“Los talleres estéticos oncológicos suponen un refuerzo emocional y psicológico para las pacientes”

Ana Isabel Martínez| Responsable del departamento de Psicooncología en la AECC de Sant Joan (Alicante).

Verse bien frente al espejo es un hecho que afecta directamente a la autoestima. En una enfermedad de tal impacto como el cáncer es de vital importancia la permanencia de un nivel alto de autoconfianza para la rápida recuperación del paciente. De esta necesidad surge el taller ‘Ponte guapa te sentirás mejor’, en el que se enseñan rutinas de maquillaje y cuidado estético a pacientes oncológicas. Conseguir un aspecto físico saludable es el primer paso para la recuperación total interna. Ana Isabel Martínez (Alicante, 1973), es la responsable del departamento de Psicooncología en la sede de la AECC (Asociación Española contra el Cáncer) en Sant Joan (Alicante). Actualmente es coordinadora del voluntariado en este área y desde hace 7 años se encarga de trabajar con todas las fases de la enfermedad. Como psicooncóloga, aborda los problemas derivados de la enfermedad trabajando el mundo psíquico, social, familiar y afectivo que rodea al paciente.

Audio

Pregunta. El deterioro físico causado por la enfermedad ocasiona una grave pérdida de autoestima. ¿Cuáles son los principales beneficios psicológicos derivados del taller ‘Ponte guapa te sentirás mejor’?

Respuesta.  El taller permite apoyar a las personas que se encuentran en diferentes situaciones de necesidad a través de los beneficios que aporta el cuidado personal. Ayuda a los pacientes a reestablecer su imagen personal y a recuperar la autoconfianza, ya que se encuentran en una situación de especial vulnerabilidad. La pérdida de su autoestima impide su integración social. De esta necesidad surge el programa. Este aspecto es muy importante a la hora de luchar contra la enfermedad.

Pregunta. ¿Se integra lo suficiente el cuidado estético en el tratamiento curativo de la enfermedad del paciente?

Respuesta. Este tipo de taller minimiza los efectos colaterales de la enfermedad y de los tratamientos. Supone un refuerzo emocional y psicológico. Hablamos de cuidar, no de curar. Intentamos integrar la afección en su día a día, que continúen con sus hábitos de vida saludable. Cuando la enfermedad se instala todo lo demás deja de tener sentido. El hecho de estar enfermo no debe ser un obstáculo.

P. Hay mujeres que se pueden mostrar reacias a los cambios estéticos drásticos. En algunos casos por querer conservar el pelo pierden efectividad terapéutica ¿Cómo convencen de la necesidad de estos cambios?

R. Existen pocas pacientes que rechacen por completo el tratamiento aunque sí que oponen resistencia a la hora inicial del diagnóstico. Se informa sobre los efectos de la quimioterapia en la piel, el pelo etc. Se explica también la importancia de los cuidados estéticos para minimizar esos efectos secundarios. Se intenta promover el apoyo en aspectos no médicos. De esta manera las pacientes se implican más en su propio tratamiento. Lo más importante es informar: de los efectos secundarios, las secuelas, cómo afrontar los cambios y el tratamiento de las emociones.

P. La filosofía de cuidar vertebra el proyecto. ¿Cómo es el trabajo de los voluntarios?

R. Los voluntarios son muy importantes. Facilitan apoyo emocional al paciente y a la familia en la consulta. Desde la asociación estamos muy concienciados de esta necesidad. Llevamos haciéndolo desde el año 2000. En ‘Ponte guapa te sentirás mejor’ han trabajado voluntarios esteticistas de la fundación Stanpa. Mi labor ha consistido en derivar a las pacientes junto con una enfermera. He formado a los voluntarios sobre cómo es la aproximación al paciente oncológico.

P. ¿Cree que hay pocos estudios diseñados específicamente para identificar los trastornos psicológicos asociados a los cambios en la imagen corporal?

R. Hay muchos estudios. Estamos ante un campo explorado pero no implantado. Son actividades complementarias que no se realizan en hospitales, ya que en ellos prima la parte médica. Lo ideal sería que se implantara dentro del sistema. El trabajo de la asociación es representar al paciente. Gracias a las actividades de los talleres podemos completar la parte médica.

P.¿ La afectiva acogida del taller permitirá la creación de otros para ayudar a los pacientes oncológicos?

R. De momento seguiremos en continuidad con la fundación Stanpa. Cada mes realizaremos el taller en el hospital de Sant Joan. También hay diferentes actividades, complementarias que se llevan a cabo con el departamento de Psicooncología como talleres de yoga, reiki, de la memoria etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *