retro, los mejores efectos especiales o la importancia del story board en las películas de animación. Uno de los puntos más interesantes de este festival es el hincapié de sus organizadores sobre la seriedad y riqueza de un género que, en muchas ocasiones, queda clasificado como infantil. Y esta necesidad de dar a conocer los dilemas morales de la literatura fantástica es lo que Carolina Iñesta Quesada, escritora ilicitana y bióloga de profesión, consiguió con su exposición. Su novela, “El guardián de los secretos”, no es apta para todos los públicos: sexo, traición, religión y terror se aúnan en una historia alejada del estereotipo de los cuentos infantiles.

Tras una pausa para comer, el festival continuó con la proyección de más de una decena de cortometrajes, en la que “Behind”, de Ángel Gómez Hernández, logró llevarse el primer puesto en la categoría de mejor cortometraje nacional y el pase al Festival de Cortometrajes de Terror y Fantástico 1000 Gritos de Buenos Aires. Por otra parte, el galardón al mejor cortometraje internacional fue entregado a Hasan Cal Dagil y su espeluznante “Black Ring”, que será visto por los críticos del Festival Internacional Freak Terror Gore Bizarro de Valparaíso. El mejor cortometraje alicantino fue el de Pablo Riquelme y Stephen Scott: “Dead Flowers” les consiguió una plaza en el festival Navidades Sangrientas de Alicante.

_mg_1731

Jesús Callejo durante su exposición en FANTA Elx | Majo Montalvo

Sin embargo, el plato principal de la jornada- palabras de Fran Mateu- fue la conferencia conmemorativa impartida por el historiador y escritor Jesús Callejo. Conocido por su colaboración en programas como Cuarto Milenio, la exposición de este autor leonés no tuvo desperdicio. “La alargada sombra de los seres élficos” fue su carta de presentación en FANTA Elx, pero que el título no os confunda; esta no es una charla para niños.

El historiador hizo un recorrido por el folclore y la tradición mística de la zona, marcando puntos “mágicos” de Elche, como el convento de San José. Además, la minuciosa tarea de investigación sobre elfos, hadas y otros seres fantásticos nos da una nueva perspectiva sobre un género en el que parece que todo está explotado. “La fantasía es esencial para entender ciertos aspectos de la vida. No todo se puede medir y pesar”, afirma el escritor. Y es que Jesús Callejo ha logrado entusiasmar a un público adulto gracias a la incorporación de hechos verídicos a la fantasía, creando así una dualidad entre realidad y ficción que resulta de lo más atractiva para cualquier espectador. “La fantasía triunfa porque engloba nuestra necesidad de creer y también nuestra necesidad de soñar”, comenta Callejo.

“La fantasía triunfa porque engloba nuestra necesidad de creer y también nuestra necesidad de soñar”, afirma el historiador Jesús Callejo

Desde películas ochenteras como “La historia interminable”, pasando por series de televisión como la omnipresente “The Walking Dead” o el mundo mágico de los libros de “Harry Potter”, la fantasía ha conseguido lo que pocos géneros pueden: emocionar a niños y no tan niños. La variedad que este género ofrece, tanto en el cine como en la literatura, le ha otorgado un prestigio entre la crítica con el que es difícil competir. Prueba de ello son los treinta y ocho premios Emmy que el equipo de “Juego de Tronos” ha cosechado en sus seis temporadas, convertida así en la serie más galardonada de la historia. Queda claro que los dragones, elfos y gigantes nunca han estado tan de moda entre ese público nostálgico que soñaba con viajar en el tiempo en un DeLorean.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *